Publicidad
Publicidad

¿Por qué las empresas se están desligando de la Asociación del Rifle en EU?

Aerolíneas, bancos, aseguradoras… las compañías estadounidenses están tomando distancia de la NRA tras el tiroteo que dejó 17 muertos en Florida. Estas son las razones.
En contra
A la baja Los fabricantes de armas están sufriendo un descenso en sus ventas. (Foto: JIM WATSON/AFP)

Las secuelas de un tiroteo masivo en Estados Unidos son trágicamente familiares. Después de la conmoción y el dolor, los defensores presionan a legisladores para aprobar leyes de armas más estrictas. La Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) se mantiene firme. Nada cambia en realidad.

Pero algo más está ocurriendo después del ataque en la escuela secundaria de Parkland, Florida.

La gente está presionando a las empresas para que corten sus relaciones con el poderoso grupo de las armas. Defensores se han centrado no en los vendedores de armas, sino en bancos, agencias de alquiler de coches, aerolíneas, aseguradores y otras compañías relacionadas con la NRA.

“Los estadounidenses han tenido suficiente”, dijo Sannon Watts, fundadora de una organización de madres que piden más regulación de las armas en Estados Unidos. “Se siente como un diferente nivel de energía”, añadió.

Publicidad

En muchos casos, la presión está funcionando.

Delta está terminando con los descuentos a miembros de la organización. United Airlines no ofrecerá más descuentos en vuelos para la reunión anual de la NRA.

Lee: Republicanos piden renuncia de sheriff tras tiroteo

Enterprise Holdings, que controla Enterprise, Alamo y grupos de alquiler de coches en el país, acabará con el acuerdo de descuentos que tenía con la NRA. Igual hará Avis Budget Group, que gestiona Avis and Burget y Hertz.

Publicidad

De igual modo, el gigante de sanidad MetLife está terminando con su programa de descuentos para los miembros de la NRA.

El First National Bank de Omaha se comprometió a dejar de emitir una tarjeta Visa con la marca NRA.

La Asociación Nacional del Rifle emitió un comunicado el sábado diciendo que esas empresas “han decidido castigar a los miembros de la NRA en una exhibición vergonzosa de cobardía política y cívica”:

“Con tiempo, estas compañías serán reemplazadas por otras que reconozcan que el patriotismo y compromiso con las libertades de la Constitución son la característica de un mercado al que desean servir”, dijo la NRA.

Publicidad

nullEn este punto, las empresas que trabajan con la NRA ponen en riesgo sus relaciones con los clientes, dijo William Keppler, profesor de la Columbia Business School.

“Los consejos de administración y sus consejeros delegados (...) están diciendo: ‘Esto es malo para el negocio’”, dijo.

Los clientes están centrando su atención en las empresas que trabajan con la NRA, pero las que fabrican armas también pierden clientes.

Después de escuchar a sus clientes, el gigante de inversiones BlackRock dijo a los fabricantes de armas que quiere entender su respuesta al tiroteo.

Publicidad

Lee: Trump está dispuesto a enfrentarse a la Asociación del Rifle

La firma es la mayor accionista de los fabricantes de armas Sturm Ruger y American Outdoor Brands. También es el segundo mayor accionista de Vista Outdoor, que fabrica artículos deportivos y armas de fuego.

Sus preguntas son precisas para saber a qué prestan atención las compañías de armas.

El Bank of America también dijo que les preguntará al respecto. El banco planea “entablar una conversación con la cantidad limitada de clientes que tenemos que manufacturan armas de asalto para uso no militar para comprender si ellos pueden haber contribuido a esta responsabilidad compartida”, dijo en un comunicado.

Publicidad

Los fabricantes de armas ya estaban sufriendo un descenso en sus ventas antes de Parkland. Sturm Ruger reportó un descenso de dos dígitos en ventas y ganancias el miércoles y dijo que eliminó 700 empleos el año pasado.

Para Watt, poner a las compañías en el objetivo es una manera de presionar a Washington. “Lo que hacen las empresas impacta en la forma en la que los legisladores piensan”, explicó.

Kepper, además, opina que los ciudadanos han empezado a ver a las empresas como “respondedores más confiables que el gobierno”. “Cada vez más”, dijo, “los líderes empresariales se están convirtiendo en la voz de la sociedad”.

OPINIÓN: Donald Trump no va a ser el salvador en la reforma sobre las armas

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad