Publicidad
Publicidad

Rusia y EU causan muertes de civiles "a gran escala" en Siria

De acuerdo con un reporte de la ONU, el Estado Islámico y grupos insurgentes cometieron crímenes de guerra.
Víctimas
Víctimas En 2017, la violencia se recrudeció en Siria y afectó más a la población civil. (Foto: Reuters/Bassam Khabieh)

Ataques aéreos de Rusia y la coalición liderada por Estados Unidos causaron muertes a gran escala de civiles en Siria el año pasado, mientras que el gobierno sirio perpetró ataques químicos ilegales en el bastión rebelde de Guta Oriental, dijeron el martes investigadores de crímenes de guerra de la ONU.

Asimismo, combatientes de Estado Islámico y otros grupos insurgentes cometieron crímenes de guerra, incluidas ofensivas letales contra civiles y su utilización como escudos humanos, afirmaron los investigadores en su últimos reporte, que cubre seis meses, hasta el 15 de enero.

Lee: Corea del Norte envía suministros para armas químicas a Siria, según la ONU

Durante este periodo, "las víctimas del conflicto sirio han sufrido mucho, ya que la violencia reescaló hasta nuevos máximos en todo el país", indicó la Comisión de Investigaciones de la ONU. "Las fuerzas del gobierno (sirio) siguieron usado armas químicas contra grupos armados en Guta Oriental", agregó.

Publicidad

Entre otros hallazgos clave, aseguró que un ataque aéreo de "un avión ruso de ala fija" que usó armas no guiadas impactó el pasado noviembre sobre un mercado, matando al menos a 84 personas en Atareb, al oeste de Alepo, en una "zona de desescalada" declarada por Rusia, Irán y Turquía.

No halló pruebas de que el ataque ruso estuviera dirigido de forma deliberada contra el mercado, pero señaló que "podría equivaler al crimen de guerra de lanzar ataques indiscriminados resultantes en muertes y heridas a civiles", la primera vez que se implica de forma explícita a Moscú en posibles crímenes de guerra.

Lee: Un avión ruso choca en Siria y deja 32 muertos

Además, tres ataques de la coalición liderados por Estados Unidos en una escuela cerca de Raqa en marzo de 2017 acabaron con la vida de 150 residentes, unas cinco veces más de lo reconocido por el Pentágono, que dijo en su día que habían muerto decenas de militantes y no civiles.

Publicidad

Los investigadores de la ONU no hallaron pruebas de la presencia de combatientes de Estado Islámico en el lugar y dijeron que la coalición liderada por Washington violó la ley internacional al incumplir su tarea de proteger a los civiles.

El reporte está basado en 500 entrevistas confidenciales realizadas con víctimas y testigos en el extranjero o en Siria a través de redes sociales. El gobierno sirio nunca ha permitido la entrada del equipo al país.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad