Publicidad
Publicidad

La caravana migrante esperará en la frontera hasta que EU les de asilo

Los integrantes del viacrucis migrante prometieron esperar en la frontera entre México y EU hasta que todos sus miembros reciban el asilo estadounidense.
Solicitud
Solicitud La caravana centroamericana cruzó México para solicitar asilo en EU.

Tras un difícil viaje de un mes, desde Centroamérica hasta la frontera entre Estados Unidos y México, decenas de inmigrantes solicitantes de asilo prometen permanecer fuera de un centro de procesamiento de inmigración hasta que "todos" sean admitidos en Estado Unidos, dijo un organizador con la caravana este domingo.

Anteriormente, los inmigrantes marcharon desde el Parque de la Amistad, en Tijuana, México, hasta el puerto de entrada de San Ysidro. Se pararon en el lado mexicano; del otro lado está San Diego, California. Fue el tramo final para algunos en la caravana de cientos de inmigrantes que llegó a Tijuana el martes.

Alex Mensing, un miembro de Pueblo Sin Fronteras, que organizó la caravana, dijo que 50 inmigrantes fueron admitidos en el centro de procesamiento de inmigración, en el lado mexicano. Sin embargo, eso es incorrecto. Los inmigrantes se congregaron en un puente que conduce a la frontera con EU mientras esperaban que los procesaran los funcionarios estadounidenses.

Antes de que llegara el grupo, los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza estadounidense dijeron que el puerto ya había alcanzado su plena capacidad, y es posible que los migrantes que intentan ingresar a Estados Unidos tengan que esperar en México mientras los funcionarios procesan a los que ya están en la instalación.

Publicidad

nullAlgunos inmigrantes dijeron que habían caminado la última etapa del viaje llenos de ansiedad. Otros engullían la comida antes de ingresar al centro, temerosos de que no hubiera comida una vez que se entregaban a los funcionarios fronterizos de EU.

Una mujer en silla de ruedas dijo que dejaba una parte de ella en México. Ella no sabía a dónde iba, solo que iría a Estados Unidos, dijo.

Anticipándose a la marcha final de un viaje que ha irritado al presidente Donald Trump, simpatizantes cubrieron ambos lados de la frontera el domingo.

Los inmigrantes dicen que quieren una vida mejor para ellos y sus hijos, a salvo de la violencia y la pobreza en sus países de origen. La caravana es una misión tanto humanitaria como activista, ya que los organizadores crearon el evento para llamar más la atención sobre la situación de los migrantes.

Publicidad

Una de esas migrantes es Gabriela Hernández, una madre embarazada de dos hijos que huyó de Honduras y cruzó Guatemala hacia México para unirse al grupo que se dirigía al norte. Ella y sus dos hijos dejaron atrás a sus amigos y familiares y lucharon contra el hambre y el agotamiento a lo largo de un largo viaje de un mes.

Lee: Trump amenaza con parar al gobierno por fondos para el muro

"Hay personas que piensan que me desperté y dije: 'Oh, quiero ir a Estados Unidos'. No es tan fácil", dijo.

Isabel Rodríguez, de 52 años, viajó con sus dos nietos, Anderson, de 7 años, y Cristofer, de 11, de El Salvador con la caravana durante varias semanas. Ella dijo que estaba agradecida de estar en Tijuana, pero estaba preocupada por lo que viene.

Publicidad

"Escuché que están separando a personas que no son padres de niños", dijo, "pero estoy lista para llegar a la frontera".

¿Por qué es diferente esta caravana?

Durante los últimos años, caravanas migratorias similares se han aventurado hacia la frontera con Estados Unidos. Pero este viaje se ha hecho más conocido debido a los tuits críticos de Trump y la gran controversia que rodea su política de inmigración.

Publicidad

"He instruido al secretario de Seguridad Nacional para que no deje entrar a estas grandes caravanas de personas a nuestro país. Es una desgracia. ¡Somos el único país del mundo tan ingenuo!", escribió Trump.

"Si los miembros de la 'caravana' ingresan ilegalmente al país, serán remitidos para su enjuiciamiento por ingreso ilegal de acuerdo con la ley existente", dijo la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, en un comunicado.

En general, obtener asilo es difícil. Más de las tres cuartas partes de los inmigrantes que solicitaron asilo de El Salvador, Honduras y Guatemala entre 2011 y 2016 perdieron sus casos, de acuerdo con estadísticas de la corte de inmigración publicadas por Transactional Records Access Clearinghouse de la Universidad de Syracuse.

Publicidad

Recomendamos: ¿Qué pasará con la caravana migrante en la frontera?

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad