Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El plan de 'brexit' de Theresa May recibe cada vez más presión

Los diputados euroescépticos proponen recurrir a tecnología ya existente para evitar una frontera visible en la isla de Irlanda, en contra de lo planteado por la primera ministra.
Presionada.
Presionada. Según medios británicos, varios diputados conservadores rebeldes se reunieron para analizar cómo y cuándo desafiar el liderazgo de Theresa May.

LONDRES- La primera ministra británica, Theresa May, está cada vez más presionada por sus diputados euroescépticos, que este miércoles propusieron recurrir a tecnología ya existente para evitar una frontera visible en la isla de Irlanda tras el brexit, el principal escollo de las negociaciones entre Londres y Bruselas.

En las actuales conversaciones sobre el brexit, la líder conservadora ya ha presentado a la UE el plan "Chequers", que contempla la creación de un área de libre comercio para bienes después de la retirada británica en 2019, lo que evitaría los controles de aduanas y mantendría abierta la frontera irlandesa.

Sin embargo, este programa -consensuado por el gobierno en julio- ha sido rechazado por el ala más a la derecha del Partido Conservador porque estima que el Reino Unido seguirá ligado a la UE y hará difícil negociar acuerdos comerciales con otros países.

Recomendamos: Reino Unido buscará volverse una "superpotencia exportadora" tras el 'brexit'

Ante el descontento del grupo euroescéptico "tory", cuyo claro exponente es el exministro de Exteriores Boris Johnson, estos diputados, reunidos en el Grupo Europeo de Investigación (ERG, siglas en inglés), dieron a conocer este miércoles un documento alternativo para solucionar el espinoso asunto de la frontera irlandesa.

De acuerdo con su propuesta, el Reino Unido y la UE tendrían equivalencia de regulación para los productos agrícolas en la isla de Irlanda, lo que evitaría una frontera dura.

Publicidad

Las dos Irlandas mantendrían, además, una Zona Común de Bioseguridad, lo que facilitaría el libre movimiento de estos productos agrícolas a través de la frontera.

Lee: Los servicios sanitarios de Reino Unido peligran por un 'brexit' sin acuerdo

Los euroescépticos estiman que esta alternativa es viable porque los controles de aduana podrían hacerse en otro lugar que no sea en la frontera física entre ambos territorios.

Proponen que las declaraciones aduaneras adicionales se incorporen a las actuales sobre el Impuesto al Valor Añadido (IVA).

El actual comercio "está bien situado para establecer soluciones técnicas y procedimientos de aduana simplificados que ya están disponibles", señala el documento.

"La UE podrá mantener la integridad de su mercado interno sin montar una frontera dura (visible) a lo largo de la frontera con Irlanda del Norte", agrega el texto en respuesta a la insistencia de Bruselas de que haya una "barrera" para proteger el mercado único.

Recomendamos: El jefe del Banco de Inglaterra se queda más tiempo para lograr 'brexit' exitoso

La solución presentada por el ERG despejará el camino para que el Reino Unido pueda "desarrollar una política comercial independiente", insistió el exministro del brexit David Davis, que forma parte de este grupo.

En opinión de los "rebeldes", su propuesta es "racional" y "pragmática" para ayudar a desbloquear las negociaciones, que avanzan con dificultades por el asunto de la frontera irlandesa.

La primera ministra ha insistido, sin embargo, en que "Chequers" es el único plan sobre la mesa que cumplirá con la voluntad de los británicos (que votaron en un referéndum en junio de 2016 a favor del brexit) al tiempo que se evita una frontera dura en Irlanda.

Lee: Panasonic trasladará su sede de Londres a Ámsterdam por el 'brexit'

En medio de estas presiones que afronta May para que cambie su plan del brexit, varios diputados conservadores rebeldes se reunieron anoche para analizar cómo y cuándo desafiar el liderazgo de la jefa del Gobierno, revelaron este miércoles los medios.

Unos 50 euroescépticos hablaron abiertamente anoche en una reunión en Londres sobre cómo "jugar con las reglas" relativas al liderazgo de la formación a fin de expulsar a la primera ministra.

Para desafiar su cargo, el llamado Comité 1922, integrado por el grupo parlamentario de la formación, debe recibir cartas de los diputados -un mínimo de 48- expresando su intención de iniciar el proceso para elegir a un nuevo líder.

Ante las conjeturas sobre este desafío a May, el diputado euroescéptico Jacob Rees-Mogg, miembro del ERG, dejó claro hoy que él quiere mantener en el poder a la primera ministra, pero que el objetivo es que abandone el plan "Chequers".

"La política (sobre el brexit) necesita ser modificada", dijo Rees-Mogg, pero sostuvo que en lo relativo a otras cuestiones "respalda" a la actual líder.

Londres y Bruselas negocian el brexit, pero hay incertidumbre sobre si ambas partes podrán ponerse de acuerdo en octubre, la fecha tope que se han fijado, si bien el negociador comunitario, Michel Barnier, dio a entender esta semana que podría haber pacto en seis u ocho semanas.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad