Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Un diario del Holocausto revive en Instagram

Una adolescente y su padre usan la red social para difundir el diario de Eva Heyman, una joven que vivió en Hungría durante la invasión Nazi.
Eva
Reconocimiento. El nombre de Eva nunca ha sido tan reconocido como el de Ana Frank, pero ahora su historia puede ser conocida gracias a Instagram.

(CNN)- El diario de Eva Heyman comienza muy inocentemente. Es su cumpleaños; cumple trece y escribe sobre sus sueños de ser periodista y casarse con un inglés.

La adolescente judía húngara comenzó su diario en febrero de 1944, un mes antes de que las fuerzas nazis invadieran Hungría. Sus páginas pronto se volverían el relato de una jovencita sobre el mundo que se transforma a su alrededor.

"Querido diario: Tú eres el más feliz porque no puedes sentir la gran desventura que nos ha pasado", escribió el 19 de marzo.

Su diario se publicó hace varias décadas, pero hasta ahora había recibido poca atención, fuera de un pequeño monumento en lo que hoy es Oradea, Rumania.

El diario de Eva abarca un periodo de solo 108 días. Escribe sobre muchos de los momentos que van llevando poco a poco a lo inevitable.

El 31 de marzo de 1944 escribió: "Hoy emitieron una orden de que desde ahora, los judíos tienen que llevar un parche amarillo en forma de estrella. En la orden explican exactamente qué tan grande tiene que ser el parche de estrella y que tiene que estar cosido en todas las prendas exteriores, sacos o chaquetas. Cuando la Abuela se enteró, empezó a portarse mal otra vez y tuvimos que llamar al médico".

Publicidad

El nombre de Eva nunca ha sido tan reconocido como el de Ana Frank, cuyo diario es lectura obligatoria en muchas escuelas del mundo. Pero ahora, su historia volvió a cobrar vida en Instagram.

A partir del miércoles 1º de mayo, día en el que se conmemora el comienzo del Holocausto en Israel, y hasta el jueves, 2 de mayo, el diario de Eva se recreó y se publicó como historias cortas en Instagram con la intención de llamar la atención y educar a un público más joven. Una vez terminada, la "Historia de Eva" se quedará en línea para siempre.

Los videos son creación de Maya Kochavi y su padre, Mati, originarios de Haifa, Israel. "Estábamos buscando una forma de lidiar con la memoria [del Holocausto] y manejarla de forma que sea relevante para la generación más joven de hoy", dijo Mati, empresario tecnológico de 57 años entre cuyos emprendimientos se cuenta la fundación de Vocativ, una empresa de medios.

Para el proyecto, consiguieron a docenas de actores, cientos de extras y crearon escenas de la era nazi en Lviv, Ucrania. Luego grabaron todo como lo habría hecho una adolescente: con un iPhone.

"Una de las formas más fuertes de transmitir realmente lo que pasó en el Holocausto es hablar con un sobreviviente", explica Maya Kochavi, de 27 años. "Tenemos que pensar en formas más creativas y fuertes de transmitir los horrores del Holocausto a la generación más joven, que no tendrá la oportunidad de hablar con un sobreviviente".

Cada día del diario de Eva se ha transformado en una nueva historia de Instagram que se agrega a la cuenta. El 10 de mayo de 1944, escribió: "No tengo idea de cómo será después; siempre pienso que esto es lo peor y luego me doy cuenta de que todo puede empeorar más, mucho más. Hasta ahora teníamos comida; ahora ya no tenemos nada".

Más de 70 años después, la memoria del Holocausto se preserva en documentos y museos. Yad Vashem, el museo del Holocausto en Israel, publicó en internet las últimas cartas de las víctimas del Holocausto para que el público pueda leer estas poderosas notas personales.

No todos están contentos con esta lección en redes sociales. "La ruta de la 'Historia de Eva' a las selfis en las puertas de Auschwitz-Birkenau es corta y empinada", escribió Yuval Mendelson, maestro de Civismo, en una columna para el diario israelí Ha'aretz .

"Al final se juntarán todos incrédulos y los negativos y cada uno nos hablará sobre nuestra juventud perdida y desconectada, carente de valores y de vergüenza".

Los creadores del proyecto rechazan estas críticas. "Las redes sociales, especialmente Instagram, son superficiales, especialmente si buscas contenido superficial", dijo Maya Kochavi. "Pero si buscas contenido poderoso, que tenga magnitud y que incluso pueda causar revoluciones, lo encontrarás fácilmente ahí".

El 30 de mayo, Eva hizo su anotación final: "Querido diario: No quiero morir, todavía quiero vivir, aunque eso signifique ser la única que quede de todo este distrito".

Tres días después, deportaron a Heyman de Hungría y la enviaron a Auschwitz, según Yad Vashem. Murió en la cámara de gas el 17 de octubre de 1944.

Conforme desciende la cantidad de sobrevivientes del Holocausto, los Kochavi esperan que Eva se vuelva el rostro renovado de los recuerdos de un evento que nadie quiere recordar, pero que el mundo nunca debería olvidar.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad