Publicidad
Publicidad

Los incidentes de antisemitismo en el Reino Unido están cerca de niveles récord

Una organización registró 727 incidentes antisemitas en los primeros seis meses de 2018 en un país que fue considerado uno de los lugares más seguros para los judíos tras la Segunda Guerra Mundial.
Protesta
Protesta Las semillas de esta crisis se encuentran en la elección de Jeremy Corbyn como líder laborista en 2015.

LONDRES (CNN) - Mark Lewis, un famoso abogado, se va de Gran Bretaña. Desgastado por años de abuso antisemita y amenazas de muerte, ha decidido que ya es suficiente.

El hombre planea comenzar una nueva vida en Israel con su pareja, Mandy Blumenthal, para fin de año. Ambos nacieron y crecieron en Inglaterra. Ambos están listos para irse.

"Solo quiero salir de aquí. Es algo enorme que hacer, pero en realidad he tenido suficiente", dijo Lewis. "Quizás a la gente de Israel no les guste por mis ideas políticas, pero no por ser judío".

Dos personas han sido encarceladas anteriormente por amenazar con asesinarlo por ser judío, dijo Lewis. Ahora, dijo, ha llegado a la etapa en la que está "casi insensibilizado a las amenazas", que llegan tanto de la derecha como de la izquierda.

Publicidad

Lee: El papa Francisco pide perdón por abusos a menores en Chile

La decisión de la pareja surge tras las acusaciones de antisemitismo del principal partido obrero de Gran Bretaña y su líder, Jeremy Corbyn. Al mismo tiempo, los incidentes de antisemitismo registrados están cerca de niveles récord.

El Community Security Trust (CST), una organización benéfica que lucha contra el antisemitismo, registró 727 incidentes antisemitas en los primeros seis meses de 2018, el segundo total más alto registrado en la primera mitad de un año desde que el CST comenzó a enumerar estos incidentes en 1984. Solo el total de los primeros seis meses de 2017 fue mayor.

El clima actual ha sacudido a la comunidad judía, que consta de aproximadamente 300,000 habitantes en Reino Unido.

Publicidad

Desde que el Reino Unido acogió a unos 90,000 judíos europeos al surgir la Segunda Guerra Mundial, se ha considerado uno de los lugares más seguros del mundo para los judíos. Pero la situación está cambiando.

"Estamos viendo a los judíos británicos hablar cada vez más sobre irse y también vemos a personas que se van, no solo a Israel, sino también a Estados Unidos y Canadá, y Australia también es un destino", dijo Gideon Falter, presidente del Campaña contra el antisemitismo (CAA).

Es difícil precisar las cifras exactas de cuántas personas se han ido o están considerando activamente desarraigar sus vidas, ya que Israel es el único país del mundo que rastrea específicamente la inmigración de judíos, dijo Falter.

Recomendamos: ¿Abusos en Pensilvania afectan a la confianza en el credo católico?

Publicidad

Yigal Palmor, director de comunicaciones de la Agencia Judía para Israel, dijo a CNN que 213 judíos se habían mudado de Reino Unido a Israel entre enero y junio, un 9% más que en el mismo período del año pasado. Sin embargo, el número total de personas que se mudaron del Reino Unido a Israel en 2017 fue menor que en los tres años anteriores.

¿Cómo llegó Reino Unido a esta situación?

La situación actual es compleja e implica el cambio de arena política, la capacidad de las redes sociales para hacer eco y amplificar los puntos de vista de una minoría y una corriente subyacente de antisemitismo.

Publicidad

En el frente político, el Partido Laborista durante mucho tiempo ha sido considerado como un hogar natural para los judíos británicos. Las semillas de esta crisis se encuentran en la elección de Jeremy Corbyn como líder laborista en 2015.

Corbyn tiene una historia de asociación con grupos marginales de izquierda cuyo apoyo a la causa palestina a menudo se filtra hacia el antisemitismo, escribió el comentarista político John McTernan a principios de este mes. Cuando Corbyn se convirtió en líder, esos puntos de vista se incorporaron a la corriente principal.

Lee: ¿Tienes 1 mdp?, puedes comprar la 1a edición de 'El origen de las Especies'

La disputa dentro del Partido Laborista llegó a un punto crítico el mes pasado, cuando el órgano rector del partido adoptó un nuevo código de conducta que incluía la definición de antisemitismo de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA) de 38 palabras, pero no todos los 11 ejemplos de lo que podrían constituir comportamiento antisemitas.

Publicidad

Los grupos judíos -y algunas altas figuras del Partido Laborista- han pedido al liderazgo del partido que adopte la definición de IHRA en su totalidad, pero los líderes parecen estar preocupados de que inhibiría las críticas a Israel y sus políticas.

Como el tema que sigue dominando los titulares de Reino Unido, Corbyn escribió un artículo de opinión en The Guardian en el que rechazaba la idea de que un Gobierno laborista sería cualquier tipo de amenaza para la comunidad judía.

Publicidad

Keith Kahn-Harris, un sociólogo y escritor judío radicado en Londres, dijo a CNN que Corbyn y la gente que lo rodea han pasado años hablando con la minoría que está de acuerdo con ellos, y como resultado "encuentran excepcionalmente difícil comunicarse con la mayoría judía".

Abusos verbales, físicos y en InternetLas cifras del Community Security Trust muestran que más de 100 incidentes antisemitas se registraron cada mes de enero a junio de este año, con los totales mensuales más altos en abril y mayo. El grupo dice que es "probable" que las tensiones entre Gaza e Israel y la confusión dentro del Partido Laborista "hayan causado en parte" el aumento.

Publicidad

"No sé cuántas personas están pensando activamente en esos términos de abandonar el país, pero ciertamente muchos judíos están preocupados por lo que depara el futuro", dijo a CNN Dave Rich, jefe de política del CST.

Aunque es difícil de cuantificar, la publicidad en torno al antisemitismo puede haber llevado a que se produjeran más incidentes y a que se denunciaran más, opinó.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad