Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Florida sigue con su reapertura a pesar de un récord de casos de coronavirus

El estado necesita abrir con urgencia su economía, dependiente del turismo, aunque el jueves superó la marca de los 3,000 nuevos contagios en las últimas 24 horas.
jue 18 junio 2020 01:19 PM
Reactivación
Florida está reactivando lentamente su economía, que necesita desesperadamente a los turistas para sobrevivir.

Los casos de coronavirus aumentan a niveles récord en Florida, mientras multitudes de turistas disfrutan de playas y hoteles con vagas reminiscencias de lo que fue el confinamiento, muchos sin máscaras y con la distancia social en el recuerdo.

El estado está sumando a diario desde hace más de dos semanas millares de casos nuevos de COVID-19, contabilizó este jueves otros 3,207 contagios, un récord, en medio de una reapertura sin posibilidad de retroceso, según dijo el gobernador estatal, Ron DeSantis.

Publicidad

Este estado en el sureste de Estados Unidos está reactivando lentamente su economía, que necesita desesperadamente a los turistas para sobrevivir y, con más urgencia, en un año electoral.

Pero mantener un balance entre las medidas de salud pública y la necesidad de salvar empleos es un desafío, mientras expertos alertan que Florida puede ser el nuevo "gran epicentro".

Las críticas a la postura tajante de DeSantis, que insiste en que el ascenso de los casos entra dentro de lo esperado por el aumento del número de pruebas de COVID-19, no se han hecho esperar y provienen tanto de políticos como de científicos que indican que hay señales de que se están dando "más contagios en la comunidad".

Un caso real que está teniendo gran repercusión en los medios es el de un grupo de 16 amigas que estuvieron celebrando un cumpleaños en un bar de Jacksonville (norte de Florida) el 6 de junio y han dado todas positivo en las pruebas de COVID-19, al igual que siete trabajadores del establecimiento.

Venezolanos habituados a vivir en crisis se adaptan a la pandemia en Miami

Florida suma más de 82,000 infectados de COVID-19 y más de 3,000 fallecidos.

La cantidad de personas que mueren por día no ha aumentado, pero sí el porcentaje de nuevos positivos respecto a la totalidad de casos: 10.3% este miércoles, contra 5.5% el miércoles de la semana pasada, según el Departamento de Salud.

Publicidad

Sin embargo, la gente está harta de la pandemia y aumentan las tensiones entre los portadores de máscaras y quienes reniegan de ellas.

"No es fácil", dice Kathia Joseph, dueña de la panadería francesa Blue Paris en Miami Beach, una isla barrera frente a Miami. "Tenemos que estar detrás de ellos, pedirles que usen máscaras. Algunos no se lo toman nada bien".

En la calle, un hombre discute con su conductor de Uber porque se niega a subir al coche con la máscara y, en la playa, un "embajador de distancia social" es intimidado por un grupo de juerguistas que bailan en la arena con unos tragos de más.

Joseph dice que sólo la mitad de sus clientes acceden a cumplir las reglas. Es una proporción que también observa Diane, una mujer de 60 años que viajó desde Texas en coche para echarse sobre la arena de Miami Beach.

"Parece que la gente sólo quiere seguir adelante con sus vidas y están decididos a asumir el riesgo", dice Diane, quien no quiere dar su apellido, antes de darse un baño de mar con la máscara quirúrgica puesta.

Falta de información

Sin embargo, el dato importante es cuántas de las pruebas realizadas en un día dan positivo, pero el portal del Departamento de Salud de Florida no lo incluye en su "pantallazo" de la situación diaria.

Expertos citados en los medios indican que se duplicó en las últimas semanas y ronda ahora el 10 %.

Publicidad

Lo mismo pasa con las hospitalizaciones, que este miércoles totalizaban 12,389 desde el 1 de marzo y el martes eran 12,206, lo que indica que aumentaron en 183 en 24 horas.

Sin embargo, son datos acumulados que no indican cuántas personas están hospitalizadas por COVID-19 actualmente en Florida.

Citando la estabilidad en las cifras de hospitalizaciones y muertes, las autoridades atribuyen parcialmente el incremento de los casos al aumento de las pruebas, que ahora se hacen agresivamente, gratis y a quien lo pida.

Pero muchos suenan la alarma porque los tests por sí solos ya no justifican tantos resultados positivos, y señalan la reapertura que comenzó en mayo y las protestas contra el racismo de las últimas tres semanas como responsables de propagar el COVID-19.

Mary Jo Trepka, presidente del Departamento de Epidemiología de la Florida International University (FIU), declaró al canal de televisión Local 10 que si hay un porcentaje mayor de positivos en las pruebas y más "gente yendo a las emergencias hospitalarias con enfermedades similares al COVID-19", hay indicios de que está habiendo "más contagios dentro de la comunidad".

El alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, anunció este miércoles que se va a controlar más el cumplimiento de las directrices de seguridad por el COVID-19 y que el castigo para los negocios que no las acaten será la clausura.

"Si eres el dueño de un negocio y decides que éste no es tu problema, ten la seguridad que vamos a hacer que lo sea", dijo.

Por su parte, el alcalde de la ciudad de Miami, Francis Suárez, reiteró que solo volverá a poner a la gente en confinamiento si las cosas llegan a un punto de peligro, pero por ahora no lo ve necesario.

El alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, dice que "no se trata de eliminar el riesgo, sino de controlarlo".

"Aunque no consigamos que el 100% de la gente respete las normas, si la mayoría lo hace, ya reduciremos tremendamente el virus y salvaremos vidas", dice a la AFP.

Los dos meses y medio de confinamiento fueron un mazazo para esta isla de 93,000 habitantes. Antes de la pandemia, Miami Beach recibía siete millones de turistas al año. Ahora, la ciudad pierde ganancias de 3.5 millones de dólares por semana.

Ahí está la encrucijada. La ciudad necesita turistas desesperadamente, pero interactuar con los clientes de forma segura "es un gran desafío para nosotros", dice Joseph, de 34 años. "Aunque estamos felices de volver a trabajar".

Algunos negocios están cerrando sus puertas definitivamente. También Joseph decidió clausurar su panadería y abrir un café cubano cerca de Ocean Drive, el paseo marítimo que concentra la poca actividad de la isla.

"Un tiro en el pie"

"No vamos a cerrar; vamos a seguir adelante", dijo el martes el gobernador Ron DeSantis, un aliado del presidente Donald Trump en un estado clave para ganar la presidencia en noviembre.

La semana pasada, el gobernador accedió al deseo de Trump de celebrar su nominación republicana en un evento sin distancia social y ofrendó la ciudad de Jacksonville, en el noreste.

El estado comenzó a reabrir lentamente su economía en mayo y la mayoría de sus negocios están abiertos con capacidad limitada e instrucciones de mantener el distanciamiento social.

Pero en los últimos días, varios bares y restaurantes en Tampa —que inició su reapertura antes que Miami— debieron cerrar porque algunos de sus trabajadores se contagiaron del virus.

Y, el miércoles, un modelo del Hospital de Niños de Filadelfia alertó que "Florida tiene todas las marcas para convertirse en el próximo gran epicentro".

DeSantis "se está pegando un tiro en el pie", dijo Aileen Marty, una experta en pandemias de la Universidad Internacional de Florida (FIU), a la revista Politico.

"Él piensa que minimizar la amenaza del virus ayudará la economía", prosiguió. "Será un tiro por la culata porque si las personas no entienden lo peligroso que es este virus, actuarán de maneras irresponsables".

La demócrata Nikki Fried, comisionada de Agricultura de Florida, un cargo electivo, acusó al gobernador DeSantis de haber perdido "el control" en la respuesta al COVID-19 y de hacer que se pierdan vidas humanas con su "arrogante" postura de negar la realidad.

"Su política simplemente no están funcionando y está reabriendo Florida de manera imprudente a pesar de que los datos están gritando 'Precaución'", dijo Fried en un comunicado.

Con información de AFP y EFE

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad