Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Joe Biden y Donald Trump cruzan acusaciones sobre las protestas antirracistas

Mientras el presidente asegura que la "izquierda radical" demócrata perdió el control en ciudades como Kenosha y Portland, el ex vicepresidente lo acusa de fomentar la violencia.
mar 01 septiembre 2020 05:05 AM
Un salvador
Joe Biden se presentó como el salvador de Estados Unidos frente a otros cuatro años de más de Donald Trump.

Muestra de la polarización que vive Estados Unidos, el presidente, Donald Trump, y su rival demócrata en las elecciones de noviembre, Joe Biden, se acusaron este lunes mutuamente de incitar la violencia, después de que una persona falleciera en los disturbios raciales del fin de semana en Portland, Oregon .

Tras meses de encierro por la pandemia, Biden reapareció en Pensilvania, un tradicional bastión demócrata que hace cuatro años optó por Trump, para responder a los embates del mandatario, que lo llama "débil" y se presenta como el único garante de la "ley y el orden".

Publicidad

El ex vicepresidente de Barack Obama, que lidera en las encuestas para las elecciones del 3 de noviembre, contraatacó, describiendo a su rival republicano como "una presencia tóxica" desde hace cuatro años, que no sólo "no ha sido parte de la solución" sino que es "parte del problema".

La oleada histórica de manifestaciones contra el racismo que sacude al país desde la muerte del afroestadounidense George Floyd por un policía blanco en mayo, ha degenerado en la última semana en saqueos, tiroteos mortales y acciones de justicieros de derecha en Kenosha, Wisconsin, y en Portland, Oregón.

"Arden los incendios y tenemos un presidente que aviva las llamas en lugar de luchar contra ellas", dijo Biden en un discurso de 22 minutos centrado en la pregunta: "¿Realmente se sienten más seguros con Donald Trump?".

"Este presidente perdió hace mucho tiempo cualquier liderazgo moral en este país. No puede detener la violencia, porque durante años la ha fomentado", aseguró.

Trump "puede que crea que pronunciar las palabras 'ley y orden' lo hace fuerte, pero el hecho de que no haya pedido a sus propios seguidores que dejen de actuar como milicia armada en este país muestra lo débil que es", dijo.

La violencia "empeora las cosas" y "debe terminar", subrayó Biden invocando a dos íconos estadounidenses de los derechos civiles y campeones de la resistencia pacífica: Martin Luther King Jr y el recientemente fallecido legislador John Lewis.

Publicidad

"Saquear no es manifestarse. Prender fuego no es manifestarse. Nada de esto tiene que ver con manifestarse. Es anarquía, punto y final, y quienes lo hacen deben ser procesados", señaló.

En ese sentido, citó en otra parte de su discurso a Julia Jackson, la madre de Blake, quien tras los sucesos en Kenosha ha asegurado que ni su hijo ni su familia se ven reflejados en la violencia y la destrucción.

Biden acusó a Trump de infundir miedo sobre los disturbios e ignorar la pandemia que ha dejado 183,000 estadounidenses muertos y una aguda recesión económica, en medio de incidentes violentos de nacionalistas blancos "envalentonados".

"Señor Trump, ¿quiere hablar sobre el miedo? ¿Sabe a qué le teme la gente en Estados Unidos?", preguntó mirando fijamente a la cámara en una sala casi vacía para evitar la propagación del coronavirus.

"Tiene miedo de tener COVID. Tiene miedo de enfermarse y morir. Y eso en gran parte se debe a usted", dijo.

"A eso se reduce toda su campaña presidencial: miedo", señaló.

Biden, por otro lado, respondió a Trump sobre sus acusaciones de respaldar a lo que denomina como "izquierda radical".

"Ustedes me conocen, conocen mi corazón, saben mi historia, la historia de mi familia. Pregúntense ¿Parezco un socialista radical con debilidad por los alborotadores? ¿De verdad?", interrogó Biden, quien se presentó como el salvador de Estados Unidos frente a cuatro años más de Trump.

Publicidad

"La izquierda radical perdió el control"

Por su oarte, Trump amaneció con una serie de mensajes en Twitter en los que culpó al alcalde de Portland, el demócrata Ted Wheeler, y a la "izquierda radical" de los altercados de los últimos días.

"Portland es un desastre, y lo ha sido por muchos años. Si esta broma de alcalde no la limpia, ¡entraremos y lo haremos por ellos!", amenazó Trump en Twitter.

En otro mensaje en la misma red social, el presidente cargó contra los alcaldes y gobernadores de "la izquierda radical".

"Los gobernadores y alcaldes de la izquierda radical en ciudades donde esta loca violencia está pasando, han perdido el control de su 'Movimiento'. Se supone que no iba a ser así, pero los anarquistas y los agitadores se dejaron llevar y no escuchan más -¡incluso han forzado a Joe (Biden) el lento a salir de su sótano!", clamó Trump.

El mandatario acabó con un último tuit en el que dijo: "¡LEY Y ORDEN!".

El presidente ha aprovechado el suceso para reforzar su mensaje de "ley y orden" de cara a los comicios del 3 de noviembre, en los que opta a la reelección, mientras que Biden reiteró este lunes sus acusaciones a Trump de incitar a la violencia.

La reacción del presidente al discurso de Biden no se hizo esperar e inmediatamente después tuiteó: "Acabo de ver lo que Biden iba a decir. ¡Para mí, él está culpando a la policía, mucho más que a los Alborotadores, Anarquistas, Agitadores y Saqueadores, a los que nunca culpará o perderá los apoyos del Radical de Izquierdas Bernie (Sanders)!", indicó.

Más allá de las propias palabras del presidente, el director de Comunicaciones de la campaña de Trump, Tim Murtaugh, culpó en un comunicado a Biden de no condenar a "las turbas de la izquierda que queman, saquean y aterrorizan las ciudades estadounidenses".

Por su parte, desde la Casa Blanca, su portavoz, Kayleigh McEnany, destacó que el presidente visitará mañana Kenosha, pese a los llamamientos del gobernador y el alcalde para que no viaje allí, donde no tiene planes de encontrarse con la familia de Blake.

"Actualmente, los planes son reunirse con la policía local y algunos dueños de negocios y evaluar los daños", dijo a periodistas en la Casa Blanca.

Biden, de 77 años, supera a Trump, de 74, en el promedio de sondeos nacionales y también lleva la delantera en varios estados clave, aunque con una ventaja menor.

Con información de AFP y EFE

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad