Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Por qué Armenia y Azerbaiyán se disputan la región de Nagorno Karabaj?

Desde el domingo, ambos países sostienen cruentos ataques para hacerse del control de esta zona separatista azerbaiyana, pero el conflicto también involucra intereses de Rusia y Turquía.
mar 29 septiembre 2020 02:55 PM
Un conflicto centenario
Azarbaiyán y Armenia se han disputado el control de Nagorno Karabaj desde principios del siglo XX.

Armenia y Azerbaiyán, dos ex repúblicas soviéticas del Cáucaso, se profesan un odio tenaz desde hace décadas a raíz de un conflicto territorial, que desde el pasado domingo se ha materializado en mortíferos combates.

Este martes, la guerra ha avanzado más allá del enclave de Nagorno Karabaj, la zona en disputa y escenario de cruentos combates, lo que amenaza con convertir un conflicto territorial en una contienda regional.

Publicidad

Esto es lo que sabemos sobre el conflicto entre armenios y azerbaiyanos, que podría arrastrar a un enfrentamiento armado a Turquía y a Rusia.

Los combates armados dejan a Azerbaiyán y Armenia al borde de la guerra

Un conflicto de más de 100 años

En el corazón de las relaciones tóxicas entre Armenia y Azerbaiyán está la región de Nagorno Kabaraj, que está en disputa desde hace más de un siglo.

Territorio del Imperio ruso disputado por Armenia y Azerbaiyán en la guerra civil que siguió a la revolución bolchevique de 1917, Nagorno Karabaj, de mayoría armenia, fue integrado en 1921 por Stalin a la república socialista soviética de Azerbaiyán con, a partir de 1923, un estatuto de autonomía.

En febrero de 1988, estallaron enfrentamientos interétnicos, en un contexto en que Armenia y Azerbaiyán seguían formando parte de la URSS. El 10 de diciembre de 1991, Nagorno Karabaj proclamó su independencia de Azerbaiyán, con el apoyo de Armenia, con la disolución de la Unión Soviética de fondo.

A esto le siguió una guerra que dejó 30,000 muertos y centenares de miles de refugiados.

El 17 de mayo de 1994, un alto el fuego negociado por Moscú entró en vigor. Los armenios controlaban entonces alrededor de una quinta parte del territorio de Azerbaiyán, incluyendo Nagorno Karabaj.

En 1994, la Organización para la Cooperación y la Seguridad en Europa (OSCE) creó el "Grupo de Minsk", formado por Estados Unidos, Francia y Rusia, con el objetivo de encontrar una salida al conflicto.

Publicidad

Pese a esta mediación y a varias rondas de negociaciones, no se alcanzó ninguna solución y Bakú (Azerbaiyán) y Ereván (Armenia) no consiguieron ponerse de acuerdo sobre el estatuto de este territorio, que la comunidad internacional considera azerbaiyano. Hasta ahora, no se ha concluido ningún tratado de paz.

En noviembre de 2008, Armenia y Azerbaiyán firmaron una declaración con miras a una "solución pacífica" del conflicto, pero los choques persisten.

Antes de los combates del domingo, los enfrentamientos recientes más importantes ocurrieron en abril de 2016 y dejaron unos 110 muertos, entre civiles y militares de ambos bandos.

Un alto el fuego negociado por Rusia puso fin a los combates, pero los disparos y los enfrentamientos en la línea del frente siguen siendo frecuentes.

Un año conflictivo

El 12 de julio de 2020, estallaron combates en la frontera norte entre los dos países, lejos de Nagorno Karabaj, poco después de que el presidente azerbaiyano amenazara con abandonar las negociaciones de paz y considerara que Bakú tenía derecho a buscar "una solución militar al conflicto".

A partir del 17 de julio, los enfrentamientos bajaron de intensidad pero se registran incidentes a diario. Según los balances oficiales, 19 personas murieron en julio, 12 militares y un civil azerbaiyanos y seis soldados armenios.

Publicidad

Según la experta Olesya Vartanyan, del International Crisis Group, el aumento de las hostilidades se explica esta vez, en especial, por la ausencia de mediación internacional reciente. "Estos combates causaron mucha emoción y llamados a la guerra que desgraciadamente no fueron contenidos por una mediación internacional", lamenta.

Escalada militar

La reactivación del conflicto el domingo en Karabaj se caracteriza por una intervención militar de mayor envergadura. Azerbaiyán realizó bombardeos aéreos, usó artillería y tanques, y afirma que ha conquistado territorios.

"Estamos asistiendo a acciones muy coordinadas en varios lugares del frente con dos campos bien preparados", explica Olesya Vartanyan.

Estos enfrentamientos están menos localizados que los anteriores de abril de 2016, en Nagorno Karabaj.

"En 2016, principalmente fueron combates entre soldados de reconocimiento. Ahora vemos intervenciones completas con grandes medios", dice Gela Vasadze, experto instalado en Tiflis, capital de Georgia.

Ambos bandos decretaron también la ley marcial y una movilización militar, una "novedad", según Vasadze, desde el inicio de los años 1990.

El experto estima sin embargo que ninguno de los dos campos tiene "los recursos suficientes" para mantener un esfuerzo de guerra de "este alcance durante mucho tiempo".

¿Qué relación tienen Rusia y Turquía con este conflicto?

Turquía, que tiene ambiciones geoestratégicas en el Cáucaso y en la Asia central ex soviética, ha hecho de Azerbaiyán, un país de habla turca rico en hidrocarburos, su principal aliado en la región, una amistad alentada por su aversión por Armenia. Ankara apoya a Bakú en su voluntad de recuperar Nagorno Kabaraj.

"Es inadmisible que Nagorno Karabaj y las regiones adyacentes, que son territorio azerbaiyano, estén todavía ocupadas, pese a todas las resoluciones aprobadas", dijo el jueves 24 de septiembre Recep Tayyip Erdogan, el presidente turco, ante la Asamblea General de la ONU. Tres días después, el conflicto estalló.

Los armenios también albergan una cierta hostilidad hacia Turquía a causa del genocidio de cerca de 1.5 millones de compatriotas suyos por parte del Imperio Otomano durante la Primera Guerra Mundial. Turquía rechaza ese término y califica el suceso de masacres recíprocas.

El Cáucaso es el patio trasero por excelencia del Kremlin desde que Moscú lograra imponerse en el siglo XIX al Imperio otomano, pero en sus renovadas ansias de expansión regional Turquía nunca ha perdido de vista la región, encajada entre los mares Negro y Caspio.

Actualmente, Rusia tiene unas relaciones más estrechas con Armenia que con Azerbaiyán, aunque vende armas a ambos países.

Ereván ha participado en alianzas políticas, económicas y militares dominadas por Moscú, como la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC).

Además, Armenia necesita a Rusia más que Azerbaiyán, pues este último es un país más rico, y ha aumentado su gasto militar. Además posee grandes reservas de petróleo.

Mientras el presidente ruso, Vladímir Putin, solo entró en escena al hablar por teléfono con el líder armenio, Nikol Pashinián, el lunes Erdogan volvió a la carga al proclamar que "ha llegado la hora" de poner fin a la ocupación "armenia".

"Erdogan es consecuente con su gran idea, que es que Turquía tenga influencia en todos los territorios del antiguo Imperio otomano", comentó a Efe Fiódor Lukiánov, experto ruso en relaciones internacionales.

El presidente de Turquía quiere que "Oriente Medio, el norte de África, los Balcanes y, por supuesto, el Cáucaso Sur sean parte de su esfera de influencia, donde Ankara debe tener intereses privilegiados".

¿Una solución diplomática?

Para Olesya Vatanyan, únicamente la movilización del grupo de Minsk, el mediador tradicional que reúne desde 1992 a Estados Unidos, Francia y Rusia, puede rebajar las tensiones. "Los diplomáticos deben desplazarse y hablar con ambas partes", considera.

Para Gela Vasadze, por el contrario, haría falta una "intervención reforzada" de Estados Unidos y la Unión Europea en el conflicto, pues según él, Rusia hace un juego turbio.

"El objetivo de Rusia no es resolver el conflicto sino, al contrario, reavivarlo periódicamente para conservar su influencia regional", sostiene.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá de urgencia el martes por la noche para tratar de evitar una guerra abierta entre ambos países. Además países como Alemania y Estados Unidos, han pedido un cese al fuego. Sin embargo, el conflicto solo parece complicarse más.

Con información de AFP y EFE

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad