Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La OMS pide retrasar la aplicación de dosis de refuerzo de la vacuna anticovid

La medida busca que al menos 10% de la población de cada país del mundo esté vacunada para finales de septiembre, pero Estados Unidos ya la rechazó.
mié 04 agosto 2021 06:28 PM
Reparto desigual de las vacunas
Retrasar la aplicación de dosis de refuerzo ayudaría a reducir la desigualdad en la distribución de dosis de vacunas entre países ricos y pobres, según la OMS.

La OMS pidió este miércoles aplazar hasta septiembre las dosis de refuerzo de las vacunas contra el COVID-19 pero Estados Unidos se opuso a esta medida.

El objetivo de esta petición es permitir que al menos el 10% de la población de cada uno de los países del mundo esté vacunada para entonces, dijo el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia de prensa.

Publicidad

"Entiendo la preocupación de todos los gobiernos por proteger a su población de la variante de la variante Delta (del coronavirus). Pero no podemos aceptar que países que ya han consumido la mayor parte del suministro mundial de vacunas utilicen aún más", añadió Tedros.

El médico etíope dijo que retrasar la aplicación de dosis de refuerzo ayudaría a reducir la desigualdad en la distribución de dosis de vacunas entre países ricos y pobres y ayudar a combatir la pandemia que se ha cobrado ya 4.2 millones de muertos en el mundo.

"No podemos aceptar que países que ya utilizaron la mayor parte del suministro mundial de vacunas utilicen aún más, mientras que las personas más vulnerables del mundo siguen sin protección”

Pero Washington rechazó la idea.

Macron recurre a Tik Tok para contrarrestar la desinformación sobre las vacunas

"Sentimos que es una elección falsa y que podemos hacer ambas cosas", dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. Agregó que Estados Unidos ha donado más dosis que ningún otro país, con más de 110 millones de unidades donadas a 65 países.

"Creemos que podemos hacer ambas cosas (donar vacunas y reservarnos dosis), y que no tenemos que tomar esa decisión", zanjó Psaki.

Aunque las autoridades sanitarias estadounidenses no ven necesaria por el momento una tercera dosis de las vacunas contra el COVID-19 aprobadas en el país, la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos no ha descartado autorizarla en un futuro.

Publicidad

"Tenemos suficiente suministro para que, si la FDA decide que los refuerzos son recomendables para una parte de la población, podamos proveerlos", dijo.

Al menos 4,270 millones de dosis se han inoculado en todo el mundo hasta ahora, según un recuento de AFP. En países considerados de altos ingresos por el Banco Mundial, 101 dosis cada 100 personas han sido inyectadas. Pero en los 20 países de ingresos más bajos, la cantidad cae a 1.7 cada 100 personas.

La semana pasada, el presidente israelí Isaac Herzog recibió una tercera inyección de la vacuna contra el coronavirus, con lo que se puso en marcha una campaña para administrar dosis de refuerzo a los mayores de 60 años con el objetivo de frenar en el país la propagación de la variante Delta, altamente contagiosa.

Israel es uno de los países con la tasa de vacunación contra el COVID-19 más elevada del mundo.

Estados Unidos firmó en julio un acuerdo con Pfizer Inc y su socio alemán BioNTech para comprar 200 millones de dosis adicionales de sus vacunas contra la COVID-19 para contribuir a la vacunación pediátrica, así como a posibles refuerzos.

Sin embargo la jefa de vacunas de la OMS, Kate O'Brien, dijo que no hay pruebas convincentes sobre la necesidad de la tercera dosis.

Mantener los precios bajos de las vacunas

La OMS reclamó este miércoles a los fabricantes de vacunas contra el COVID-19 que mantengan sus precios bajos y asequibles, tras las informaciones de que dos productores aumentarían los precios que están cobrando a la Unión Europea (UE).

Publicidad

Pfizer/BioNTech y Moderna incrementarán los precios de sus inmunizantes basados en la tecnología de ARN mensajero porque las han adaptado a las nuevas variantes del virus, según informes.

Según el diario británico Financial Times, que pudo consultar un contrato concluido con la UE, el precio de la vacuna de Pfizer pasará de 15.50 euros (18.39 dólares) a 19.50 euros (23.14 dólares) la unidad y la de Moderna, de 19 (22.50 dólares) a 21.50 euros (25.50 dólares).

Mariangela Simao, asistente del director general de la OMS sobre el acceso a los medicamentos, las vacunas y productos farmacéuticos, dijo en una rueda de prensa este miércoles que "es muy importante que las empresas establezcan políticas de precios asequibles”.

Simao indicó que tanto Pfizer como Moderna habían aumentado sus capacidades de producción, diversificado sus plantas y ampliado la eficiencia de su producción.

"En una situación normal de mercado, esto conduciría a un descenso de los precios y no a un aumento", señaló. "Tenemos un mercado en el que la demanda es muy alta en comparación con la producción", agregó.

"La OMS exige a las empresas que mantengan sus precios bajos y asequibles", recalcó.

En mayo Tedros había lanzado un desafío: vacunar 10% de la población en todos los países del mundo. "Para lograrlo, necesitamos la cooperación de todos, en particular del puñado de países y empresas que controlan la producción mundial de vacunas", subrayó Tedros.

Entre otras cosas, instó a los grupos farmacéuticos a que promovieran el sistema Covax, una iniciativa internacional que se había establecido para luchar justamente contra la desigualdad en la inmunización y para ayudar a 92 países pobres.

Por el momento, Covax sólo ha podido distribuir una pequeña fracción de lo inicialmente previsto.

De los 4,000 millones de dosis que se inyectan en todo el mundo, 80% se ha destinado a países de ingresos altos y medianos, mientras que en ellos vive menos del 50% de la población mundial.

Con información de AFP, EFE y Reuters

Publicidad
Publicidad