Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Es efectiva y viable la estrategia de vacunas contra el COVID en Israel?

El comité de expertos del Ministerio de Sanidad recomienda la cuarta dosis, al personal sanitario y pacientes inmunodeprimidos, ¿le bastará a este país para detener la pandemia?
jue 13 enero 2022 05:04 AM
Una médico prepara una dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech contra el coronavirus que será usada como cuarta dosis, en un hospital en Tel Aviv, Israel.
Desde diciembre, Israel ofrece una cuarta dosis de la vacuna contra el COVID-19 a los adultos mayores y al personal médico.

El año pasado se pensaba que solo dos dosis de una vacuna para la COVID, o incluso una, en el caso de Johnson & Johnson, daban protección completa contra el coronavirus.

Después, con el surgimiento de nuevas variantes del virus, que pueden evadir mejor a los anticuerpos generados por las vacunas, las dosis de refuerzo se multiplicaron por el mundo. Actualmente, 65 países, incluido México, han decido ofrecer una dosis extra de la vacuna a parte de su población.

Publicidad

Hoy en día, ante la nueva variante omicrón, algunos países ya están proporcionando una cuarta dosis para erradicar la actual ola de la pandemia. Se trata de Israel y Chile. Ambos países han sido pioneros en el avance de la vacunación a nivel mundial, ¿pero esta estrategia bastará para frenar la pandemia? Esto es lo que sabemos.

El primer país en aplicar una cuarta dosis

El lunes 3 de enero, Israel comenzó a inyectar una cuarta dosis de la vacuna contra el coronavirus a las personas de 60 años y más, en pleno aumento de casos provocado por la variante ómicron.

Un día antes, por la noche, el primer ministro israelí, Naftali Bennett, anunció que todos los israelíes mayores de 60 años y el personal médico podían recibir una cuarta dosis de la vacuna contra el COVID-19 si fueron vacunados con una tercera dosis hace más de cuatro meses.

El gobierno apuesta por esta cuarta dosis para intentar frenar los efectos de la nueva ola de contagios en las personas más vulnerables.

"La ola de ómicron está aquí y tenemos que protegernos", declaró Bennett, cuyo gobierno aprobó la cuarta dosis para las personas inmunodeprimidas, tras la campaña de dosis de refuerzo iniciada el verano pasado.

Además, Israel recibió una primera entrega de píldoras anticoronavirus de Pfizer, en un momento en el que el número de contagios de COVID-19 sigue aumentando, después de que se detectara el primer caso con ómicron a finales de noviembre del 2021.

Publicidad

El debate sobre la vacunación obligatoria

Los funcionarios israelíes que gestionan el COVID tomaron posiciones contradictorias sobre la necesidad de sopesar la inoculación obligatoria a la luz del surgimiento de la variante ómicron, al tiempo que los no vacunados representan un gran porcentaje de los casos graves de COVID en el país.

"Se debe considerar la vacunación obligatoria, ya sea a través de la legislación o de otra manera, especialmente dado que no solo la pandemia está aquí, sino que me temo que empeorará”, dijo el zar israelí del COVID-19 Salman Zarka en la radio 103FM.

Dijo que había cambiado de opinión tras la aparición de la nueva variante, que se ha identificado en varios israelíes. Unos 680,000 de los 9.3 millones de habitantes de Israel no han sido vacunados en absoluto, dijo Zarka.

Pero Sharon Alroy-Preis, directora de los servicios de salud pública, se opuso a la obligatoriedad de las vacunas, añadiendo que aunque la situación es preocupante, no es una emergencia.

"Necesitamos hacer todo lo posible en el Ministerio de Salud para que las vacunas sean accesibles, para explicar, para mostrarlos datos", dijo Alroy-Preis en una entrevista en el sitio web de Ynet. "No creo que necesitemos imponer vacunas".

Un número reducido de países han hecho obligatorias las vacunas, aunque otros las han exigido a los trabajadores federales. Israel ha restringido los viajes entrantes y salientes desde la aparición de la variante ómicron.

Publicidad

¿Estrategia exitosa? Estos fueron los resultados

El Estado hebreo cerró sus fronteras tras el descubrimiento a fines de noviembre del primer caso de ómicron, pero volvió a abrirla el domingo 9 de enero, pese a que las autoridades afrontan un récord de contagios en un país que fue uno de los primeros en vacunar masivamente.

¿Cuál es la estrategia israelí para hacer frente a ómicron?

En las primeras semanas, el gobierno cerró las fronteras "para limitar la circulación del virus, y lo conseguimos durante un mes", de acuerdo con el profesor Cyrille Cohen de la universidad Bar Ilan.

Este periodo debía permitir a las autoridades prepararse a hacer frente a la ola, alentando a la población a vacunarse o administrarse una dosis de refuerzo.

Pero el gobierno no ha conseguido en este tiempo "desarrollar una mejor capacidad de test", dice a la AFP este especialista en salud pública.

El número de casos aumenta, con pronósticos de dos a cuatro millones de casos en una población de 9 millones de habitantes.

El gobierno, estimando que el virus ya circula en el país y que mantener cerradas las fronteras no iba a cambiar nada —salvo penalizar la economía—, decidió volver a abrir esas fronteras a los turistas.

También las autoridades han limitado las medidas de confinamiento, mantenido abiertos bares y restaurantes para personas con pase vacunal y abandonado el rastreo de casos.

Publicidad

Hoy la estrategia es "transferir parte de la gestión del gobierno de la crisis a los ciudadanos" que tienen la responsabilidad de ir o no a ciertos sitios, de aislarse si es necesario o de someterse a test, explica Cohen.

El premier israelí Naftali Bennett afirmó el martes por la noche que "cada quien debe asumir sus responsabilidades" (...) Israel "se dirige hacia semanas difiíciles pero".

¿Qué riesgos tiene esta estrategia?

"Incluso si hubiera confinamiento tendríamos muchos casos, es lo que hemos visto en varios países: el confinamiento no impide la contaminación", subraya el epidemiólogo Hagai Levine, presidente de la Asociación israelí de especialistas en salud pública.

Para él, el principal riesgo es "político".

"A fuerza de cambiar las medidas, ello crea confusión y un sentimiento de que el gobierno no controla la situación, lo que es cierto, pues no es posible controlarla" frente a la variante ómicron, dice a la AFP.

Aprueban cuarta dosis de vacuna anticovid para mayores de 60 años en Israel

El alza de las contaminaciones, a más de 37,000 diarias, casi el cuádruple respecto a los peores momentos de la crisis antes de ómicron, ha generado presión sobre el sistema y el personal sanitario

El propio ministro de Relaciones Exteriores, Yair Lapid, también contagiado, afirmó este martes a la radio pública que era asintomático y que se confinaba en su casa.

"Prevemos muchos contagios en el sistema sanitario y en los sectores esenciales de la economía, y por eso vamos a estudiar con los expertos la posibilidad de acortar el período de aislamiento" de personas contaminadas pero sin síntomas, había indicado el lunes Salman Zarka, jefe de la estrategia anticovid del gobierno.

El ministerio de Salud anunció el martes que las personas contaminadas podrán salir de cuarentena a los siete días si son asintomáticas y ya no a los diez días como antes.

"Esta decisión facilitará conservar la rutina laboral a los comercios, la educación y la cultura, pese a la pandemia", declaró el ministro Nitzan Horowitz.

¿Ayudará la 4ª dosis a afrontar ómicron?

Desde diciembre de 2020, Israel fue uno de los primeros países en vacunar masivamente a su población, y luego de proponer a partir del verano boreal una nueva dosis.

Un 80% de los adultos del país tiene dos dosis, y poco más de la mitad se ha administrado tres dosis.

Pero como decae la eficacia de la vacuna al cabo de varios meses, el gobierno dio luz verde para una cuarta dosis para personas vulnerables.

"La tercera dosis protege contra los casos graves y la muerte pero es menos eficaz contra el cotagio. Y todavía no está claro si la cuarta dosis aumenta la eficacia (de la vacuna)", asegura Levine.

Pese a primeros datos del hospital Sheba según los cuales se multiplican por cinco los anticuerpos para personas que recibieron recientemente la cuarta dosis, hay que esperar un tiempo para determinar su eficacia, según los expertos israelíes.

Con información de AFP y EFE

Publicidad
Publicidad