Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las 6 erupciones volcánicas más grandes en la historia del mundo

La erupción del volcán submarino Hunga Tonga Hunga Ha'apai y el tsunami posterior devastaron islas enteras en el Pacífico, pero han habido peores catástrofes.
jue 20 enero 2022 04:48 PM

Habitantes de las islas Tonga huían el sábado hacia las alturas ante el tsunami provocado por una nueva erupción del volcán Hunga Tonga Hunga Ha'apai.

La violenta erupción y el tsunami que generó, con olas de hasta 15 metros de alto, ha costado la vida a al menos tres personas, aunque se teme que el número sea mayor a tenor de la destrucción ocasionada, con algunas islas totalmente devastadas por la catástrofe.

Publicidad

Los 105,000 habitantes de este archipiélago formado por 169 islas han estado prácticamente incomunicados desde que ocurrió el desastre por la ruptura de un cable submarino, que está conectado con Fiyi y que brinda conexiones telefónicas y de internet al país.

A lo largo de la historia reciente, varias erupciones volcánicas han marcado a la humanidad. Estas son las seis más importantes.

Volcán de Tambora, Indonesia (1815)

Tambora es un volcán activo que está situado en la isla de Sumbawa en Indonesia. La erupción del volcán el 10 de abril de 1815 es la mayor registrada de la historia. Los flujos piroclásticos se extendieron por 20 kilómetros, toda la flora y fauna de la isla fue destruida y la ceniza volcánica llegó hasta lugares a 1,450 kilómetros de distancia. Antes de la explosión, el volcán Tambora tenía 4,300 metros de altitud y después, paso a medir solo 2,851 metros.

Debido a este fenomeno, en 1816, debido a los efectos de la erupción, en Europa y América del Norte no hubo verano y aquel año se conoció como el "año sin verano". En el hemisferio norte se perdieron cosechas y el ganado murió, provocando la peor hambruna del siglo XIX.

Según el vulcanólogo británico Clive Oppenheimer, la erupción provocó al menos 71,000 muertes. La mayoría de las muertes no fueron directamente por la erupción en sí, sino que por el hambre y las enfermedades provocadas tras la explosión.

La erupción del volcán en Tonga deja dos muertos y daños a sus alrededores

Volcán de Krakatoa, Indonesia (1883)

La erupción del volcán Krakatoa, se sucitó el 27 de agosto de 1883. El colapso de la caldera volcánica acabó con el 70% de Rakata, la isla donde se sitúa el volcán, y el archipiélago de al lado. Las explosiones de este volcán se escucharon en Australia, a 3,110 kilómetros de distancia y, en total, se calcula que hubo 36,416 fallecidos.

La onda de presión que generó la explosión fue tan poderosa que llegó a romper los tímpanos de unos marineros que estaban a 40 kilómetros del lugar. Se cree que el estruendo que provocó es el sonido más alto registrado en la historia, fueron unos 140 decibelies.

 

Monte Pelée, Francia (1902)

La erupción del Monte Pelée, en la isla Martinica, el 8 de mayo de 1902 fue la más mortífera del siglo XX, varios expertos lo comparan con lo sucedido en Pompeya en el año 79 D.C..

La actividad de Pelée empezó el 1 de mayo cuando el volcán lanzó ceniza cubriendo los terrenos de alrededor y contaminando las aguas cercanas al puerto de la ciudad. Al final, el 8 de mayo, el volcán entró en fase de erupción y al poco tiempo la columna piroclástica que se había formado colapsó y acabó descendiendo por las laderas del volcán y afectando el pueblo de St. Pierre, incluido el puerto.

Casi 30,000 personas murieron en el acto, algunas asfixiadas por los humos tóxicos, otras incineradas. También afectó a los tripulantes de barcos que estaban cerca de la costa que fueron alcanzados por la nube piroclástica y murieron al incendiarse sus barcos.

El volcán Wolf, santuario de iguanas rosadas de las Galápagos, entra en erupción

 

Monte Santa Helena, Estados Unidos (1980)

El volcán tenía más de 123 años de inactividad, semanas antes, geólogos advertían en el comportamiento inusual del volcán ya que se produjeron varios sismos y alteraciones en el cráter. El 16 de mayo de 1980 la actividad había descendido considerablemente a lo cual la opinión pública le restó importancia.

A pesar del peligro, varias personas se encontraban en las proximidades del volcán, el 27 de marzo de 1980 a las 8 de la mañana se produce un sismo de 5.1 grados richter que provocó el desplome de la cara norte del volcán lo que provocó una monstruosa explosión que fue escuchada a 250 kilómetros de distancia al noroeste de Washington, lanzando una nube de ceniza a 15 mil metros de altura.

La catástrofe tuvo un saldo de 57 personas fallecidas, 200 casas, 47 puentes, 24 kilómetros de vías del tren y 300 kilómetros de autopistas destruidas. La cantidad de energía liberada por el volcán se presume fue equivalente a 27 mil bombas de Hiroshima, expulsando más de cuatro kilómetros cúbicos de material, el costo producido por la erupción rondó los US$1,100 millones.

Nevado del Ruiz, Colombia (1985)

El 13 de noviembre de 1985 se dió uno de los desastres naturales más graves de Colombia y la segunda erupción más mortífera del siglo XX . Tras 69 años de inactividad el volcán Nevado del Ruiz entró en erupción tomando por sorpresa a las poblaciones cercanas. En esta ocasión, los flujos piroclásticos emitidos por el cráter del volcán fundieron cerca del 10% del glaciar de la montaña creando un total de 200 millones de metros cúbicos divididos en cuatro lahares, es decir, flujos de lodo, tierra y escombros. Estos lahares descendieron a 60 km por hora por las laderas del volcán golpeando a la población de Armero a 50 km del volcán.

El desastre provocó la muerte de 20,000 de los 29,000 habitantes que tenía el pueblo de Armero. Además, los lahares afectaron a otras poblaciones de la zona haciendo que la cifra de fallecidos totales ascendiera a más de 23,000.

 

Monte Pinatubo, Filipinas (1991)

La erupción más reciente ocurrió el junio de 1991, produciendo una de las más grandes y más violentas erupciones del siglo XX. Se logró evacuar a varios miles de personas en las áreas circundantes, evitando la pérdida de vidas. Sin embargo, los daños materiales fueron enormes debido al flujo piroclástico, cenizas y deslizamientos de tierra y lava producidos durante las lluvias subsiguientes. Miles de casas fueron destruidas.

Los efectos de la erupción se sintieron en todo el mundo. Envió grandes cantidades de gases hacia la estratosfera más que cualquier otra erupción desde la del Krakatoa, en Indonesia, en 1883. Los gases emitidos produjeron una capa global de ácido sulfúrico durante los meses siguientes. Las temperaturas globales bajaron aproximadamente 0.5 °C, y la destrucción de la capa de ozono aumentó de manera importante.

Tags

Publicidad
Publicidad