Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La ocupación rusa en Chernóbil amenaza el futuro de la investigación

Parte de la incertidumbre se debe a la dificultad de trabajar en sitios como Chernóbil y la variabilidad y complejidad de los ecosistemas en las áreas contaminadas.
vie 04 marzo 2022 01:39 PM
(Planta nuclear de Chernóbil)
Realizar cualquier tipo de investigación en la zona de exclusión requiere apoyo de colaboradores ucranianos.

Las fuerzas armadas de Rusia avanzan en territorio ucraniano, uno de los espacios que ya ha sido tomado es la central nuclear de Chernóbil, según confirmó el ministro ucraniano, Denys Shmyhal.

Ante la ocupación, Ucrania ha mostrado preocupación por un posible desastre ecológico en la zona altamente radiactiva, pero ahora también se pone en riesgo el conocimiento adquirido sobre el impacto de la radiación y los estudios que se pueden desarrollar en el futuro, según apuntó el sitio The Conversation .

Publicidad

El 26 de abril de 1986, el reactor número cuatro de la planta de energía nuclear de Chernóbil, en lo que entonces era la Unión Soviética, explotó durante pruebas inadecuadas a baja, el resultado fue el mayor accidente nuclear registrado en la historia, la central liberó grandes cantidades de radiación a la atmósfera. El fuego ardió durante 10 días y arrojó a la atmósfera una columna radiactiva que se extendió por toda Europa.

Actualmente, las ruinas de lo que quedó del reactor están cubiertas por un sarcófago que contiene la radiación en el lugar. La naturaleza se sobrepuso y pese a los efectos que la flora y la fauna han sufrido, estos se adaptaron, una situación que ha sido estudiada para conocer cuáles son los efectos de la radiación –que a la fecha continúa emitiéndose- a largo plazo.

El escenario también contempla humanos, desde los pobladores en los alrededores que se negaron a desalojar algunas zonas y han hecho su vida ahí, hasta los trabajadores que continúan ingresando a las zonas habilitadas del reactor nuclear para trabajar.

Realizar cualquier tipo de investigación en la zona de exclusión requiere apoyo de colaboradores ucranianos, por lo que llevar a cabo esta labor para nuevos estudios o dar continuidad a los ya existentes, ahora resulta inviable.

“Es importante reconocer que nadie puede trabajar en la zona de exclusión de Chernobyl sin colaboradores de Ucrania que proporcionen conocimientos locales, instalaciones de laboratorio, transporte y sustento, así como ayuda con los permisos”, detalla el ensayo.

 

Chernóbil: el espacio nuclear en medio de la disputa

Pese a la contención de la radiación en Chernóbil, éste lugar sigue representado un riesgo por una posible fuga en el sarcófago u otro accidente. El jueves 24 de febrero, Ucrania anunció que las fuerzas rusas tomaron la central nuclear de Chernóbil luego de un enfrentamiento.

Mijailo Podoliak, consejero en jefe del despacho del presidente ucraniano admitió que “no es posible decir que la planta nuclear esté a salvo”.

 
Publicidad
Publicidad