Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

 ¿Qué sabemos de los brotes de gripe aviar en Estados Unidos?

La propagación del virus H5N1 entre rebaños de vacas en este país, así como algunas infecciones humanas, hacen temer a algunos especialistas que estemos antes “una pandemia a cámara lenta”.
mié 10 julio 2024 06:06 PM
Las vacas lecheras se ven en sus puestos antes de su ordeño diario en la granja lechera EMMA Acres, en Exeter, Rhode Island, EE. UU., el 7 de abril de 2018.
Los primeros casos conocidos de ganado lechero infectado ocurrieron en Texas en marzo, y ahora se están en rebaños lecheros en 12 estados.

La gripe aviar tiene a los funcionarios de salud pública en alerta después de una propagación sin precedentes en las vacas lecheras en los Estados Unidos este año. Cuatro trabajadores lácteos también han dado positivo en el país.

Una variante particularmente grave de la cepa H5N1 se ha estado extendiendo por todo el mundo en animales desde 2020, causando brotes letales en aves de corral comerciales e infecciones esporádicas en otras especies, desde alpacas hasta gatos domésticos. Hasta este año, nunca había infectado a las vacas.

Publicidad

Esto es lo que sabemos por el momento sobre este brote de gripe y las consecuencias que puede tener para la salud pública.

Casos de gripe aviar en Estados Unidos

De acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, se han detectado casos de gripe relacionados con el virus H5 en aves silvestres acuáticas y aves de corral comerciales y domésticas o de cría recreativa desde enero del 2022.

Los CDC indican que se más de 97 millones de aves han sido afectadas por brotes del virus H5N1 desde entonces. Esto pasó en 1,161 brotes detectados en 48 de los 50 estados de la Unión Americana.

Numerosos rebaños de vacas están infectados en varios estados de Estados Unidos, una epidemia que se detectó por primera vez en marzo.

Los primeros casos conocidos de ganado lechero infectado ocurrieron en Texas en marzo, y ahora se están en rebaños lecheros en 12 estados.

El Departamento de Agricultura dijo que las pruebas hasta ahora indican que el virus detectado en las vacas es el mismo virus H5N1 que afecta a las aves silvestres y a las bandadas de aves de corral comerciales.

Una cuarta persona, esta vez en el central estado de Colorado, se contagió de gripe aviar en Estados Unidos en relación con una epidemia de este virus que se propaga en el ganado vacuno, indicaron las autoridades sanitarias el miércoles 3 de julio.

Publicidad

El riesgo para la población estadounidense sigue siendo “bajo”, de acuerdo con los CDC.

Como en casos anteriores, esta persona trabaja en una granja y, por tanto, estuvo expuesta a vacas infectadas, indicaron los CDC en un comunicado.

Sólo mostró síntomas en los ojos, se le administró medicación antiviral y desde entonces se ha recuperado.

El 1 de abril se anunció una primera infección en el estado de Texas, en el sur de Estados Unidos. En aquel momento, era el primer caso conocido mundialmente de gripe aviar en un ser humano a través de una vaca.

Otros dos casos se reportaron posteriormente en el estado de Michigan, en el norte del país.

Entre principios de 2003 y el 1 de abril de 2024, la Organización Mundial de la Salud reportó 889 casos en humanos de gripe aviar en 23 países, de los cuales 463 murieron, lo que representa una tasa de mortalidad de 52%.

Pruebas en vacas y humanos

Los estados de los Estados Unidos están desempeñando un papel clave en la respuesta de este país ante el creciente brote de gripe aviar entre el ganado lechero que también ha infectado a un pequeño número de seres humanos.

Los estados son los principales responsables de hacer pruebas de vacas y personas para detectar el virus, pero adoptan diferentes enfoques. Los científicos que rastrean la gripe aviar están cada vez más preocupados de que los esfuerzos actuales de vigilancia no sean suficientes.

Publicidad

Los funcionarios federales han advertido que una mayor propagación del virus entre las vacas podría aumentar el riesgo de más infecciones humanas.

Hasta principios de julio, 99 personas se habían hecho la prueba de la gripe aviar en cuatro estados este año, de acuerdo con los funcionarios de salud estatales consultados por la agencia Reuters : Michigan (56 personas), Texas (20), Idaho (8), Colorado (8) y Nuevo México (7).

Los funcionarios de Carolina del Norte, Ohio, Dakota del Sur y Minnesota dijeron a lReuters que no habían hecho pruebas a ninguna persona desde que comenzaron los brotes de productos lácteos.

Los estados variaron en sus criterios de prueba, teniendo en cuenta factores como si un paciente estuvo expuesto a animales enfermos o mostró síntomas.

Los departamentos de salud de Wyoming y Kansas no respondieron a las solicitudes de sus cifras de pruebas humanas. El departamento de salud de Iowa dijo que está monitoreando a todas las personas expuestas al virus en busca de síntomas, pero no proporcionó una cifra para ninguna prueba en humanos.

Los estados con gripe aviar en los rebaños lácteos están probando el ganado a instancias de los agricultores que sospechan de infecciones, para la investigación o por otras razones, dijeron los funcionarios del departamento de agricultura

El Departamento de Agricultura pide desde mayo que apliquen prueben a las vacas lactantes antes de enviarlas a través de las fronteras interestatales. Aproximadamente 6,600 vacas han sido sometidas a pruebas.

Iowa también requiere pruebas para rebaños lácteos dentro de un radio de 20 kilómetros de cualquier granja avícola con infecciones por gripe aviar, que actualmente es de alrededor de 25 a 35 rebaños, dijo a Reuters Don McDowell, director de comunicaciones del Departamento de Agricultura y Administración de Tierras de Iowa.

Minnesota está probando granjas con contacto con rebaños infectados, dijo a la agencia Brian Hoefs, veterinario jefe del estado y director ejecutivo de la Junta de Salud Animal de Minnesota, rastreando a los proveedores, el equipo y el personal que tenían acceso a una granja infectada.

¿Una nueva pandemia en “cámara lenta”?

A los científicos que siguen la propagación de la gripe aviar les preocupa cada vez más que las lagunas en la vigilancia puedan mantenerlos varios pasos detrás de una nueva pandemia, de acuerdo las entrevistas de Reuters con más de una docena de destacados expertos en la enfermedad.

Muchos de ellos llevan vigilando el nuevo subtipo de gripe aviar H5N1 en aves migratorias desde 2020.

Pero la propagación del virus entre rebaños de vacas muestra un cambio que podría acercarlo a ser transmisible entre humanos. También se han detectado infecciones en otros mamíferos, desde alpacas hasta gatos domésticos.

"Casi parece una pandemia que se desarrolla a cámara lenta", afirma Scott Hensley, profesor de microbiología de la Universidad de Pensilvania. "Ahora mismo, la amenaza es bastante baja (...) pero eso podría cambiar en un santiamén".

Cuanto antes se advierta de un salto a los humanos, antes podrán las autoridades sanitarias mundiales tomar medidas para proteger a la población poniendo en marcha el desarrollo de vacunas, pruebas a gran escala y medidas de contención.

"Es necesario saber cuáles son las granjas positivas, cuántas vacas son positivas, cómo se propaga el virus, cuánto tiempo permanecen infecciosas estas vacas y cuál es la ruta exacta de transmisión", dijo el virólogo neerlandés Ron Fouchier, del Centro Médico Erasmus de Róterdam.

Algunas pandemias, incluida la del COVID-19, llegan sin apenas avisar. En la última de gripe, causada por el H1N1 en 2009, el virus y sus predecesores llevaban varios años propagándose entre los animales, dijo Hensley. Una mayor vigilancia habría ayudado a las autoridades sanitarias a prepararse.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que el riesgo del H5N1 para el ser humano es bajo porque no hay pruebas de transmisión humana. En caso de que esto cambie, se dispone de algunas herramientas, como cantidades limitadas de la vacuna H5N1 existente y medicamentos antivirales como Tamiflu.

Existen mecanismos para poner en marcha una producción a mayor escala de pruebas, tratamientos y vacunas, si fuera necesario, dijo el jefe de la agencia de la ONU para la gripe, Wenqing Zhang.

Otros expertos afirmaron que existe suficiente preocupación como para empezar a prepararse ante una posible propagación en humanos, aunque los factores desencadenantes de la adopción de medidas difieren en función del papel desempeñado en la respuesta, afirmó Richard Hatchett, director ejecutivo de la Coalition for Epidemic Preparedness Innovations (CEPI).

Su organización actuó pronto financiando el desarrollo de la vacuna COVID, y ahora está en conversaciones con socios investigadores sobre el H5N1.

La CEPI pretende crear una biblioteca de prototipos de vacunas contra patógenos con potencial pandémico. Esto ayudaría a los farmacéuticos a iniciar la producción a gran escala y distribuir las vacunas cuando sea necesario en los 100 días siguientes a un brote.

Algunos países están tomando medidas para proteger a la población contra el H5N1.

Estados Unidos y Europa se están asegurando dosis de vacuna antigripal "prepandémica" que podrían usarse en grupos de alto riesgo, como los trabajadores de granjas o laboratorios. Se espera que Finlandia se convierta en el primer país en inocular a los trabajadores de granjas de pieles y aves de corral, así como a los trabajadores de respuesta zoosanitaria.

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad


Publicidad