Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

México tendrá la primera planta de etanol hecho de agave tequilero

La producción se destinará principalmente como combustible en la industria de la gasolina.
Sin Pie de Foto
agave Sin Pie de Foto

La primera planta en México de producción de etanol hecho a base de agave, materia prima del tequila, se construye desde esta semana en Juanacatlán, Jalisco, municipio ubicado a media hora de la capital, Guadalajara.

La firma mexicana Blue Fuel, informó que la planta estará concluida a finales de este año y  pretende ser una de las principales abastecedoras de etanol a Petróleos Mexicanos (Pemex).

La producción de etanol hecho a base de comestibles como maíz y caña, o sus derivados  está siendo impulsada en varios países para utilizarse como combustible y reemplazar el consumo de derivados del petróleo.

La idea de emprender este negocio en Jalisco nació hace tres años, en primera instancia para aprovechar los millones de plantas de agave azul que la industria del tequila ya no está consumiendo debido a la sopreproducción que hay en México, contó a CNN México, Eduardo López Nava, socio y vicepresidente de Blue Fuel.

Agregó sin embargo, que la ventaja de este proyecto es que podrán utilizar cualquier tipo de agave y no exclusivamente el de tipo azul obligatorio para la elaboración de tequila.

"También apostamos por este negocio por que la demanda de combustibles hechos a base de materias primas alternas al petróleo y menos contaminantes, está creciendo en nuestro país", advirtió.

Publicidad

"México está entrando en un proceso de demanda de 175 millones de litros de etanol para consumo anual en la zona metropolitana de Guadalajara, nosotros queremos ser los proveedores de este producto para Petróleos Mexicanos (Pemex) y nos estamos preparando para ello."

La inversión inicial es de 400 millones de pesos, pretende producir al menos 110 millones de litros de etanol al año y generar 220 empleos directos, dijo López Nava.

Explicó que a diferencia de la industria tequilera, la del etanol aprovechará el 100 por ciento de la planta y sus residuos, "tendremos cero descargas y utilizaremos la biomasa, sacando una sobreproducción en el tratamiento de linazas o bagazo".

El municipio de Juanacatlán fue además un sitio estratégico, según el empresario, ya que está en el flujo de los campos de agave y cerca de la refinadora de que tiene la paraestatal.

En México se han hecho un par de intentos para utilizar etanol como combustible pero no han prosperado, dijo a CNN México el doctor Alfredo Martínez Jiménez, investigador del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Precisó que Veracruz experimentó con caña de azúcar y Sinaloa con maíz, en ambos casos se trató de productos contemplados en la canasta básica y de los cuales México no es autosuficiente.

Informó que actualmente Sao Paulo, Brasil, es un buen ejemplo del adecuado uso de etanol en la gasolina, "40 por ciento del combustible que utilizan los automóviles es etanol, sin que se hayan reportado problemas de contaminación", agregó.

 

EL AGAVE DE LA DISCORDIA

En un mercado donde impera la ley de la oferta y la demanda, un nuevo competidor en la adquisición de agave, cae como agua fresca en los campos de esta planta, dice a CNN México, Francisco Guzmán de la Torre, presidente de El Barzón Agavero, que con 12 mil socios, es la  más grande agrupación en el país.

"A medida que aumenten los consumidores de agave, el precio tendrá que ser más competitivo", dijo.

Debido a la sobreproducción de agave en México, han sido los empresarios tequileros quienes deciden el precio del kilo de la planta, "lo pagan desde los 15 centavos hasta 2 pesos, son precios muy castigados", agregó Guzmán de la Torre.

Según el último censo del Consejo Regulador del Tequila (CRT), hasta el año 2008, había 513 millones de plantas de agave azul en el país.

El mismo organismo reportó que la industria del tequila consume en promedio 35 millones de plantas al año y que hay un inventario almacenado de 300 millones de litros de la bebida nacional.

"A los productores de agave no da igual venderlo a quien sea y para el uso que sea, que no lo compren y nosotros prendemos veladoras para que le vaya bien a quien nos esté comprando nuestras plantas", señaló Guzmán de la Torre.

Por cada litro de tequila se necesitan unos 7 kilos de agave, un litro de etanol requiere 10 kilos de la misma planta.

Con base en su meta de producción, Blue Fuel demandará unas 36 millones de cabeza de agave al año, cantidad similar a la que consume la industria tequilera en su conjunto, según datos del CRT.

El vicepresidente de la empresa aseguró que mejorarán el precio que actualmente ofrecen los tequileros.

Agregó que constituirán una sociedad integradora a la que podrán sumarse todos los productores de agave que así lo deseen y donde se pretende ordenar la plantación y consumo de la materia prima.

"El objetivo es disminuir la especulación en la producción de agave", dijo.

En los primeros seis meses de operación, la planta requerirá cada día, 1,000 toneladas de agave, lo que equivale a 3 mil 300 hectáreas de plantación anual; en el primer año de operación, la demanda se duplicará.

 

EL AGAVE, MEJOR PARA EL TEQUILA

A pesar de los beneficios ecológicos de la presencia de etanol en las gasolinas, la producción hecha a base de agave podría ser un mal negocio, considera, la investigadora Georgina Sandoval, integrante de la unidad de Biotecnología del Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño de Jalisco (Ciatec).

"Un litro de tequila y un litro de etanol consumen casi la misma cantidad de agave, sólo que el litro de la bebida lo puedes vender entre 100 o 200 pesos y el de alcohol hecho a base de etanol, no supera los tres pesos, el beneficio económico podría ser dudoso", dijo en entrevista con CNN México.

López Nava explicó que si la comparación se basa sólo en el precio final de los productos puede arrojar una lectura errónea, por que la industria del tequila ya no está consumiendo agave y tienen problemas de sobreproducción, mientras que la industria del etanol tiene un largo camino por delante.

La experta en temas de biotecnología dijo por otra parte, que lo recomendable en la fabricación de etanol como combustible, es utilizar productos de segunda generación, "a base de residuos agroindustriales -bagazo de agave, caña de azúcar, maíz- o cultivos modificados".

"Tenemos que cuidar de donde sale el etanol porque puede resultar más caro el remedio que la enfermedad. Estudios científicos dicen que el etanol que se produce con plantas comestibles contamina más de lo que se ahorra al colocarlo en la gasolina", precisó.

Un estudio reciente de la Universidad de California en Berkeley, sostiene por otra parte que se consume más energía al cultivar maíz para hacer etanol que la obtenida del etanol cuando se quema.

El doctor Martínez Jiménez defendió también la elaboración de etanol a base de residuos que no compiten con alimentos, "es algo que debemos cuidar en el país para que no exista problema de desabasto en productos como el maíz, agave o caña de azúcar".

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad