Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Quién da más? Atraen a empresarios y políticos a subasta de alhajas

Empresarios y algunos políticos se acercaron a la subasta de joyas y otros artículos suntuosos que las autoridades han decomisado
jue 11 noviembre 2010 01:08 PM

Empresarios y políticos son los potenciales compradores de las alhajas con valor de hasta un millón 400,000 pesos (alrededor de 110,000 dólares) que alguna vez pertenecieron a narcotraficantes.

El Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) contrató a Carasa para subastar 12 millones de bienes asegurados por el gobierno federal este 18 y 19 de noviembre en procesos penales, entre otros.

El ensayo de la subasta se realizó la noche del miércoles en un hotel de la Ciudad de México, ambientado con música, bebidas y luz tenue para resaltar a los presentadores.

Funcionarios del gobierno federal destacaron la labor del aseguramiento de bienes relacionados con delitos federales y su destino final: en algunos casos son destruidos y, en otros, se donan a los habitantes de regiones afectadas por desastres naturales.

Pero los más serán subastados y cualquier ciudadano podrá tener acceso a la puja por anillos de diamantes, torsales y cientos de lotes más en una gran subasta inédita por su difusión y el valor de sus piezas.

El director general del SAE, Sergio Hidalgo Monroy Pulido, informó a los asistentes que los 50 municipios más pobres del país serán también beneficiados con la venta de alguno de los bienes asegurados.

Publicidad

Entre los objetos destacan relojes de oro de 18 kilates, anillos con diamantes y esmeraldas, torsales de oro y esclavas, la mayoría de las cuales provienen de su relación con gente que cometió delitos federales. Hoy todos esos artículos son propiedad del Estado.

La estrella de la puja es un anillo con centro de diamante en oro de 18 kilates con 32 diamantes de corte brillante y 16 diamantes de corte trapecio, con un precio base de un millón 400,000 pesos.

Otras joyas con zafiros, esmeraldas, relojes de oro con diseños de panteras y caballos son parte de los 590 lotes que serán subastados.

Los invitados a un simulacro de la subasta practicaron con la guía de la empresa Carasa. 

El subsecretario de Control y Auditoría de la Gestión Pública de la Secretaría de la Función Pública, Rafael Morgan Ríos, dijo a los asistentes que la subasta también incluye aquellos regalos que los servidores públicos no pueden recibir, como un lote de vinos, licores, rones y tequilas, entre las 578 botellas de un lote con un precio de salida de 86,000 pesos.

“No sabía qué habían hecho con la pluma Mont Blanc que había devuelto”, dijo el funcionario ante la audiencia, calificando la subasta como un acto de transparencia del destino que tienen los bienes asegurados.

Señaló que si los bienes que se someterán a la subasta están ahí es porque alguien violó la ley.

Publicidad
Publicidad