Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Adolescente declara que cortó la garganta de sus víctimas bajo amenaza

Con las manos dentro de los bolsillos de los pantalones, el adolescente dijo a los reporteros que recibía su pago semanal en dólares y pesos
dom 05 diciembre 2010 08:48 AM
presentacion de el ponchis
ponchis presentacion de el ponchis

El adolescente de 14 años acusado de varios homicidios encargados por un narcotraficante mexicano, enfrentó este sábado una serie de preguntas lanzadas por varios reporteros.

"Les corté la garganta", dijo para explicar la manera en que mató a cuatro personas.

Es la primera vez que públicamente un niño declara ante los fiscales .

Tras su captura ocurrida la noche del jueves , el adolescente explicó que él era un huérfano que se unió a las filas del cártel del Pacífico Sur a los 12 años. Dijo que Julio Padilla, a quien las autoridades identifican como el líder del grupo, lo amenazó.

"O trabajaba o él me mataba", aseguró.

Algunos analistas están de acuerdo en que el caso ofrece un vistazo a las bandas del narcotráfico en México que reclutan jóvenes cada vez más a menudo para ayudarse en sus batallas.

Publicidad

"Esta no será la última vez que escuchemos historias de menores llevando armas o matando gente porque resulta lucrativo o porque piensen que está bien", dijo Sylvia Longmire, una ex oficial de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y analista veterana especializada en las guerras en Latinoamérica y México.

Con las manos dentro de los bolsillos de los pantalones, el menor dijo a los reporteros que recibía su pago semanalmente en dólares y pesos. Pero al responder preguntas sobre si sabía lo que hacía cuando presuntamente cometió los homicidios, el menor explicó que se encontraba bajo la influencia de las drogas y sin darse cuenta de sus actos. "No, no sabía", contestó.

La cara del menor estuvo visible todo el tiempo que duró el intercambio con la prensa, en contraste con los agentes de policía apostados a los lados, un hecho común en México, donde los enfrentamientos entre las autoridades y los carteles del narcotráfico se han incrementado desde 2006, cuando el presidente Felipe Calderón anunció una ofensiva contra el crimen organizado.

Martín Pérez, director de la Red por los Derechos de la Infancia en México, advirtió la noche del viernes que las autoridades no debieron dar permiso a camarógrafos y fotógrafos para acceder a imágenes del menor.

"Fue completamente inapropiada la forma de presentarlo ante los medios ", dijo.

"Todo el mundo tiene el derecho de presunción de inocencia", explicó. "Además, esto pudo haber puesto su vida en un serio riesgo. Tenemos que recordar que esta es una pelea entre organizaciones criminales".

El gobernador del sureño estado de Morelos, Marco Adame, dijo que había solicitado una investigación del estado migratorio del menor, después que reportes indicaron que el menor portaba un certificado de nacimiento de la ciudad estadounidense de San Diego, California, cuando las autoridades lo detuvieron en compañía de sus hermanas.

Un vocero del Departamento de Estado de EU dijo el sábado que la identidad y ciudadanía del menor todavía están en investigación.

Una llamada anónima advirtió a las autoridades que el menor estaba en el aeropuerto y se dirigía a Tijuana, según la agencia Notimex.

También dijo que fue a la escuela antes de unirse a la banda de narcotraficantes. "Yo estudiaba", dijo, pero explicó después que dejó la escuela. "Ya no quise estudiar… no me gustó".

Publicidad
Publicidad