Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Caravana de respeto a los migrantes se prepara desde Chiapas

Saldrá desde Chiapas hacia los Estados Unidos con activistas que defienden los derechos de los migrantes
mar 04 enero 2011 10:12 AM
MIgrante oaxaca tren
MIgrante oaxaca tren MIgrante oaxaca tren

La caravana Paso a paso hacia la paz, que la encabezarán activistas de derechos humanos para exigir respeto a los migrantes parte el próximo viernes parte de Arriaga, Chiapas hacia Oaxaca.

Los activistas buscan crear conciencia para proteger a los migrantes centroamericanos que viajan en el tren de Carga por diversos estados del sureste de México en su intento para llegar a Estados Unidos.

La iniciativa surge luego de dos denuncias por secuestro a finales del año 2010, informó Elvira Arellano, una de las organizadoras.

Uno de los secuestros lo denunció el sacerdote Alejandro Solalinde Guerra, coordinador del Albergue Hermanos en el Camino, quien denunció el 16 de diciembre el secuestro de 50 migrantes centroamericanos en el municipio de Chahuites, en límites con el estado de Chiapas.

Otro secuestro reportado en la zona de la región del Istmo de Tehuantepec fue el 21 de diciembre en ciudad Ixtepec, donde el tren también lo asaltó un grupo de personas armadas, mismo que asesinó a un migrante y lesionó a otros cuatro.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Oaxaca inició las investigaciones e integró la averiguación previa por ese segundo secuestro, pero hasta el momento no hay avances.

Publicidad

Los participantes de esta Caravana se subirán al tren de carga llamado coloquialmente La Bestia,  en Arriaga, Chiapas, y bajarán en Chahuites, Oaxaca, donde constantemente es detenido por grupos delictivos para asaltar a los migrantes centroamericanos, de acuerdo a denuncias de Solalinde Guerra y otros activistas de derechos humanos.

Al tren de carga, también subirá Solalinde Guerra, así como los activistas Elvira Arellano de la organización Familia Latina Unida Sin Fronteras, Rubén Figueroa, activista del estado de Tabasco, y Eduardo García, activista de Puebla, así como familiares de migrantes centroamericanos.

 La exigencia es un “alto a los operativos nocturnos y realizados en condiciones riesgosas”, que violan los derechos humanos de los viajeros.

“Estos operativos no sólo ponen en riesgo su vida, sino que también crean un ambiente de inseguridad y xenofobia en las zonas de impacto del fenómeno migratorio, así como también daña las relaciones internacionales”, señala el albergue Hermanos en El Camino a través de un comunicado.

Los organizadores de la Caravana, responsabilizan a las autoridades de los gobiernos municipales, estatales y federales “por la omisión y complicidad en los más de 20 mil casos de secuestros al año, registrados por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH); por la masacre de los 72 migrantes ocurrida en San Fernando, Tamaulipas y por los secuestros perpetrados a finales de año en el Estado de Oaxaca”.

Publicidad
Publicidad