Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ni chivos expiatorios ni cacería de brujas: Legionarios de Cristo

Este domingo se cumple el aniversario luctuoso del fundador de los Legionarios de Cristo y no habrá mayor conmemoración que una misa
dom 30 enero 2011 07:57 AM
legionarios-61
legionarios-61 legionarios-61

En los centros religiosos de los Legionarios de Cristo, las fotografías de su fundador, el  sacerdote Marcial Maciel han sido retiradas paulatinamente. 

Este domingo se cumple el tercer aniversario de su muerte y no habrá mayor conmemoración que una misa en los diferentes templos de la congregación católica mexicana.

Han dejado de llamarlo "nuestro Padre" y sólo se refieren a él como "fundador" o "Padre Maciel".

Así, poco a poco los legionarios han iniciado el proceso de renovación de la congregación fundada por un hombre encontrado culpable de violación a decenas de jóvenes seminaristas y responsable de una doble vida al procrear al menos a tres hijos , pasando por encima de sus votos de castidad, en uno de los capítulos más vergonzosos y dolorosos de la iglesia católica.

Maciel murió a los 87 años sin haber pedido perdón a las decenas de seminaristas a quienes violó cuando eran todavía unos niños.

"No lo vemos ya como un modelo (a Maciel), sólo como el instrumento que Dios eligió para fundar la congregación", dice a CNNMéxico, el sacerdote Fernando Torres Luna, Superior de los Legionarios de Cristo en Guadalajara, capital del estado de Jalisco, al occidente del país.

Publicidad

Antes de llegar en noviembre pasado a Guadalajara, Torres Luna estaba en la Ciudad de México como responsable de los colegios de la congregación.

Convivió personalmente con Maciel: "Nos sentamos alrededor del mismo escritorio, y siempre lo vi preocupado por la formación, preocupado por cada uno de nosotros, cuando se confirmaron las acusaciones de violación quedamos perplejos, en shock, no podíamos creerlo".

Desde entonces la legión entró en un proceso primero de enojo, rabia, desilusión y luego en la etapa de duelo, "por la persona, no por el ideal", dijo.

A tres años de la muerte del fundador, y a cinco de que el Vaticano lo retirara del ministerio por las faltas cometidas, Torres Luna, considera que este capítulo ha dejado grandes enseñanzas.

"En un principio pensamos que todas estas personas (las víctimas) estaban atacando a la legión por cuestiones personales, eso fue un shock porque luego nos dimos cuenta de que tenían razón. Fue muy difícil asimilarlo, ha sido una enseñanza para todos, después de esto hemos entrado en un camino de humildad, de reconocimiento", expresó.

El sacerdote considera hasta ahora un "misterio" cómo es que en un mismo hombre pueden caber dos personalidades radicalmente opuestas: el bien y el mal.

"Cada vez constatamos que el Señor escribe derecho en renglones torcidos, no es fácil seguirlo, sus caminos no son nuestros caminos, y sólo el sabe por qué eligió al padre Maciel para que fundara su congregación", dice.

El también director de Asesorías Familiares del Regnum Christi en Guadalajara, lamenta que el caso Maciel se convierta en una cacería de brujas, en la que mucha gente quisiera ver "rodar cabezas".

—¿Hubo complicidad por parte de la Iglesia católica en torno a la figura de Maciel? 

—Es difícil hablar de complicidad, responde. El Papa tenía que estar perfectamente bien convencido antes de proceder, porque el bien que el padre Maciel había hecho a la congregación a través de su apostolado era notorio, ante una obra que va dando frutos para la iglesia era muy difícil creer, todos estábamos encasillados en la teoría de la conspiración.

—¿Cuál es el futuro de la congregación?

—Se ha hablado mucho de refundar, creo que es una palabra fuera de contexto. Lo que estamos haciendo es revisar la constitución, los estatutos de la congregación, de tal manera que podemos ir viendo cuál es el valor que se le da a cada norma, a cada canon. Las constituciones fueron revisadas y autorizadas por el Papa (Benedicto XVI), lo que queremos hacer ahora es revisar cuáles son las reglas para los tiempos modernos. 

La instrucción es que participemos todos con propuestas, luego se formarán comisiones que se encarguen de revisar todas las iniciativas y llegar a un consenso final, eso podría llevar hasta tres años.

—¿La pederastia dentro de la iglesia Católica obliga a revisar estructuras? 

—Hay dos consideraciones, la primera es que estamos ante una situación, un hecho moralmente reprobable. Todos los casos de pederastia los reprobamos enérgicamente, pero la segunda cosa que tenemos que considerar es que éste es un fenómeno mundial, tenemos que considerarlo como un cáncer mundial que ha penetrado las estructuras sociales del ser humano, porque hay médicos, políticos, deportistas, curas pederastas.

Tenemos que hacer un análisis del por qué hemos llegado a esta situación tan deplorable, porque no sólo es cuestión de enseñar el botón de muestra de la iglesia católica y enseñarnos con la iglesia, no podemos ser nosotros los chivos expiatorios, si queremos erradicarlo, tenemos que trabajar todos en conjunto.

Torres Luna afirma que lo que viene para los Legionarios de Cristo es mirar al futuro con mucha madurez, con mucha humildad. Indica que a pesar de la "herida sangrante", los jóvenes siguen confiando en la congregación.

"Hace dos años tuvimos a 110 aspirantes al sacerdocio, este año tuvimos 97, de los cuales entraron 72, la sacudida al árbol ha sido fuerte, una verdadera poda, pero ya está retoñando de nueva cuenta".

La justicia que no llega

Elio Masferrer Kan, experto en religiones y profesor de la Escuela Nacional de Antropología e Historia de México (ENAHM), considera que las disposiciones emprendidas hasta ahora por los Legionarios de Cristo son meras "acciones cosméticas", que no reflejan una intención real repara el daño.

"El Papa ha sido muy ambiguo, ha dicho que Maciel era una persona misteriosa, que su obra es positiva, en realidad no tendríamos por qué pensar que en Vaticano va a tomar medidas drásticas", dice en entrevista con CNNMéxico.

Explica que las víctimas aún están a la espera de una disculpa, de un desagravio por todas las cosas de las que fueron acusados por parte de los legionarios: extorsionadores, conspiradores, mentirosos.

"Tendrían que ser un poco más humildes y ofrecerles disculpas a las víctimas, lo que han hecho por el contrario, es seguir con esta campaña de escarnio en contra de ellos", afirma.

De cómo una legión se quedó huérfana 

El 3 de enero de 1941, el sacerdote Marcial Maciel fundó en la ciudad de México, la Legión de Cristo.

En 2006 una investigación canónica de la Congregación para la Doctrina de la Fe encuentra a Maciel culpable de abuso sexual en contra de jóvenes seminaristas.

Con base en esta investigación y tomando en cuenta la "edad avanzada" del sacerdote, la Congregación que investigó, decide "renunciar a un proceso canónico  e invitar al padre a una vida reservada de oración y de penitencia, renunciando a todo ministerio público".

Dos años después, el 30 de enero, Maciel muere a los 87 años de edad, en Estados Unidos, los restos son trasladados al cementerio de su pueblo natal, Cotija de la Paz, en el estado de Michoacán.

En 2009 se conoce públicamente que Maciel procreó al menos tres hijos. El papa Benedicto XVI ordena llevar a cabo una visita apostólica a las instituciones de legionarios para ayudar a la congregación a superar estas dificultades.

Al concluir la visita apostólica de los obispos, el papa Benedicto XVI, nombra a monseñor Velasio De Paolis como delegado pontificio y lo instruye para que se encargue de la renovación de la Legión.

El 14 de diciembre pasado, el director de la congregación, Álvaro Corcuera, pidió que todas las imágenes de Maciel fueran retiradas de los seminarios y universidades de la orden y que las fechas de nacimiento y muerte del fundador de los Legionarios fueran borradas del calendario oficial de conmemoraciones.

Las medidas tomadas también incluyen la prohibición de difundir y vender los escritos de Maciel, decisión que se tomó tras la sospecha de que el Padre habría plagiado algunos de estos textos.

Publicidad
Publicidad