Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Florence Cassez: La ciudadana francesa condenada a 60 años por secuestro

La ciudadana francesa decidió venir a México en 2001 a invitación de su hermano mayor. Cuatro años más tarde, sería acusada de secuestro
mar 15 febrero 2011 03:44 PM
Florence
Florence Florence

Florence Cassez es la tercera hija de Bernard y Charlotte Cassez después de dos varones. Nació en 1974 en el norte de Francia, en un pueblo llamado Béthune.

En el sitio http://www.liberezflorencecassez.com de apoyo autorizado por sus familiares, es descrita como una niña con personalidad independiente que siempre supo exactamente lo que quería: a los 10 meses aprendió a caminar y a los 3 años elegía por sí sola la ropa que quería ponerse.

En el libro A la Sombra de mi vida, publicado en México en 2010, Florence relata que dejó de estudiar a los 16 años y comenzó a trabajar en una tienda de muebles. A los 27 se convirtió en responsable de una tienda francesa, donde era coordinadora de un grupo de vendedoras.

En 2001, tras un año de trabajar en la tienda, fue despedida y aceptó venir a México por invitación de su hermano Sébastien, casado con una mexicana con quien tiene dos hijos.

Debido a su condición de turista, Florence comenzó a trabajar en la ciudad de México con su hermano en la venta de productos médicos, pues no contaba con permisos migratorios para trabajar legalmente en México, comentó su madre en una entrevista con CNNMéxico en 2010 .

Florence vivía con su hermano, pero en los seis meses de su residencia, no tuvo una buena relación con su cuñada y decidió buscar su independencia: dejó el trabajo y encontró un empleo con un diseñador de interiores en la capital del país.

Publicidad

Es entonces cuando estableció una relación con Israel Vallarta, a quien había conocido como cliente en el negocio de su hermano. Vallarta era divorciado, y llegaron a vivir juntos. De acuerdo con su testimonio, su novio se dedicaba a la venta de refacciones mecánicas.

Los padres vinieron a México y conocieron a Israel, se hospedaron tres días en el Rancho Las Chinitas, ubicado en la carretera México-Cuernavaca, donde en diciembre de 2005 serían encontradas tres personas secuestradas.

En el verano de 2005, Florence decidió regresar a Francia, pero después de dos meses sin hallar empleo regresó a México, en septiembre de 2005.

Volvió a vivir con Israel Vallarta, aunque en su testimonio en A la sombra de mi vida asegura que su relación había concluido, y que ella mantenía su independencia.

Se encontraba hospedada en el Rancho Las Chinitas y, después de unas semanas, halló empleo en el Hotel Fiesta Americana Grand en la Ciudad de México como anfitriona de huéspedes importantes, y encuentra un departamento en la calle Hamburgo, a donde pensaba mudarse.

El 8 de diciembre de 2005 fue detenida mientras estaba a punto de mudarse a un nuevo departamento. Ella e Israel Vallarta llevaban en una camioneta sus muebles rumbo a su nueva casa.

En el trayecto en la carretera México-Cuernavaca, elementos de la Agencia Federal de Investigaciones los detuvieron. Relata que permaneció detenida en una camioneta en la noche y después fue llevada de regreso al rancho, donde dice que vio a un hombre con barba amarrado, que después sería testigo como víctima de secuestro y la señalaría como una de sus captores.

Ahí dio un giro la vida de Florence: lee seis hechos para conocer el caso Cassez .

Publicidad
Publicidad