Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

México cuestiona la nueva reforma migratoria aprobada en Utah

Aunque reconoce avances en el tema, la embajada mexicana en EU cree que algunos aspectos de la norma criminalizan a los migrantes
mié 16 marzo 2011 05:50 PM
Arturo Sarukhán
Arturo Sarukhán Arturo Sarukhán

El gobierno de México expresó este miércoles “preocupación” por el “impacto conjunto” que pueden tener las nuevas leyes de inmigración promulgadas el martes en Utah, en el oeste de Estados Unidos.

A través de un comunicado , la embajada mexicana en ese país señaló que el paquete de iniciativas firmadas por el gobernador Gary Herbert “permitirá la entrada en vigor de esquemas que pretenden criminalizar la migración y crean espacios para la aplicación selectiva de la ley”.

La norma crea un programa de trabajadores temporales que da a los migrantes indocumentados la oportunidad de residir y trabajar legalmente en Utah, aunque también faculta a los policías estatales a cuestionar sobre su estatus migratorio a personas detenidas por algún delito, incluso si éste es menor.

El año pasado, Arizona, en el sur estadounidense, promulgó una ley similar que fue criticada por organizaciones civiles que la consideraban discriminatoria y violatoria de los derechos humanos. Al final, esa ley fue bloqueada en sus partes más polémicas por una jueza federal.

México cree que ese aspecto de la legislación de Utah puede tener “potenciales consecuencias lesivas” para los mexicanos que habitan ahí.

Por ello, a través de su consulado en Salt Lake City, la capital estatal, “dará puntual seguimiento a la instrumentación de las leyes promulgadas, a fin de evitar la violación a los derechos civiles de nuestros nacionales o de que sean objeto de fraudes derivados de quienes, de manera inescrupulosa, intenten lucrar o aprovecharse de disposiciones sobre regulación o empleo temporal”.

Publicidad

La embajada mexicana, no obstante, reconoció “los esfuerzos de una amplia coalición de distintos grupos de la sociedad y del sector público en el estado de Utah, por impulsar un diálogo ponderado basado en principios que reconocen la complejidad del fenómeno migratorio.

“El debate razonado e informado que se condujo en dicho estado es un proceso constructivo que contrasta con la proliferación de esquemas exclusivamente restrictivos que se han reproducido en algunos otros estados de este país”, señaló la sede diplomática.

“Debe destacarse que Utah es el primer estado que ha enviado un mensaje inequívoco sobre la urgente necesidad de dar una solución integral a los múltiples factores que integran el fenómeno migratorio , incluyendo esquemas de regularización y mecanismos ordenados, legales, transparentes y seguros de empleo temporal”, agregó.

Estados Unidos vive una ola contra la inmigración ilegal, en la que varios estados —Arizona, Georgia, Texas, Carolina del Sur— impulsan leyes que endurecen el trato a los migrantes.

México, en tanto, insiste en que Estados Unidos debe llevar a cabo una reforma migratoria integral que dé a los migrantes la oportunidad de vivir y trabajar legalmente en el país.

Publicidad
Publicidad