Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un grupo armado asesina en Guerrero al activista ecologista Javier Torres

Javier Torres, defensor del cuidado de los bosques en la entidad, fue emboscado a tiros cerca de su comunidad; su hermano está herido
mar 19 abril 2011 10:34 PM
Una mujer protesta por el asesinato de Digna Ochoa
CO. Digna Ochoa-Derechos Humanos Una mujer protesta por el asesinato de Digna Ochoa

Javier Torres Cruz, ecologista defensor de la sierra de Guerrero, fue asesinado por un grupo de hombres en los límites del poblado La Morena, ubicado en la Costa Grande de esta entidad del sur de México, mientras que su hermano, Felipe Torres Cruz, fue herido de gravedad.

El crimen se registró la noche del lunes cuando el grupo emboscó al ecologista mientras circulaba en su automóvil sobre un paraje que comunica a su poblado con la zona conocida como La Barranca, asentada en la sierra guerrerense, de acuerdo con información proporcionada por sus familiares y el Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad.

Javier Torres Cruz, de 30 años de edad, defendió los bosques del estado y en 2008 denunció penalmente al ganadero y supuesto narcotraficante Rogaciano Alba Álvarez, a quien versiones periodísticas señalan como un cacique de la región, preso en el penal de La Palma por narcotráfico, acusado de delitos contra la salud y portación de armas de uso exclusivo del Ejército.

Torres también fue uno de los testigos que acusaron a Alba Álvarez de ordenar el crimen de la abogada y defensora de Derechos Humanos, Digna Ochoa Plácido en 2001. Desde ese momento él y su familia han sufrido amenazas constantes por parte de hombres armados, supuestamente bajo las órdenes de Rogaciano Alba.

El 6 de diciembre de 2008, Javier Torres denunció ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos su secuestro por parte de supuestos militares del 19 batallón, ubicado en Petatlán, municipio enclavado en la Costa Grande de Guerrero, colindante con Michoacán.

En esa ocasión estuvo retenido durante 10 días en una vivienda de donde logró escapar bajo una grave condición de salud y con huellas de tortura.

Publicidad

El hecho provocó que el 21 de diciembre de 2008, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos exigiera al gobierno de Guerrero medidas cautelares para el ecologista, mismas que nunca se otorgaron.

Marcelina Torres Cruz, hermana del ecologista asesinado, reveló en una llamada telefónica que “de manera extraña” había decidido salir de su comunidad (La Morena) para trasladarse a la zona conocida como La Barranca, en donde fue recibido a balazos por un grupo armado.

Según la familia de Javier Torres, ese grupo de hombres era encabezado por unos hermanos de apellidos Arreola, quienes han sido identificados como asesinos a sueldo al servicio de Rogaciano Alba Álvarez.

México se encuentra entre los países de América Latina donde más se persigue a los activistas , de acuerdo con un informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

50 activistas fueron asesinados durante 2010 en América Latina.

Publicidad
Publicidad