Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Asesinan a un jefe policial y dos escoltas en un poblado en Chihuahua

El jefe de policía del municipio de Ascensión, Manuel Martínez Arvizo, fue secuestrado este viernes por hombres armados
sáb 14 mayo 2011 03:38 PM
militares en chihuahua
militares en chihuahua militares en chihuahua

Las autoridades mexicanas encontraron este sábado los cuerpos del director de Seguridad Pública y dos agentes policiales del municipio de Ascensión, en el norteño estado de Chihuahua, fronterizo con Estados Unidos, informaron fuentes oficiales.

Un portavoz de la fiscalía del estado informó que el jefe de la policía, Manuel Martínez Arvizo, y sus dos escoltas fueron secuestrados este viernes por un grupo de hombres armados cuando regresaban de una reunión en la ciudad de Casas Grandes, y sus cuerpos fueron localizados en el municipio vecino de Janos.

"Los cadáveres aparecieron en una brecha que conduce a la comunidad menonita conocida como El Cuervo" indicó la fuente.

Según los primeros datos, el jefe de policía y sus escoltas fueron interceptados el viernes después del mediodía, cuando volvían de una reunión de seguridad, por un grupo de más de siete hombres fuertemente armados, quienes les cerraron el paso y los subieron a la fuerza a un automóvil.

El reporte policial señala que los cuerpos del funcionario y los dos agentes mostraban huellas de tortura.

La población de Ascención se rebeló hace meses contra la corrupción policial y los habitantes destituyeron a los 12 agentes y tomaron la seguridad de la zona en sus manos.

Publicidad

El estado de Chihuahua ha sido escenario de una cruenta lucha entre los cárteles de Juárez y Sinaloa por el control del territorio para el trasiego de drogas hacia Estados Unidos, que ha dejado miles de muertos.

La ola de violencia que azota a México ha cobrado sólo en el estado de Chihuahua más de 11,000 vidas (aproximadamente 40,000 en todo el país) desde diciembre de 2006, cuando el presidente Felipe Calderón lanzó una estrategia frontal de combate al crimen organizado.

En esta lucha participan unos 50,000 militares y 20,000 policías federales en todo el país, de los cuales alrededor de 9,000 se encuentran en este norteño estado mexicano desde 2008.

Publicidad
Publicidad