Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El país que "dejó de ser pobre" tiene todavía 54.8 millones en la miseria

Cómo entender las polémicas declaraciones del Secretario de Hacienda
mié 01 junio 2011 12:58 PM
Ernesto Cordero SHCP
Ernesto Cordero SHCP Ernesto Cordero SHCP

Casi la mitad de los mexicanos podrían no estar de acuerdo con las declaraciones de Ernesto Cordero, secretario de Hacienda, quien este martes aseguró que “hace mucho que México dejó de ser un país pobre”.

Las cifras más recientes del Banco Mundial, difundidas el año pasado, apuntan que en México 54.8 millones de mexicanos viven en condiciones de pobreza. Si se considera que en el censo poblacional del 2010 se registraron 112,336,538 habitantes, esto representa el 48% de la población.

Al tomar en cuenta únicamente las variables macroeconómicas, como el Producto Interno Bruto (PIB) -que mide la producción nacional-, en efecto, México no puede ser considerado como un país de desarrollo bajo. El año pasado ocupó el lugar 11 a nivel mundial, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), superando a países como España, Corea y Canadá.

Además, México es miembro de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OECD) desde 1994, que se considera como una especie de club al que pertenecen únicamente los países más desarrollados del planeta.

Su membrecía no significa, sin embargo, que sus indicadores sociales sean similares a los de un país desarrollado. Por ejemplo, los niveles educativos de los niños mexicanos son los peores de la OCDE y en cuanto a salud, se compite el último lugar con los infantes turcos, por lo que algunos analistas han llamado a México el patito feo de la OCDE.

Según el Banco Mundial, México es un país de desarrollo medio - alto, pues su ingreso per cápita al año es de 8,143 dolares al año, y en esta categoría caen todos los países cuyo PIB per cápita oscila entre los 3,946 dólares y los 12,195 dólares.

Publicidad

Pese a esto, casi la mitad de la población del país vive con carencias, y según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), organismo gubernamental responsable de evaluar los indicadores sociales, casi 20 millones de mexicanos ni siquiera tienen los ingresos suficientes para poder alimentarse tres veces al día.

Durante casi dos años, de enero del 2008 a diciembre del 2009, Cordero fue Secretario de Desarrollo Social, la dependencia encargada de la política social y el combate a la pobreza en el país. Durante su paso por dicha institución fue que se desató la crisis financiera que afectó severamente a todo el mundo y que sigue teniendo hundidas a economías europeas como España, Portugal, Irlanda y Grecia.

Dentro de América Latina, México fue uno de los países con las peores consecuencias por la crisis, ya que en los primeros meses del 2009, tuvo las mayores tasas de desempleo e inflación, así como caídas récord en la industria y los servicios, que no se registraban desde 2002.

En abril del 2010, el Banco Mundial anunció que, según sus cálculos, alrededor de 10 millones de mexicanos se habían sumado a la pobreza como consecuencia de la crisis. 

Cordero dijo entonces que -según estimaciones de la Sedesol-, sólo 5 millones habían pasado a ser pobres por la crisis mundial e informó que la dependencia a su cargo haría todo lo posible porque no aumentara el número de mexicanos viviendo en la miseria.

En mayo de este año, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) informó que  este año el PIB mexicano crecerá entre 4% y 5% , lo que permitirá recuperar los niveles de producción previos a la crisis financiera global.

Declaraciones polémicas

Esta no es la primera vez que el titular de Hacienda realiza declaraciones controvertidas relacionadas a los ingresos y la calidad de vida de los mexicanos.

En febrero de este año, luego de más de un año como secretario de Hacienda, declaró que con 6,000 pesos mensuales (poco más de 500 dólares), una familia mexicana puede aspirar a tener una vivienda, un auto y pagar colegiaturas . Esto provocó una ola de molestia y rechazo en medios de información y redes sociales.

El mismo día, por la tarde, al participar en un programa de radio, Cordero aseguró que sus declaraciones habían sido malinterpretadas.

"Mi comentario era mas bien en el sentido de que las familias están haciendo verdaderos milagros porque el dinero les rinda. Yo jamás me refería a que con seis mil pesos al mes se puede vivir holgadamente", explicó.

Tras dichas declaraciones, el funcionario que la semana pasada admitió su interés por gobernar México a partir de 2012 , generó críticas de los partidos de la oposición, e incluso de su mismo partido, Acción Nacional (PAN).

" Si nos explica cómo pudiera vivir con 6,000 pesos , el señor podría ganar el premio Nobel de Economía", dijo con ironía el diputado panista Manuel Clouthier.

Como en esa ocasión, el secretario de Hacienda ha tenido que explicar y matizar sus declaraciones, y en una reunión con empresarios de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), aseguró este miércoles que conoce muy bien el problema de la pobreza, pues dijo, “le ha visto la cara” .

Asimismo, a través de un comunicado emitido por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, se informó que estudios de la ONU y del Banco Mundial ubican a México como un país "de renta media", y explicó que así reconocen los avances en la calidad de vida de la población.

Cordero, egresó de la carrera de Actuaría del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), institución privada de la que han egresado algunos funcionarios mexicanos de alto nivel. Es también maestro en Economía por la Universidad de Pennsylvania.

Publicidad
Publicidad