Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Legal o ilegal? La polémica detención del ex alcalde Jorge Hank Rhon

El ex alcalde fue detenido sin una orden judicial, pero en posesión de armas prohibidas. Especialistas analizan la legalidad de su arresto
jue 09 junio 2011 12:39 PM
Militares Hank Rhon
Militares Hank Rhon Militares Hank Rhon

La detención del ex alcalde de Tijuana, Jorge Hank Rhon , ha generado cuestionamientos porque el Ejército lo sacó de su casa, de madrugada y prácticamente en ropa interior, sin una orden judicial. La defensa alega que esto constituye una violación al debido proceso y a la Constitución.

El empresario está internado en la cárcel de Tecate tras ser acusado de acopio de armas por la Procuraduría General de la República (PGR): entre otras cosas, los militares dicen que encontraron 88 armas, 49 de uso exclusivo del Ejército.

Con base en la información del comunicado oficial emitido por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la PGR sobre los hechos, CNNMéxico consultó las opiniones de

Tres expertos en Derecho consultados por CNNMéxico analizaron el procedimiento militar de la detención, con base en la información del comunicado oficial emitido por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la PGR sobre los hechos.

Versión oficial

El boletín de prensa de la Sedena y la PGR indica que la madrugada del 4 de junio una denuncia ciudadana alertó que tre hombres armados estaban en las inmediaciones del hotel Palacio de Tijuana.

Publicidad

Soldados de la Segunda Zona Militar atendieron la denuncia y detuvieron a los tres personas, quienes dijeron que en un domicilio de la colonia Hipódromo ocultaban armamento.

Los militares acudieron al lugar y observaron en el exterior hombres armados que se introdujeron al inmueble tras percatarse de su arribo.

El comunicado enfatiza que ante la flagrancia de ese ilícito, los militares los persiguieron al interior del inmueble, donde fueron detenidos Hank Rhon y siete hombres más.

Dentro del lugar, que no se menciona como residencia del ex alcalde de Tijuana, fueron localizadas 88 armas de fuego y casi 9,300 cartuchos, agrega el boletín.

En declaraciones a noticieros de radio, Fernando Benítez Álvarez del Castillo, uno de los abogados del empresario, acusó que la detención fue ilegal y por lo tanto las pruebas en su contra también.

Se violentó estado de derecho

La operación del Ejército alteró los procedimientos legales porque el domicilio de Hank Rhon fue allanado sin una orden judicial, consideró Mayolo Medina, consultor en temas de Seguridad.

Ex secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), Medina puso en duda que el Ejército desconociera que el inmueble era la residencia de Hank Rhon, dado que es un personaje público de la ciudad.

“Entrar a ese domicilio por un supuesto elemento de flagrancia, sin una orden de cateo, me parece que estamos violentando el estado de derecho para hacer cumplir el estado de derecho y creo que es muy grave”, dijo Medina.

El ex funcionario, encargado entre 1998 y 2001 de coordinar las políticas de seguridad entre los gobiernos federal, estatal y municipal, manifestó que las autoridades tienen que cumplir las leyes, al margen de la responsabilidad que Hank Rhon pueda tener por el delito de acopio de armas.

“Me parece que hemos alterado el procedimiento por el cual se puede seguir o presumir o asumir la presunción de que alguna persona es responsable de la comisión de algún ilícito; si ese va a ser el camino que en México se está adoptando para resarcir el enorme problema de la impunidad, creo que el camino está equivocado”, señaló Medina.

Es una detención ilegal

La detención del ex alcalde de Tijuana fue ilegal porque los militares violaron los esquemas del procedimiento, aseguró Gabriel Regino, abogado penalista y profesor de Criminología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Regino detalló que el Ejército incurrió en violaciones a partir de que no puso a disposición de la PGR de inmediato a los 3 supuestos pistoleros detenidos cerca del hotel Palacio e investigó por su cuenta los dichos sobre un arsenal en una casa.

“La Constitución y el Código Federal de Procedimientos Penales son suficientemente claros y contundentes en el sentido de que las declaraciones que se vierten ante policías carecen de valor probatorio, ya no digamos ante militares, porque en el código no se encuentra prevista su participación en investigación”, explicó.

El abogado abundó que otra violación fue que los militares entraran al domicilio sin dar parte al Ministerio Público federal, el cual tendría que haber investigado los indicios de la presencia personas armadas y solicitado a un juez una orden de cateo.

Un procedimiento legal hubiera sido que, una vez con orden judicial, entrara a la residencia un agente del Ministerio Público federal, peritos y policías ministeriales, agregó.

“Si nos atenemos solamente al boletín hay una violación contundente en todos los esquemas de procedimiento… independientemente de que sea el mayor o menor criminal, eso no está previsto en ninguna legislación para que justifique que se vulneren los derechos que la propia ley establece”, expuso Regino.

Hubo flagrancia de delito

El Ejército no ingresó de manera ilegal a la residencia del empresario porque perseguía a probables delincuentes sorprendidos en flagrancia, estimó Vicente Fernández, académico del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Ciudad de México.

Doctor en Derecho, Fernández consideró que la detención del ex alcalde sería legítima porque, una vez dentro de la casa, los militares aparentemente hallaron las 88 armas, de las cuales, según la PGR, 49 son de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

“Asumiendo que eso es cierto, porque es la versión oficial, que asumimos que es la versión que obra en el expediente y que va a revisar el juez, efectivamente hay flagrancia, porque están persiguiendo en ese momento a las personas que presumiblemente están cometiendo un delito”, explicó el académico.

Fernández mencionó que Hank Rhon se convirtió en presunto responsable de acopio de armas sorprendido en flagrancia en el momento en que es descubierto el arsenal.

“A él no se le está consignando por delincuencia organizada, por posesión o portación; se le consigna por el delito de acopio, que es tener las armas ¿porqué a él? porque es el dueño de la casa y las armas estaban en su casa”, agregó.

No obstante, el académico del ITESM aclaró que se han conocido de casos de detenciones en las que militares ingresaron por la fuerza a domicilios y en los partes que se integran en los expedientes indican que entraron porque perseguían a delincuentes.

“Qué pruebas hay de ello, está el dicho de los propios militares contra el dicho de las personas inculpadas, no hay más que eso”, advirtió Fernández.

Publicidad
Publicidad