Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Con la pobreza como estrategia, encuestas no favorecen a Ernesto Cordero

El titular de Hacienda no duda de que sucederá a Felipe Calderón, aunque su popularidad no le permite alcanzar a los punteros de la carrera
lun 13 junio 2011 01:48 PM
Ernesto Cordero
Ernesto Cordero Ernesto Cordero

El Secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, desea "con toda el alma" ser presidente de México y no tiene dudas de que lo logrará, según dijo el fin de semana ante panistas de Guanajuato, en el centro del país.

Sin embargo, su nombre todavía no destaca en las encuestas de los favoritos para suceder a Felipe Calderón, o en las de políticos del Partido Acción Nacional (PAN) más populares.

El PAN seleccionará candidato para la elección presidencial de 2012 en noviembre próximo. El titular de Hacienda se anotó desde el 26 de mayo pasado, cuando 134 panistas con cargos públicos o de larga trayectoria, declararon su apoyo político al actuario con maestría en economía.

Sobre este eje, Cordero inició lo que parece una singular campaña de posicionamiento mediático. Desde febrero, cuando en una conferencia de prensa el titular de Hacienda dijo que cualquier familia mexicana podía vivir con 6,000 pesos , su presencia ha sido constante gracias a sus polémicas declaraciones respecto a la situación económica del país.

Juez y parte

Como responsable de la política económica del gobierno federal, Ernesto Cordero negoció mantener el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en 16% y gestionó el lanzamiento de un bono a 100 años para aumentar la confianza de los inversionistas internacionales.

Publicidad

Quizá confiado en los buenos resultados -a nivel macroeconómico- de su gestión, desde hace unos meses ha tomado la situación económica del país como centro de sus declaraciones.

El 31 de mayo, cinco dias después de confirmar que desea gobernar México, declaró que el país con 54.8 millones de pobres, según el Banco Mundial,  había dejado de ser pobre  para ser de renta media. Aunque tecnicamente está en lo cierto, los datos de los indicadores sociales no lo ubican como una nación desarrollada.

La falta de notoriedad de Cordero ha sido ampliamente comentada por analistas desde que fue nombrado secretario de Hacienda, en diciembre de 2009.

Tampoco las encuestas lo favorecen, por ejemplo, un trabajo realizado en mayo por Consulta Mitofsky señaló que el senador Santiago Creel Miranda —también panista y aspirante presidencial—, es conocido por el 64.7% de la población general y preferido por el 37.4% de los panistas.

Le siguen Josefina Vázquez Mota, coordinadora de los diputados panistas y Alonso Lujambio, secretario de Educación, conocidos por el 50.8% y 27.6% de los encuestados, respectivamente.

Ernesto Cordero fue ubicado en el cuarto lugar, conocido sólo por el 20% de los encuestados y que sería elegido como candidato del PAN sólo por el 7.2% de los panistas.

Para el periodista político Raymundo Riva Palacio, el secretario de Hacienda tiene una estrategia "para irrumpir en el escenario y tener la máxima exposición mediática, el nivel de recordación aumentará y con ello empezará a alcanzarlos (a los otros aspirantes)".

El 6 de junio pasado, hizo la tercera declaración polémica, al señalar que el salario mínimo —de 59.82 pesos en promedio (5.04 dólares)—alcanzaba para comprar mucho más que hace 20 años y que "el poder adquisitivo está creciendo".

Sergio Sarmiento en el diario Reforma, escribió que con estas declaraciones Cordero consiguó que un porcentaje creciente de la población esté consciente de su existencia. "Y en política, el que la gente sepa que uno existe es el primer paso para llegar a los cargos de elección popular".

Coincidó el columnista del diario El Universal, Salvador García Soto, quien la semana pasada afirmó que los "deslices" eran la mejor estrategia para posicionarse.

"Con declaraciones técnicamente fundadas, pero políticamente incorrectas, que, si bien le han valido severas críticas y reproches, también lo han hecho ser noticia y estar en primeras planas y en los noticieros de radio y televisión", escribió

La carrera por la candidatura y la presidencia

Además de Cordero, hay otros seis panistas que desean ser candidatos de su partido , no obstante, las encuestas los colocan lejos del político puntero: el priista gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto.

Según la encuesta de las empresas GEA-ISA de mayo. El 53% votaría por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el 32% por el PAN y apenas el 13% por el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Si de candidatos se trata, Peña Nieto es el político más conocido: el 92% de los encuestados sabe quién es y el 35% tiene una percepción positiva de él.

En el caso de Cordero, 43% ha oído hablar de él, pero sólo el 9% tiene alguna opinión sobre su trabajo, todos negativa.

Si en este momento se celebraran elecciones presidenciales, el 19% votaría por Ernesto Cordero, contra el 42% que elegiría al gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, según los datos de GEA-ISA.

Cordero ha dicho que pese a su enorme deseo de ser presidente, todavía no es momento de hacer campaña. Asegura que esperará al momento correcto, determinado por su partido, para iniciar con su carrera para, primero ser candidato del PAN, y después, llegar a cumplir su entrañable deseo: gobernar a México.

Publicidad
Publicidad