Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las fugas de las filas de la izquierda al PRI ¿sólo estrategia?

Varios líderes de izquierda en el Estado de México han anunciado en ruedas de prensa su adhesión al PRI ¿esta estrategia realmente funciona?
lun 13 junio 2011 08:07 AM
Rene Arce Victor Hugo Cirigo
Rene Arce Victor Hugo Cirigo Rene Arce Victor Hugo Cirigo

El anuncio fue estruendoso: líderes de izquierda que, luego de oponerse al partido que en México fue oficial durante siete décadas, el Revolucionario Institucional (PRI), decidieron sumarse a su candidato en el estado de México, Eruviel Ávila Villegas.

El senador René Arce, y el diputado federal Víctor Hugo Círigo, ambos líderes de la corriente Nueva Izquierda del Partido de la Revolución Democrática (PRD) hasta el 2010, anunciaron la semana pasada su adhesión a la campaña del candidato priista.

Pero el boom que generó una semana de desbandadas de las filas de la izquierda y abandono de su candidato Alejandro Encinas , representante de la Coalición Unidos Podemos Más, ya cesó y, asentadas las aguas, estrategas políticos y analistas revisan el impacto de las rupturas.

La importancia real de estos anuncios y su reflejo en la elección parecen ser una apuesta al voto indeciso que hoy es imposible cuantificar y que no se verá sino hasta el 3 de julio, día de la elección en el Estado de México.

Pura estrategia, pero funciona 

Esas desbandadas podrían ser estrategia electoral y no una sumatoria de votos automáticos, reconoce en entrevista con CCNMéxico, el representante del PRI ante el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), César Camacho Quiroz.

Publicidad

No hay votos inmediatos y seguros porque un líder social anuncie, junto con su organización, su adhesión a un partido, “todos son ciudadanos respetables y nadie puede prometer el voto de terceros, sino sólo el de uno mismo”.

Sin embargo expone, “ las adhesiones son copiosas y entonces todo demuestra que Eruviel es un candidato que suma , que concita”

Camacho Quiroz explica así la “racha” de supuestos apoyos de militantes y ex militantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD), al que pertenece Encinas Rodríguez, para irse a la campaña del candidato postulado por la Coalición Unidos Por Ti, el priista Eruviel Avila.

El 9 de junio el senador René Arce y su hermano Víctor Hugo Círigo, acompañaron al candidato priista para construir una alianza de centro-izquierda en un acto público ante cerca de 10,000 personas en el Estado de México.

El primer anuncio de adhesión de cuadros del PRD ocurrió en la semana del domingo 22 al 31 de mayo, cuando se dio la “desbandada”. Primero fue un regidor del municipio de Nezahualcóyotl, Diego León, quien anunció su salida del PRD y aseguró al PRI 4,000 votos de sus seguidores.

Le secundó cinco días después Adrián Galicia, ex alcalde de Chicoloapan, quien ofreció 10,000 sufragios, y dos días después fue el ex perredista y senador René Arce, quien anunció su apoyo a la campaña de Ávila con 140,000 votos de su Movimiento de Izquierdas Mexiquenses.

El ciclo, por ahora, lo cerró el dirigente municipal del PRD en Tlalmanalco, Víctor Hugo Higuera, que dio a conocer que con él se sumarían al PRI 5,000 ex perredistas.

Todas las salidas del PRD se registraron en el oriente de la entidad, antes conocido como “cinturón amarillo” por ser la zona donde ese partido ha tenido éxito electoral y en el pasado ha ganado gobiernos municipales.

Sobre el tema, Camacho Quiroz apunta “¿son sólo estrategias? No lo sé, pero al final lo que importa es que esto se convierta en un mensaje de convergencia ideológica, política, programática.

“Es un mensaje para los que dudan sobre si darle o no su apoyo, para que se inclinen por Eruviel”, sostiene el también ex gobernador del estado.

Es decir, la apuesta del PRI no habría sido una suma aritmética de apoyos, sino dirigirse a los indecisos, un porcentaje que según encuestas periodísticas podría llegar a más del 30% de los electores mexiquenses, entidad con 10.6 millones de electores potenciales.

Unidad empañada

Para el investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), Nicolás Loza, los “desprendimientos” de la izquierda que se sumaron al PRI efectivamente son trascendentes por el mensaje que envían: buscan minar el mensaje de unidad de la Coalición Unidos Podemos Más.

Así, si en el arranque de campaña del izquierdista Alejandro Encinas, abanderado de esa Coalición, apareció flanqueado por los dos ex candidatos presidenciales de la izquierda, Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador, y esa emblemática fotografía se ha convertido en el eje de la campaña, ese mensaje unitario fue el objetivo a derribar de la percepción pública.

Eso es “parte del cálculo: enviar el mensaje de que el rival se está desmoronando, no están unidos, se perciben a si mismos sin capacidad de ganar y entonces hay desbandada. Y eso siempre es parte de las estrategias electorales”, explicó Loza, especialista en procesos políticos y democracia, a CNNMéxico

Es posible que funcione, señala, pues todos los partidos tienen una franja de votantes clientelares, otra franja de votantes partidistas, leales, y otra de votantes libres que no necesariamente votan siempre por el mismo partido, pues no son propiamente militantes sino que tienen una identidad ideológica.

En el caso particular del apoyo garantizado por el senador Arce, con el que el PRI firmó un convenio de mutuo apoyo, “creo que si puede llevar votos al partido que lo firma de los tres tipos, poner una clientela de un grupo al servicio de un partido con el que se hace un acuerdo, poner a los leales al servicio y convencer a algunos votantes libres”.

Pero cuántos votos aportarán es impredecible, pues “normalmente los que suscriben dicen tener más fuerza” de la que realmente tienen, apunta Loza.

Se lleva el PRI lo peorcito

Alejados de este análisis, en la campaña de Alejandro Encinas se descarta un impacto adverso por las salidas, debido al perfil de los tránsfugas.

Ángel Cedillo, secretario de Organización de la dirigencia nacional del PRD, conocedor de las izquierdas en el oriente mexiquense, de donde es originario, refiere a CNNMéxico que Diego León, de Nezahualcóyotl, no tiene más de 200 seguidores.

“Es lo que maneja en sus comités de abasto”, programa que consiste en adquirir víveres y venderlos a precios módicos en colonias proletarias.

“Tiene apoyo en las colonias El Sol y Estado de México, está muy disminuido”, remata.

El ex alcalde de Chicoloapan, Adrián Galicia es un dirigente magisterial que obtuvo apoyo hace mucho. El PRD sólo gobernó ahí una vez y está disminuido, ¿de dónde saca (que aportará) 10,000votos perredistas?“, se pregunta.

Para el coordinador de la campaña de Alejandro Encinas y también líder perredista en la entidad, Luis Sánchez Jiménez, es claro que se intentó dañar la imagen de unidad de la Coalición, pero en el camino “se llevaron de todo y a lo mejor hasta se equivocaron”.

Asegura a CNNMéxico que los personajes que ahora apoyarán a Ávila, ya no eran perredistas e incluso recordó el caso del ex dirigente en Tlalmanalco, Víctor Hugo Higuera, al que el PRD había relegado.

“En su mayoría los que se fueron buscan cargos pero no tienen ninguna fuerza real”, el dirigente municipal en Tlalmanalco, es gente muy cercana al ex edil del ayuntamiento, Raúl Fernando Reyes, quien en marzo pasado fue detenido e investigado ante la presunción de vínculos con una banda de secuestradores local.

“Esto es lo que se llevaron los del PRI, no creo que les den votos” declaró Sánchez Jiménez.

Publicidad
Publicidad