Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los aspirantes presidenciales buscan el voto de los mexicanos en EU

Ante la cantidad de votos que representan, este grupo es codiciado por los aspirantes a la presidencia de México
mié 15 junio 2011 01:51 PM
AMLO en Los Ángeles
lópez obrador los angeles AMLO en Los Ángeles

Remesas y reforma migratoria son los dos temas más importantes para el país cuando de mexicanos en el exterior se habla, pero muy pronto los políticos cortejarán a ese sector por otra razón: representan millones de votos potenciales para la elección presidencial del 2012.

"Los migrantes ocupan un lugar cuando son rentables para los partidos , o sea cuando votan", explica a CNNMéxico la jefa del área de Sociología Política y Económica del Instituto de Investigaciones José María Luis Mora, Leticia Calderón Chelius.

"Por eso vamos a ver una cosa muy interesante: todos los políticos mexicanos van a desfilar en Estados Unidos, porque ya que inicien la campañas van a tener el impedimento legal para hacerlo".

Las leyes mexicanas prohíben a partidos y candidatos hacer proselitismo fuera del país ya iniciado el proceso electoral, y esa fecha es octubre próximo.

A partir de entonces, tendrán vedado viajar al exterior, por eso el activismo, también en el extranjero, ya comenzó.

El ex candidato presidencial de izquierda, Andrés Manuel López Obrador, quien ha mostrado su interés en volver a postularse para el proceso del 2012, estuvo el domingo 12 de junio en Los Ángeles.

Publicidad

En unas semanas será otro ex candidato presidencial de izquierda, Cuauhtémoc Cárdenas: viajará a Illinois a un foro sobre Michoacán, estado con elecciones en noviembre, donde también existe el voto a distancia por ser una de las entidades con mayor expulsión de migrantes a Estados Unidos.

La aspirante a la candidatura presidencial del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota, ha ido continuamente a esa nación vecina, al igual que el jefe de gobierno de la Ciudad de México, y también aspirante de izquierda, Marcelo Ebrard, quien abrió ya en Estados Unidos dos Casas del Migrante, patrocinadas por el gobierno capitalino.

Estados Unidos concentra la mayor parte de los 12 millones de connacionales que radican fuera de territorio nacional.

Calderón Chelius, también autora de Los superhéroes no existen. Los migrantes mexicanos ante las elecciones en el exterior (Instituto Federal Electoral, 2011), analiza las elecciones presidenciales del 2006 y lo que auguran para el 2012.

Para votar en 2006 se anotaron ante el Instituto Federal Electoral (IFE) 52,000 mexicanos residentes en el exterior, casi 41,000 fueron aceptados, pero sufragaron sólo 32,000 de ellos.

Esa cifra, frente a 4 millones de connacionales convertidos en potenciales votantes, pues tenían credencial de elector, fue mínima y hasta desilusionante, reconoce.

Pero su importancia pudo haber sido radical en los resultados.

“Fueron pocos los sufragios, pero con el doble hubieran cambiado totalmente el resultado de la elección debido a la diferencia entre el primero y el segundo lugar, de apenas 0.56%", dice en referencia al escaso margen con que superó el hoy presidente Felipe Calderón, del PAN, a su oponente más cercano, López Obrador.

“López Obrador no consideró a los migrantes en su momento e incluso algunos grupos radicales de izquierda inhibieron el voto y redujeron las posibilidades de ese candidato, pues alertaron de un fraude cibernético… eso redujo el voto y ese 0.56 por ciento pudo haber sido diferente”, dice la investigadora.

Descifrando el voto en el exterior

Hoy las cosas sí podrían ser distintas. Por lo menos en organización, aunque la legislación mexicana no cambió para facilitar las cosas.

Todavía es una incógnita cuántos de los millones de mexicanos en el exterior podrán votar en 2012, debido a varios factores.

Uno es que se desconoce con exactitud cuántos de ellos tienen credencial de elector: aún no comienza oficialmente el registro de los interesados en sufragar, y los que se anoten no necesariamente votarán.

El consejero Benito Nacif Hernández, presidente de la Comisión del Voto de los Mexicanos residentes en el Extranjero del IFE, es optimista debido a las prevenciones que ha tomado la autoridad electoral con su Plan Estratégico para el voto de los mexicanos en el exterior 2012.

En entrevista con CNNMéxico expone que según encuestas siguen siendo 4 millones de mexicanos en el extranjero (como hace seis años) los que cuentan con credencial de elector.

Ellos sí podrán usar su credencial con fecha de vencimiento 2003, pero para ampliar derechos el IFE instalará módulos de "fotocredencialización" de connacionales en los cruces fronterizos, siempre en territorio mexicano.

Además ya realiza pre-registros vía internet para facilitar la tarea una vez que inicie el proceso electoral 2012.

La importancia de esa medida es otro factor que incide, pues sólo los que se anoten en la Lista Nominal de Electores en el Extranjero (Linere) podrán  participar. El voto en el exterior es un ejercicio vía postal: es decir, el interesado proporciona una dirección de residencia donde recibe la boleta electoral, y una vez marcada la envía a vuelta de correo.

En 2006 el costo del envío postal representó más de 10 dólares para el votante y desalentó el ejercicio.

Por eso ahora, adelanta Nacif, se trabaja en un convenio con el Servicio Postal Mexicano (Sepomex) para que el envío no sea absorbido por el migrante, sino “prepagado”, lo que garantizará mayor interés, pues “se podría obtener el sobre (con la boleta) por internet o en los propios consulados”.

Y sobre todo, explica que sin importar la calidad migratoria de los connacionales en el extranjero, éstos podrán votar.

“Los datos son confidenciales” por lo que no debe de existir temor de ser localizados por autoridades migratorias estadunidenses, expone.

La académica Calderón Chelius señala que el temor a la deportación es otro factor que desalienta la inscripción y por tanto el voto.

El registro a la Lista Nominal de Electores en el Extranjero es "el talón de Aquiles de toda elección en el exterior", por lo que expone su preocupación porque “no se ve la campaña de difusión”, dice.

“Ya están tardándose para difundir y que la gente sepa que puede votar, si la gente no se entera, no se registra y el registro vence el 15 de enero del 2012, estamos contra reloj”.

El consejero Nacif asegura, sin embargo, que en enero comenzó la difusión en internet, redes sociales, en spots de radio en México y dirigidos a las zonas expulsoras de migrantes, además de propaganda dirigida a los migrantes que regresan a México en vacaciones.

En ese sentido, el activismo político que ya comenzó con la visita de López Obrador, será una herramienta útil, pues ayuda a que los mexicanos se enteren de que pueden votar, “genera una interacción positiva”, dice Nacif.

Clientelismo transfronterizo

Calderón Chelius, la experta del Instituto Mora, prevé que las cosas podrían ser ahora distintas a lo ocurrido en la elección presidencial del 2006.

Incluso “en una elección cerrada, que no sabemos si se dé, el voto en el exterior podría decidir todo”. Por eso para los partidos ese sector de migrantes, y no sólo los ciudadanos estadunidenses de origen mexicano, es un botín codiciado.

La disputa se hace evidente en las quejas de los dos partidos de oposición más importantes del país, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD), quienes acusan que el fenómeno de la presión política ha cruzado las fronteras.

“Allá el PAN tiene una muy intensa actividad política a través de los consulados, prácticamente se han convertido en promotores del panismo en la Unión Americana, saben donde están los mexicanos, los buscan, han confrontado a las organizaciones de migrantes para sumarse a ese partido”, asegura a CNNMéxico la secretaria general perredista, Dolores Padierna.

“Cuando se ha requerido de los consulados para trasladar cuerpos, garantizar derechos, hacer trámites, siempre está de por medio la promoción política, eso nos reportan los compañeros. Así que en el PRD vamos a formalizar una queja”, anticipa.

La misma protesta genérica expresa el PRI en voz de Edmundo Ramírez, secretario de Asuntos Migratorios del sector popular priista, quien asegura a CNNMéxico que cónsules generales y personal de apoyo promueven al PAN entre quienes solicitan apoyo consular.

"Es el caso de los que están en Los Ángeles, en Chicago", advierte, "y el IFE debe tomar cartas en el asunto".

De acuerdo a sus cifras el PRI, tiene al menos 235,000 militantes en Estados Unidos, por lo que hay amplias expectativas de voto siempre que “el IFE no ponga trabas para que puedan votar”, señala Ramírez.

Sólo que el Instituto cuenta con el mismo marco legal de 2006 para organizar el proceso en el exterior, así que pondrá a prueba su capacidad organizativa y su Plan Estratégico 2012.

Publicidad
Publicidad