Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

En Monterrey y la Ciudad de México es más caro vivir que en 2010

La Encuesta Costo de Vida, que incluye a 214 ciudades del mundo, señala que estas dos urbes mexicanas son más caras que el año pasado
mar 12 julio 2011 07:27 PM
edificio df mexico
centro historico edificio df mexico

La Ciudad de México y Monterrey subieron en el último año 18 y 10 puestos, respectivamente, como las urbes donde resulta más caro vivir, según una encuesta que toma en cuenta los costos de vivienda, transporte, alimento, ropa, artículos para el hogar y entretenimiento.

La capital mexicana ocupó este año el lugar 148 en la Encuesta Costo de Vida que incluye a 214 ciudades de todo el mundo, contra el puesto 166 de 2010.

En el caso de la ciudad norteña de Monterrey, hogar de las grandes industrias mexicanas, subió del 193 al 183 en la lista de Mercer, consultora de recursos humanos que toma de base el costo de vida de Nueva York, en Estados Unidos.

De todas las urbes incluidas en la encuesta, las ciudades más caras fueron Luanda en Angola, Tokio en Japón, Yemena en Chad, Moscú en Rusia y Ginebra en Suiza.

La más barata es Karachi en Paquistán, ciudad en donde la vida resulta tres veces menos costosa que en Luanda, que ocupa por otro año el primer sitio.

En la región de América Latina, Sao Paulo y Río de Janeiro destacan como las más caras ocupando los sitios 10 y 12, respectivamente, del listado general.

Publicidad

También destaca Santiago de Chile que subió del puesto 123 al 75 y la de Caracas, que remontó 49 posiciones, al pasar al 51, debido a la alta tasa de inflación de bienes y servicios.

"Las presiones inflacionarias siguen figurando como el principal impacto sobre el costo de los bienes y servicios en Argentina y Venezuela, haciendo que sus ciudades se hayan disparado en el ranking”, dijo Nathalie Constantin-Métral, investigadora senior de Mercer y responsable de la elaboración del ranking.

La Encuesta concluye que el costo de vida en Europa se ha mantenido estable, y que en África, la limitada disponibilidad de vivienda hace que haya un aumento de costos.

Publicidad
Publicidad