Publicidad
Publicidad

EU gira la Iniciativa Mérida hacia una mayor cooperación con México

El gobierno estadounidense se enfocará en capacitar y coordinar operaciones con dependencias mexicanas, en lugar de proporcionar equipo
Iniciativa Mérida
Iniciativa Mérida Iniciativa Mérida

El gobierno de Estados Unidos enfocará la Iniciativa Mérida en la capacitación y coordinación de operaciones con dependencias mexicanas en lugar de proveerlas de equipos, según la edición 2011 de la Estrategia Nacional de Control de Drogas anunciada este lunes por la Casa Blanca.

El programa, que inició en 2008 y cuenta con 1.4 billones de dólares, pretende desarticular los cárteles de la droga, fortalecer las instituciones mexicanas encargadas de aplicar la ley, mejorar la seguridad fronteriza y apoyar la construcción de comunidades seguras en el país.

La Casa Blanca admite que EU es el principal mercado de las drogas provenientes o que son traficadas por México, cuyo gobierno, agrega, ha respondido con determinación y compromiso contra los cárteles.

Con ese mismo objetivo, la administración de Obama ha entregado tres helicópteros Black Hawk a la Policía Federal; ocho Bell 412 a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y equipo de inspección no intrusivo para unidades móviles, de acuerdo con el informe de la estrategia. Para septiembre está prevista la entrega a la Secretaría de Marina (Semar) de tres helicópteros Black Hawk, aeronaves para vuelos de reconocimiento y transporte de personal. 

Publicidad

Colaboración "sin precedentes"

Con el giro de la colaboración, EU asegura que mantiene el " estratégico compromiso con México ", pero que el enfoque será distinto. En la línea de la coordinación, la estrategia demuestra que la Sedena cuenta desde 2009 con un miembro que funge de enlace en las oficinas centrales del Comando Norte de Estados Unidos y la Semar en la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial (JIAFT, por sus siglas en inglés).

El texto indica que la información y colaboración actual entre ambos países no tiene precedentes y ha permitido que las operaciones conjuntas se incrementaran a 24 en 2010, en comparación con las cuatro de 2008.

"Es difícil prever resultados a mediano plazo con esta estrategia", según Andrew Seele, director del Instituto México del centro de estudios Widrow Wilson. 

Publicidad

"Creo que han hecho algunos ajustes para hacer frente al consumo de narcóticos en Estados Unidos, pero dista mucho de ser un esfuerzo comprensivo que pueda generar resultado en el mediano plazo. No hay aún una conciencia en EU respecto a la crisis del consumo y sus efectos en los vecinos países", dijo Seele a CNNMéxico.

¿Una estrategia fallida?

Para Javier Oliva, experto en seguridad nacional y fuerzas armadas, el cambio de enfoque de la estrategia es una muestra de que no ha funcionado como se tenía proyectado.

En entrevista con CNNMéxico, Oliva sostuvo que el programa debe ampliarse a los países centroamericanos y Colombia porque también están involucrados en el narcotráfico.

Publicidad

“Es una ratificación de que Iniciativa Mérida es un instrumento agotado entre México y Estados Unidos, se tiene que hacer un procedimiento multilateral, no solamente entre México y Estados Unidos”, considera el experto. 

Las alianzas internacionales entre Estados Unidos y países en distintos continentes contra el narcotráfico es uno de los siete ejes prioritarios de la Estrategia Nacional de Control de Drogas.

El resto se centran en aumentar la prevención del consumo de drogas, detección oportuna de su uso, integración del tratamiento contra adicciones a la asistencia médica, promoción de sustitutivos de cárcel a personas involucradas en ilícitos relacionados con droga, interrupción de tráfico y producción de enervantes, y un mejor análisis de información sobre el fenómeno. 

El foco en el consumo juvenil 

Publicidad

Centrado en contrarrestar la demanda de drogas ilegales y de medicamentos prescritos a través de la prevención, el plan lanzado en 2010 tiene la meta de reducir en cinco años en un 15% el consumo entre adolescentes y estudiantes y en un 10% entre adultos.

Oliva señaló que la importancia de la estrategia anunciada se centra en que Estados Unidos reconoce el problema que enfrenta por ser el país con mayor consumo de drogas en el mundo y la necesidad de que sus agencias trabajen coordinadas.

El gobierno estadounidense cataloga ya el abuso de drogas como un problema de salud pública que genera altos costos. En 2007 murieron más personas por incidencias relacionadas con enervantes que por accidentes vehiculares en 17 estados. 

Uno de cada tres conductores que fallecieron en 2009 en accidentes carreteros dieron positivo a alguna droga, por lo que se contemplan medidas de prevención en la carretera. 

Publicidad

Unos 4,000 niños y adolescentes entre 12 y 17 años prueban por primera vez una droga, y estudiantes de último año de preparatoria fuman más marihuana que tabaco, según el documenteo. El consumo de marihuana en 2010 fue el más alto de los últimos ocho años, de acuerdo con el informe.

El incremento en el uso de drogas de prescripción médica o medicinas controladas entre adolescentes y adultos jóvenes, quienes en su mayoría abusan de ellas pensando que son más seguras que los enervantes ilegales, supone otra preocupación. El informe señala que desde 1990 se ha quintuplicado la tasa de muertes por sobredosis de medicamentos de prescripción y que siete millones de personas de 12 años y más reportaron en 2009 utilizar alguno.

Una encuesta del Departamento de Defensa arrojó que casi el 12% de los militares abusan de alguna sustancia, principalmente medicamentos.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad