Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los auditores públicos destapan anomalías en Seguridad Social desde 2009

La Auditoria Superior de la Federación encuentra irregularidades en el ISSSTE en el manejo de inmuebles y recursos económicos
jue 14 julio 2011 11:17 AM
Miguel angel yunes y elba esther gordillo
Miguel angel yunes y elba esther gordillo Miguel angel yunes y elba esther gordillo

El Instituto de Seguridad Social y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) ha presentado anomalías en su manejo desde 2009, a pesar de que legisladores federales  ordenaron una revisión exhaustiva de sus finanzas

A pesar de ser una institución dedicada a procurar el bienestar y la salud de los trabajadores del Gobierno, funcionarios del ISSSTE han realizado actividades que atentan contra el propio instituto.

El análisis de la cuenta pública de 2009 señala que no se recibieron 109,081 piezas de diversos medicamentos a pesar de que se contó con la remisión firmada por los funcionarios encargados de hacerlo. Por ello, muchos de los medicamentos que debieran estar disponibles diariamente no lo están.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF), encargada de las cuentas públicas de México, detectó que ese año la Federación tenía registrados 175 bienes inmuebles más a su cargo que no estaban en los inventarios del ISSSTE.

De acuerdo con la ASF, el manejo financiero del ISSSTE no tuvo ningún sobresalto durante los dos primeros años de la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, quien acusó a Elba Esther Gordillo , lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), de exigirle sumas millonarias para canalizarlas al partido Nueva Alianza , conformado por maestros del mencionado sindicato.

La Auditoría encuentra que no existen lineamientos específicos ni actualizados para llevar a cabo la compra, arrendamiento o venta de bienes inmuebles. “El ISSSTE no ha integrado un inventario de los bienes inmuebles de su propiedad ni de los que se encuentran en proceso de regularización, adquiridos mediante diversos mecanismos, como la adquisición, donación y dación por pago.

Publicidad

“Se desconoce el número y valor de adquisición de cada uno de los bienes que configuran su patrimonio inmobiliario”, de acuerdo con el informe de la cuenta pública de 2009. Debido a esta falta de padrón, los auditores públicos se declaran “imposibilitados” para saber si existen movimientos no autorizados en su administración.

A pesar de que el ISSSTE cuenta con un sistema de registro de bienes inmuebles, los datos no coinciden con los de su sistema de seguimiento notarial. En uno de los apartados, 11 inmuebles aparecen como “dados de baja”, pero continúan siendo tomados como parte del patrimonio del Instituto.

Debido a esta falta de un inventario confiable, la ASF solicitó al Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales una relación de bienes inmuebles inscritos en el Registro Público de la Propiedad. El resultado: 175 bienes inmuebles (de un total de 1,137) no están en el catálogo del ISSSTE, pero sí a nombre de éste en el registro nacional.  

Patrimonio descuidado

“Este es muy importante porque también estuvimos leyendo acerca de bienes que se estuvieron ofertando a menor precio para beneficiar a algunos actores o partidos políticos”, afirmó Esthela Damián, presidenta de la Comisión de Vigilancia de la Cámara baja.

La ASF reporta que el ISSSTE “no ha resguardado su patrimonio”, pues 255 bienes inmuebles se encuentran invadidos. Uno de ellos, en el Distrito Federal, está ocupado desde 2000 por una tienda departamental privada que no pertenece al Gobierno.

En otros casos se trata de locales comerciales pertenecientes al Instituto que están ya en manos de terceros y que son vendidos o arrendados por particulares sin que el ISSSTE lleve a cabo ninguna actividad legal para recuperarlos.

Además de todos estas irregularidades, los fiscalizadores encontraron que el ISSSTE destinó 2,980,000 pesos (cerca de 257,000 dólares) a la remodelación, ampliación y rehabilitación de cuatro bienes inmuebles en Colima, el Distrito Federal, Nuevo León y Puebla, que aún no forman parte del patrimonio del Instituto.

La "petición" de Elba Esther

En diversas entrevistas, Miguel Ángel Yunes Linares denunció que Elba Esther Gordillo, además de pedirle dinero para su partido político, tenía en mente hacerse de con el principal edificio del ISSSTE, ubicado en una de las avenidas más representativas de México, el Paseo de la Reforma.

“El ISSSTE en el DF tiene 14,000 metros de edificios y de terrenos en una zona muy valiosa que es entre Reforma y Plaza de la República, me dijo ‘Quiero que le vendas’ los edificios del ISSSTE y el terreno baldío que está en la esquina al ‘grupo tal’ que es un grupo de amigos míos”, dijo Yunes Linares en una entrevista para la cadena Radio Fórmula el 5 de julio.

“Hay que recordar que (Yunes Linares) fue su sicario, en la Ley del ISSSTE moría por la maestra, que ahora diga que le exigía 20 millones de pesos mensuales para su partido y que no pase nada, quiere decir que en este país puede pasar cualquier cosa y lo estamos viendo.

“En cualquier país serio tanto las revelaciones de Elba Esther Gordillo como las de Yunes por lo menos hubieran originado una investigación a fondo si no hubieran hecho tambalear a un gobierno”, opinó Mario Di Costanzo, diputado del Partido del Trabajo (PT).

¿Viajes irregulares?

Además de los bienes inmuebles, legisladores han detectado irregularidades también en el Turissste, una rama manejada por el Instituto para dar acceso a viajes a sus afiliados, pero bajo cuya responsabilidad se asignaron  contratos para las celebraciones por el Bicentenario de la Independencia  en 2010.

“El Turissste otorgó contratos por 1,700 millones de pesos a empresas para que llevaran a actividades relacionadas con los festejos del Bicentenario de la Independencia, capacitación a policías federales e incluso organizar actos públicos para el presidente Calderón.

“Dichos gastos sobrepasan el gasto de operación que para el año 2009 era de 76,000 millones de pesos y que el Turissste terminó ejerciendo un presupuesto 17 veces más que el aprobado por la Cámara de Diputados, entre 2006 y 2010; 27 instituciones del Gobierno Federal han adjudicado a Turissste al menos 185 contratos”, expuso ante la Comisión Permanente el diputado priista veracruzano Antonio Benítez Lucho. Aseguró que el ISSSTE recibió 8,000 millones de pesos para mejorar centros hospitalarios, cambios que presuntamente no se realizaron. 

Larga historia de una “amistad”

Yunes acusó a la lideresa magisterial de pedirle más de 20 millones de pesos mensuales para “mantener” al Partido Nueva Alianza, mismos que debía obtener del ISSSTE, además de querer obtener inmuebles que pertenecen al Instituto.

Los lazos que unían a Gordillo y Yunes se remontan a sus tiempos como legisladores. Yunes Linares compartió con Elba Esther Gordillo un lugar en la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la LIX Legislatura de 2003, cuando ella era la coordinadora.

Con los problemas en el partido, que llevaron a una ruptura entre Gordillo y Roberto Madrazo, presidente del PRI en 2006, Yunes Linares renunció a ese instituto político y pidió licencia como diputado.

Comenzó después el acercamiento entre Elba Esther Gordillo con el Partido Acción Nacional (PAN) y Vicente Fox Quesada, el primer presidente de ese partido. Gracias a esa relación, Yunes Linares fue nombrado secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y después subsecretario de Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Seguridad Pública. Ya cuando Felipe Calderón alcanzó la Presidencia, Yunes Linares fue nombrado director del ISSSTE, cargo que asumió el 1 de diciembre de 2006.

Tras afiliarse al PAN en 2008 y competir por el Gobierno de Veracruz en 2010 en coalición con el Partido Nueva Alianza, perdió las elecciones frente al candidato del PRI, Javier Duarte, actual gobernador de esa entidad.

Para algunos, la ruptura de estos dos personajes va más allá: representa una ruptura entre Felipe Calderón y Elba Esther Gordillo. “Se acabó el amor entre Elba Esther y Miguel Ángel Yunes. Hay muchas fotos de ellos como buenos amigos.

“Lo que todo esto está manifestando Elba Esther con Felipe Calderón, es que también ahí se acabó esa relación. En todo caso, sobre bases nuevas, un acuerdo nuevo, distinto, y que está al mejor postor: al del PRI o al del PAN; el de Calderón o el de Peña Nieto”, destacó Agustín Guerrero, diputado por el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

A pesar de su alejamiento del PRI, Elba Esther Gordillo pretende aliarse con este partido para las elecciones presidenciales de 2012. Humberto Moreira, dirigente nacional del PRI es profesor de educación básica y pertenece al SNTE.

Publicidad
Publicidad