Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El nuevo embajador de EU confía en que la Iniciativa Mérida siga tras 2012

El candidato de Obama a embajador confía en el desarrollo de la estrategia contra el narcotráfico al margen de los resultados electorales
mié 20 julio 2011 10:04 AM
Earl Anthony Wayne
EFE_Earl_Anthony_Wayne_embajador_EU Earl Anthony Wayne

Earl Wayne, elegido por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para el cargo de embajador en México, confió en que los resultados electorales presidenciales de 2012 no afecten al desarrollo de la Iniciativa Mérida. Wayne aseguró este miércoles ante senadores del Comité de Relaciones Exteriores que no contempla un rechazo de la estrategia.

“Si soy confirmado, buscaré reunirme con actores políticos en México (después de las elecciones) para discutir este punto primario sobre la actual cooperación”, dijo Wayne ante la pregunta del senador Bob Menéndez. “Hay  fuerte consenso (de legisladores mexicanos)  de que este esfuerzo (la Iniciativa Mérida) continúe.  Han existido críticas , pero no he escuchado de otras alternativas que podrían ponerse en efecto”, agregó.

Legisladores mexicanos y estadounidenses se reunieron recientemente para plantear un mecanismo de cooperación , más allá de la Iniciativa Mérida y sin importar el resultado de la elección presidencial en México. El debate sigue en marcha sin una propuesta firme.

El diplomático afirmó que otorgará preferencia a una rápida implementación de la Iniciativa Mérida, para lo que se comprometió a reforzar la cooperación. Destacó que, si es confirmado por el Congreso de Estados Unidos, la seguridad de los funcionarios estadounidenses  que “han sido víctimas de la violencia”  en México será su “prioridad principal”.

El ritmo de la estrategia

Ante las dudas de senadores sobre si se está haciendo lo correcto con la Iniciativa Mérida, Wayne afirmó que Estados Unidos se mueve "en la dirección correcta".

Publicidad

Wayne pidió en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado mayor apoyo del Congreso para el plan, que busca combatir los cárteles de la droga y el crimen organizado, fortalecer las instituciones mexicanas encargadas de aplicar la ley, mejorar la seguridad fronteriza y apoyar la construcción de comunidades seguras en el país.

El programa, que cuenta con recursos por 1.4 billones de dólares, fue implementado en 2008, pero autoridades mexicanas se han quejado de que  los recursos fluyen con lentitud  a pesar de los niveles de violencia.

"No es solo entrega de equipo sino también entrenamiento. Más de 13,000 funcionarios de seguridad mexicanos fueron entrenados durante los últimos tres años, incluyendo a 3,000 funcionarios entrenados en la implementación de un nuevo sistema de juicios orales", dijo Wayne. EU entregó a México "11 helicópteros, sistemas de computación, equipos para un sistema de migración", agregó.

La edición de 2011 de la Estrategia Nacional de Control de Drogas anunciada por la Casa Blanca contempla un refuerzo de la capacitación y coordinación de operaciones con dependencias mexicanas, en detrimento de la entrega de equipos.

La salida de Afganistán

Wayne es miembro del Servicio Exterior estadounidense desde 1975 y es reconocido como embajador de carrera. Actualmente se desempeña como embajador adjunto en Afganistán, país al que llegó en 2009 tras encabezar la misión diplomática de Estados Unidos en Argentina, donde permaneció entre 2006 y 2009.

También ha participado en la atención de las relaciones de Estados Unidos con Europa, Marruecos y China. Ha estudiado en las universidades de Harvard, Princeton, Stanford y Berkeley, de acuerdo con la Casa Blanca.

Carlos Pascual  presentó su renuncia a la Embajada de EU en México  el 19 de marzo pasado, luego de que el presidente de México, Felipe Calderón, admitió haber  perdido confianza en él a raíz de sus críticas sobre la lucha contra el narcotráfico, según documentos diplomáticos filtrados por Wikileaks.

En diciembre pasado, Wikileaks divulgó un cable de la Embajada estadounidense en México, en el que Pascual  criticaba al Ejército mexicano por ser "lento"  y tener "aversión al riesgo", en relación con el combate con del crimen organizado.

Dos meses después, el ex embajador Pascual aseguró que decidió  dejar su cargo por decisión propia . "La relación entre México y Estados Unidos no se debe centrar en una persona sino en los interés binacionales que tenemos, por lo tanto yo sugerí mi salida”, afirmó Pascual durante una entrevista con la emisora Radio Fórmula.

Publicidad
Publicidad