Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

"Perdón hermanos zetas" por la sociedad que los hizo criminales: Solalinde

Unos 500 viajeros procedentes de Honduras, Salvador y Guatemala llegaron a Veracruz en la caravana Paso a Paso hacia la Paz
sáb 30 julio 2011 10:11 AM
alejandro solalinde
alejandro solalinde alejandro solalinde

Este viernes, unos  500 viajeros  procedentes de Honduras, El Salvador y Guatemala contunaron en la caravana Paso a Paso hacia la Paz, que inició en Tenosique, Tabasco, el pasado martes 26  y los llevará hasta la Ciudad de México.

"Perdón hermanos zetas que han contribuido al dolor de las personas", dijo el padre Alejandro Solalinde, de rodillas y rodeado de cientos de migrantes que oraban con él en "la catedral del secuestro", en Coatzacoalcos, Veracruz.

"Quiero pedir públicamente perdón a 'Los Zetas', perdón a todos los delincuentes y a todos los hermanos funcionarios porque nosotros les hemos fallado, antes que violadores, son víctimas de una sociedad enferma que no supo darles valores", dijo el defensor de migrantes en una misa celebrada a escasos metros de una vía del tren.

Fuentes del Grupo Beta del Instituto Nacional de Migración (INM) explicaron que al contingente procedente de Tenosique se le unió otro que venía desde Tapachula, Chiapas y otros tantos que pasaban por el lugar.

El encuentro se realizó bajo el puente de la Avenida Uno de esta ciudad del sur de Veracruz, un lugar donde "no entra la policía" en un día común y corriente, y donde,  según testimonios, se estacionan camionetas con sujetos armados a bordo, que esperan a los centroamericanos.

Solalinde, coordinador del albergue Hermanos en el Camino, de Ixtepec, Oaxaca, también se disculpó por las fallas de las iglesias "burocráticas".

Publicidad

"Quiero pedir perdón por esas iglesias cristianas evangélicas o católicas que les dieron una embarrada de religión y de valores, quiero pedir perdón porque no supimos formarlos en los valores de Jesucristo, porque no les enseñamos que los más grande es un padre maravilloso que nos ama a todos", dijo el religioso.

Solo él, el fray Tomás González Castillo, de Tenosique, Tabasco,  y el padre David Hernández Tobilla, de Coatzacoalcos, permanecían hincados, "en penitencia".

"(Los delincuentes) perdieron la conciencia, su criminalidad los ha bestializado", dijo González.

Asimismo, llamó "a los sicarios, a los que mutilan, a los halcones (informantes de la delincuencia) y autoridades corruptas" a impedir que ocurra una muerte más.   

Familiares de desaparecidos, asesinados y mutilados portaban fotos de sus seres queridos. Llegaron hasta este lugar porque esperan encontrar información sobre ellos.

El viernes por la noche, la caravana continúa la ruta migratoria hacia Tierra Blanca, donde tendrán un encuentro con el relator de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Felipe González. El domingo llegarán a Amatitlán, en el centro de Veracruz.

Publicidad
Publicidad