Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un juez condiciona a 'Greg' Sánchez a usar 20 días más el brazalete

El excandidato a gobernador de Quintana Roo, Gregorio Sánchez Martínez, permanecerá 20 días más bajo vigilancia remota
vie 05 agosto 2011 08:30 PM
Greg Sánchez
Greg Sánchez Greg Sánchez

Para que la Procuraduría General de la República (PGR) continúe investigándolo por lavado de dinero, el excandidato a gobernador de Quintana Roo, Gregorio Sánchez Martínez, permanecerá 20 días más bajo vigilancia remota y sin posibilidades de abandonar la Ciudad de México.

Alejandro Pascal y Guillermo Cabral, abogados del político y empresario, informaron a CNNMéxico que este viernes el juez 12 de Distrito, con sede en el Distrito Federal, concedió a la PGR la ampliación de la medida cautelar que le fue impuesta el 20 de julio y cuyo plazo de 20 días concluía el próximo lunes. Ese tiempo deberá seguir usando el brazalete electrónico por primera vez impuesto en México.

“Pidieron una ampliación porque no han tenido elementos para consignarlo por lavado de dinero y porque nadie les ha resuelto ninguna orden de aprehensión en contra, porque no hay elementos”, acusó Pascal.

En un breve comunicado, la PGR confirmó la ampliación de la medida cautelar en contra del también exalcalde de Benito Juárez-Cancún, Quintana Roo.

Conocido como Greg Sánchez, el político abandonó el penal federal de Tepic, Nayarit, el 16 de julio, tras permanecer preso un año acusado por la PGR de vínculos con el crimen organizado.

Entonces, un tribunal federal resolvió que no existían elementos para procesarlo y ordenó su liberación.

Publicidad

Sin embargo, la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), de la PGR, detuvo al excandidato a su salida del penal, porque tenía una investigación abierta en su contra por lavado de dinero y una más por tráfico de indocumentados.

La PGR argumentó el 20 de julio que había solicitado a un juez la medida para que estuviera vigilado y no pudiera salir de la capital del país para evitar que escapara, mientras la SIEDO conseguía una orden de aprehensión en su contra.

Desde entonces, el político ha permanecido primero en un hotel y posteriormente en un departamento de la Ciudad de México.

Publicidad
Publicidad