Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

A pesar del miedo, los clientes regresan a los casinos de Monterrey

Todos los casinos en la capital de Nuevo León, a excepción de Caliente, guardaron tres días de luto por las muertes en el Royale
mar 30 agosto 2011 07:43 AM

Tras los tres días de luto nacional decretados por el presidente Felipe Calderón, por el atentado al casino Royale en Monterrey, la industria del entretenimiento regia regresa poco a poco a la normalidad.

Durante este período de condolencias, todos los casinos de la capital regia, a excepción de Caliente, cerraron durante los días de duelo.

En la fachada de algunas casas de apuesta se observan mantas en señal de duelo, en las que manifiestan sus condolencias a los familiares de las 52 víctimas del Royale, entre ellas una embarazada.

Es mediodía a las afueras del casino Revolución, uno de los pocos centros de apuestas que reabrieron este lunes sus puertas tras el atentado y el período de duelo.

Esta casa de apuestas ya había sido víctima de un ataque en abril pasado, cuando un grupo armado arrojó una granada y se enfrentó con policías, dejando como saldo una persona herida y daños materiales.

En el estacionamiento permanecen no más de 100 automóviles, "a esta hora ya debería haber al menos 400 personas y no hay ni la mitad", informa a CNNMéxico, uno de los guardias del lugar.

Publicidad

Dice sin embargo que será cuestión de días antes de que la actividad habitual regrese a estos centros.

"La gente está un poco desconcertada pero no dejará de venir a jugar, es mucho el vicio", agrega el guardia.

Control Risks, firma de consultoría especializada en la gestión de riesgo, dijo a CNNExpasión que el atentado al casino Royale, provocaría una caída en el corto plazo, del 60% al 70% en el número de clientes en los centros de apuestas.

La luz tenue del lugar, hace que los colores brillantes de las máquinas llamen la atención. Frente a las pantallas unas 50 personas, la mayoría solas, se entretienen jugando.

A pesar de que la Ley Antitabaco prohíbe fumar en lugares cerrados, huele a humo de cigarros, se percibe una suave música de fondo, los escasos diálogos, la gente concentrada en su máquina, generan un ambiente de tranquilidad.

"Claro que estamos asustados y claro que nos preocupa lo que pasó en el Royale, pero no por eso vamos a dejar de venir, cuando te toca te toca", manifiesta una mujer que tras dejar a sus hijos en la escuela primaria y antes de volver a casa a preparar la comida, pasó "un momento", a jugar en las máquinas.

Mientras clientes, meseros y personal de aseo realizan su labor, un par de hombres toma medidas a una puerta de emergencia.

En mayo pasado, grupos armados ingresaron de manera simultánea en cuatro casinos, entre ellos el Royale, sometieron a los clientes y se llevaron el dinero de las cajas.

"Los casinos que son atacados, es porque se resisten a pagar el derecho de piso que cobra el crimen organizado, aquí les han pedido hasta 500,000 pesos", afirma otro empleado del casino Revolución, quien no precisa cada cuánto tiempo es necesario pagar esta cuota para que el lugar no sufra atentados.

"Yo no sé cómo se animan a seguir viniendo después de lo que pasó (el atentado al Royale), yo estoy aquí por necesidad, pero me preocupa lo que pueda pasar", dice discretamente una de las afanadoras del sitio, mientras limpia los ceniceros.

En un recorrido hecho por CNNMéxico, de cinco casinos visitados, sólo uno estaba abierto.

A las afueras de las casas de apuestas que permanecen cerradas, unos cuantos empleados esperaba instrucciones para saber cuándo volverán a trabajar.

"No sabemos cuándo van a reabrir, creemos que esta misma semana, miércoles o jueves", dice un joven que trabaja en el bar de uno de estos centros.

El alcalde de Monterrey, Fernando Larrazabal, informó en medios locales que en la ciudad operan 17 casinos con licencia de uso de suelo o de construcción autorizadas por el ayuntamiento y hay 12 más que no cumplen con estos requisitos y deberían ser clausurados.

Durante el fin de semana, personal de la Secretaría de Hacienda, Policía Federal y de la Procuraduría General de la República (PGR), apoyados por el Ejército, llevaron a cabo operativos en ocho casinos en la zona metropolitana de Monterrey, capital del norteño estado de Nuevo León.

El Sistema de Administración Tributaria (SAT), informó en un comunicado que como resultado del operativo, las autoridades embargaron 3,541 máquinas de las 5,056 verificadas, por no contar con documentos que acreditar su legal propiedad.

También detuvieron a tres personas a quienes se les aseguraron tres armas de fuego.

Las maquinas aseguradas fueron trasladadas al recinto fiscal y las personas detenidas, junto con las armas, fueron puestas a disposición del Ministerio Público Federal para las investigaciones correspondientes, según cita el comunicado.

Los casinos intervenidos en Monterrey son: Hollywood Entertainment Constitución, Crystal Palace, Palmas Bellavista, Hollywood Estanzuela, Abu Dhabi, Players, Miravalle Palace y Paradise.

También en Guadalajara

El ayuntamiento de Guadalajara, capital del estado de Jalisco, en el occidente de México y la segunda ciudad más grande del país, clausuró cinco casinos por deficiencias en las salidas de emergencia, falta de alfombras y cortinas retardantes al fuego y falta de equipo contra incendios.

El municipio informó en un comunicado que en la ciudad operan nueve casinos, todos de ellos inspeccionados durante el fin de semana y de los cuales cinco tuvieron que se clausurados por no contar con las medidas óptimas de seguridad.

Publicidad
Publicidad