Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

"Yo no sabía a qué se dedicaba": expareja de atacante a casino Royale

Iris Valenzuela Barbosa fue por cuatro meses pareja de Julio Tadeo Berrones Ramírez, uno de los responsables del atentado en Monterrey
mié 31 agosto 2011 06:47 AM
Julio Tadeo Berrones Ramírez
detenidos Casino Royale Julio Tadeo Berrones Ramírez

Iris Valenzuela Barbosa, quien fue durante cuatro meses pareja de Julio Tadeo Berrones Ramírez, uno de los cinco implicados en el  atentado al casino Royale , en Monterrey, Nuevo León, donde murieron 52 personas y un nonato, sabe poco sobre él, pues jamás le hizo preguntas de su vida. Ahora, lo busca en diferentes dependencias porque quiere verlo, pues dice que es la única que se preocupa por él.

"Yo sólo tengo miedo de que lo trasladen a otro estado. Tenía sin verlo un mes antes de saber sobre el ataque al casino. Tiene familia, pero creo que soy la única preocupada por él", comenta Iris, de 19 años, quien no estudia ni trabaja.

"No sé si tuvo algo que ver (en el atentado), no conozco ni a sus familiares. Me asusté cuando vi en la televisión que lo habían capturado".

Desde la presentación pública de los cinco detenidos por el casino Royale, entre ellos Berrones Ramírez —de 28 años— Iris ha recorrido dependencias estatales y federales en Monterrey, para verlo al menos un instante. "Yo nada más quiero verlo".

Sobre la vida de su expareja, a quien conoció a través de amigos en común y describe como "buena onda", la joven sabe poco: "Yo no le preguntaba nada, yo no sabía a qué se dedicaba, nunca le pregunté", dice, mientras llora, porque no lo puede ver.

Berrones Ramírez fue aprehendido en julio de 2010 por robo de vehículo, y posteriormente fue liberado. Las autoridades estatales anunciaron este lunes que verifican el expediente de su proceso jurídico para conocer las razones de su liberación.

Publicidad

Colaboraba para el líder de Los Zetas en Nuevo León,  Esteban Luna Luna El Chachis, capturado por el Ejército en julio de 2010, según anunció públicamente la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI).

Tras ser detenidos, los hombres declararon que con el incendio del lugar buscaban asustar a los dueños , pues éstos se negaron a pagar una extorsión, de acuerdo con el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina.

El ataque del 25 de agosto generó reacciones de repudio por parte de la sociedad y de la comunidad internacional, así como algunas marchas en el país en protesta contra la violencia.

Un día después del incidente, el presidente Felipe Calderón decretó luto nacional por tres días, mientras que en Nuevo León se estableció como una fecha conmemorativa anual.

Publicidad
Publicidad