Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Víctimas de Acteal no piden cárcel para Zedillo, sino reparación de daños

Las leyes bajos las cuales las víctimas de Acteal interpusieron una demanda contra Zedillo prevén la reparación de daños, pero no prisión
mar 20 septiembre 2011 04:23 PM
ernesto zedillo
ernesto zedillo ernesto zedillo

La demanda que se interpuso en Estados Unidos contra el expresidente Ernesto Zedillo por crímenes de lesa humanidad no contempla su encarcelamiento, sino la compensación —monetaria y de otros tipos— para reparación de daños, informó Mark Pugliese, abogado de la firma estadounidense Rafferty Kobert Tenenholtz Bounds & Hess, encargada de conducir el caso.

"Lo que estamos pidiendo obviamente es la restitución civil por los daños, no se le puede encarcelar, no se pueden resucitar a los muertos obviamente, pero algo para ayudar a esta gente", explicó en entrevista telefónica con CNNMéxico desde su despacho en Miami.

Sin revelar detalles sobre la identidad de las víctimas, el tiempo que tomó en documentar y completar el expediente o sobre la posible relación de algún despacho de abogados mexicanos en la elaboración de la demanda, Pugliese indicó que este no es el primer caso en el que se intenta juzgar a alguien que presuntamente cometió un delito fuera de territorio estadounidense.

Recordó que tras el asesinato del arzobispo salvadoreño Óscar Romero, un testigo interpuso una demanda contra uno de los autores materiales que ya vivía en Estados Unidos.

También detalló el caso de unos indígenas peruanos que demandaron a un militar que vivía en territorio estadounidense, por haber coordinado un ataque contra la población civil.

Familiares de víctimas y sobrevivientes de la masacre de  45 indígenas  en la comunidad de Acteal, Chiapas, en 1997, interpusieron una demanda contra el expresidente Ernesto Zedillo, por su presunta complicidad en la masacre.

Publicidad

La demanda, que fue presentada el pasado 16 de septiembre ante una corte federal en el estado de Connecticut, exige la compensación por delitos como crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad, asesinatos extrajudiciales, intentos de asesinatos extrajudiciales, trato cruel e inhumano y privación de los derechos civiles como el de asociación política.

En el documento de 53 páginas se señala que la masacre de Acteal fue resultado de un presunto plan denominado Chiapas 94, que buscó  acabar con el movimiento insurgente  del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), en el sur de México.

Los 10 indígenas tzotziles, que según Pugliese son sobrevivientes a los ataques perpetrados conta su comunidad, no han definido aún un monto de compensación monetaria a exigir ni qué tipo de medidas específicas desean que se implementen en su comunidad para resarcir los daños provocados hace 14 años. 

El abogado estadounidense explicó que al estar en una fase inicial, la demanda aún no ha derivado en fechas específicas de audiencias ante un juez y que se desconoce cuánto tiempo vaya a llevar el proceso judicial.

Con respecto al anonimato de las víctimas, adelantó que se buscará que en los juicios no se den a conocer los nombres para no ponerlos en una situación de riesgo, ya que son personas que siguen viviendo en México.

"En estos casos de tal seriedad, las cortes de EU han accedido al uso de anonimato para las víctimas en casos como estos, obviamente porque pueden haber repercusiones en sus propios países o a ellos, o si no, a sus familiares", señaló.

Zedillo calificó de falsas y calumniosas las acusaciones en su contra, aclarando que no tenía suficiente información sobre las mismas . Según Pugliese, hasta ahora el exmandatario no ha enviado ningún tipo de respuesta a los abogados que manejan el caso desde Miami, Florida.

Más tarde, en entrevista con CNN, Manuel Camacho Solís, excomisionado para la paz en Chiapas, rechazó emitir una opinión sobre la demanda contra Zedillo, aunque señaló que en su gobierno hubo una discusión sobre la forma en que las autoridades debían responder al conflicto.

"Había dos líneas políticas: por un lado, el diálogo y la paz, evitar lo que había pasado con las guerrillas centroamericanas... y después hubo todo un debate de si seguir con acciones represivas o seguir con la vía del diálogo", dijo.

"(Él) Zedillo consideraba que nosotros éramos demasiado dialoguistas... (pero) pasar de eso a lo otro sería algo que no puedo yo sostener porque no tengo elementos de fondo", agregó.

Publicidad
Publicidad