Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El operativo 'Rápido y Furioso' fue un "error garrafal": Felipe Calderón

Durante un evento en Los Ángeles, el mandatario criticó el programa que permitió la entrada de armas a territorio mexicano
jue 22 septiembre 2011 08:12 AM
Felipe Calderón Los Angeles
Felipe Calderón Los Angeles Felipe Calderón Los Angeles

La operación estadounidense Rápido y Furioso para rastrear a personas vinculadas al crimen organizado a través de la venta de armas fue un “error garrafal”, dijo el presidente de México, Felipe Calderón, en un encuentro con la comunidad mexicana en Los Ángeles, California, reportó la agencia Notimex.

"Ahí lo de Rápido y Furioso. Que ahora sí que los rápidos fueron ellos (la delincuencia organizada) y los furiosos nosotros, porque, la verdad, es que se quedaron con el santo y la limosna", comentó Calderón.

"Por ejemplo, hay un criminal que capturamos, el Mamito (Jesús Enrique Rejón Aguilar), que dice que hasta los propios agentes le decían cómo quitar el rastreador a los AK-47 que les vendían, y a los R-15".

Este programa, diseñado por la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés), provocó que armas de asalto terminaran en manos de cárteles de la droga. 

En marzo de este año, el agente federal John Dodson, de la ATF, aseguró en una entrevista televisiva que recibió órdenes para permitir el tráfico de armas a México, como un operativo para detectar bandas de contrabandistas en la frontera.

Tanto autoridades estadounidenses como mexicanas criticaron el operativo, lo que derivó en la salida de Kenneth Melson como director de la ATF; el funcionario fue sustituido por Todd Jones, exfiscal general de Minnesota.

Publicidad

El programa estuvo en marcha entre noviembre de 2009 y enero de 2011, y permitió que cientos de armas llegaran a manos del crimen organizado. La idea era que una vez que éstas arribaran a México, se pudieran rastrear hasta el comprador final y así eliminar la red de contrabando entera.

Sin embargo, tuvo efectos colaterales, como el asesinato de Brian Terry, agente de la patrulla fronteriza, quien falleció en 2010 por un arma adquirida por una persona que contrabandeó otras 575 a México.

Incluso, algunas armas llegaron al cártel de Sinaloa , uno de los grupos criminales más grandes del país.

Este miércoles, durante su discurso  ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el presidente Calderón dijo que el crimen organizado transnacional es responsable de más muertes que las provocadas por los regímenes dictatoriales.

El mandatario pidió a los países productores y vendedores de armas implementar controles para dejar de alimentar los arsenales de los delincuentes y asumir responsabilidades para frenar la demanda de narcóticos.

Ayuda de paisanos

Felipe Calderón pidió ayuda a la comunidad mexicana en Los Ángeles “para poner la casa en orden en nuestros pueblos y en nuestra ciudades”.

Durante el encuentro con cerca de 1,500 mexicanos en Los Ángeles, el mandatario dijo: "Va a costar tiempo, pero no hay opción, necesitamos limpiar todas las policías del país".

El presidente exhortó también a escribir a los familiares en México, "para que vayan a exigir al gobernador y al alcalde, y pregunten cuánto llevan de limpieza en la policía".

"Ayúdennos, porque si la sociedad no se involucra y exige a la autoridad, no vamos a acabar esta tarea, porque para un gobernante es más fácil darle la vuelta a esa responsabilidad y no meterse con los policías, que siguen haciendo su agosto ahí", señaló Calderón, según la agencia de noticias.

Publicidad
Publicidad