Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sicilia acusa a Calderón de faltar a su palabra en el diálogo con víctimas

El Movimiento por la Paz que encabeza el poeta Javier Sicilia criticó el cambio de formato para una reunión con el presidente mexicano
jue 29 septiembre 2011 02:18 PM
Emilio Alvarez Icaza Javier Sicilia
Emilio Alvarez Icaza Javier Sicilia Emilio Alvarez Icaza Javier Sicilia

El poeta Javier Sicilia y el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad acusaron al gobierno federal de haber cambiado el formato para la reunión de seguimiento al diálogo con el presidente Felipe Calderón, a quien acusaron de "faltar a su palabra empeñada".

El Movimiento dio a conocer este jueves que la Secretaría de Gobernación (Segob) envió una carta para invitar a una reunión más amplia en la que participen otros grupos sociales, "también interesados en los mismos asuntos que concurren en torno a los temas de seguridad, justicia y atención a víctimas".

La misiva, firmada por el subsecretario de Gobernación, Juan Marcos Gutiérrez, no menciona qué grupos sociales podrían ser invitados al encuentro agendado con el presidente Calderón para el próximo 7 de octubre.

Sin embargo, Emilio Álvarez Icaza, integrante del Movimiento, dijo que se ha hablado de Alto al Secuestro, México SOS y Causa en Común, organizaciones civiles lideradas por Isabel Mirada de Wallace, Alejandro Martí y María Elena Morera, respectivamente.

Sicilia y Álvarez Icaza acusaron que este podría ser un intento para diluir al Movimiento por la Paz, que el 23 de junio pasado acordó con Calderón un diálogo de seguimiento  para evaluar los procesos de atención a las víctimas de hechos delictivos.

"Tenemos interés de trabajar con muchos otros y estamos claros y sabemos que el Movimiento no representa ni a toda la sociedad ni a todas las víctimas, pero son procesos distintos (los que siguen esas organizaciones)", dijo Álvarez Icaza.

Publicidad

El defensor de derechos humanos hizo hincapié en que no hay problema con trabajar y reunirse con otras organizaciones civiles, pero no en el contexto del diálogo directo que se planteó al presidente Calderón con las víctimas.

"Nos ofendió este cambio de posición, que no haya voluntad expresa para continuar con lo que planteamos", dijo Álvarez Icaza, aunque agregó que el Movimiento sigue dispuesto al diálogo y espera que haya condiciones para realizarlo.

La carta de Gobernación agrega que se estudiarán los avances de tres meses de trabajo y que se agregarán las reflexiones de "los otros grupos y actores de la sociedad civil, de forma tal que nos permita a todos obtener insumos y productos que contengan el balance que la pluralidad y la inclusión sólo ofrecen".

La primera reunión entre el gobierno y el Movimiento por la Paz  se realizó el pasado 23 de junio,  cuando Sicilia exhortó a Calderón a pedir perdón por las víctimas de la lucha contra el crimen y modificar su estrategia militarista por una enfocada en la seguridad humana.

El gobierno responde

A través de un comunicado, Gobernación consideró que el Movimiento hace una interpretación "parcial" del acuerdo, por lo que es "impreciso" decir que se pactó una reunión únicamente entre las autoridades y los activistas encabezados por Sicilia.

"Siendo entonces que lo que se pactó fue una reunión con la Comisión de Seguimiento, y que quedó abierto para discusión el formato, momento específico y demás detalles, es que el gobierno federal considera que la evaluación de las mesas de trabajo perfectamente cabe en una reunión más amplia y plural sobre los temas de seguridad y justicia", señaló la dependencia.

"Los temas y acuerdos que se pretenden requieren de una discusión más amplia e incluyente, particularmente con los grupos y personas que también están interesados en la seguridad y justicia y que vienen dialogando con el gobierno desde el 2008 y, en algunos casos, a todo lo largo de la presente administración", agregó.

Las autoridades afirmaron estar dispuestas a continuar el diálogo, anunciaron que mantendrán los contactos con el Movimiento a través de Álvarez Icaza y llamaron a sus integrantes a hacer un "esfuerzo" para continuar con el proceso.

En varias ocasiones, el Movimiento por la Paz ha manifestado tener diferencias con algunas de las organizaciones que, dice, el gobierno invitó a la mesa, como Alto al Secuestro.

Publicidad
Publicidad