Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

López Obrador mantiene apoyo de seguidores, pese a cambio de discurso

En un mitin en La Paz, Baja California Sur, simpatizantes del candidato dijeron que sus posturas han variado pero sigue siendo "congruente"
AMLO en La Paz
AMLO en La Paz AMLO en La Paz

La gente que acompaña a Andrés Manuel López Obrador en La Paz, Baja California Sur, identifica un cambio en el discurso del candidato en comparación con 2006, pero independientemente de eso, no cesan los gritos de “Te quiero” y “Cásate conmigo”.

En el Parque Revolución, ante unas 3,000 personas, revive el grito que acompañó al político tabasqueño en el periodo poselectoral de hace seis años, “¡Voto por voto, casilla por casilla!”, en cuanto menciona que para 2012 no será posible un fraude gracias a la organización ciudadana que ha construido desde que perdió la presidencia frente a Felipe Calderón.

“Él sigue siendo congruente, como toda la vida, estamos con él de todas todas; aunque ahora haya cambiado y nos diga cosas diferentes, sabemos que ahora es una persona más moderada y menos radical”, dice Aletza Almada, de 42 años, quien por media hora pide a López Obrador con gritos que expropie la empresa Televisa.

“No, no vamos a expropiar Televisa. Va a haber competencia (…) no le vamos a quitar a los ricos para darle a los pobres”, responde el candidato presidencial de la izquierda, que se ha propuesto hacer 32 cierres de campaña, uno por cada entidad federativa. Este miércoles realizó los cierres 5 y 6.

A 17 días de la elección, López Obrador anuncia en La Paz que contará con un ejército de 450,000 ciudadanos que vigilarán las casillas el próximo 1 de julio.

Serán dos propietarios y un suplente por cada casilla instalada por el Instituto Federal Electoral (IFE) y 20,000 representantes generales que, según el candidato, velarán por la democracia y evitarán “otro fraude” electoral.

Publicidad

López Obrador también aprovecha para pedir a la gente que confíe en que “volverá” a ganar y en que “la estrategia” de sus adversarios no va a funcionar. “Se está desinflando (Enrique) Peña Nieto”, repite una y otra vez el exjefe de Gobierno de la capital para explicar que a la ciudadanía “no se le podrá engañar dos veces”, ahora por el abanderado del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

“¡No firmes nada!, ¡no olvides lo que nos hicieron!, ¡no dejes que nos calumnien!”, grita la gente de La Paz, pero López Obrador insiste en que él no odia y no perseguirá a sus adversarios.

“Es un grupo que está arriba el que mueve los hilos (…) si lo analizamos bien, los políticos no son más que achichincles, le echan la culpa de todo a los políticos, esto está más complicado. Esto tiene que ver con un régimen en beneficio de una pequeña minoría y repito, afecta por parejo”, dice el tabasqueño desde el templete, mientras su camisa blanca luce completamente mojada por el sudor.

“¡Tu discurso es amoroso, pero no dejado!”, grita un hombre de 57 años que se identifica como “Carlos, jornalero, de izquierda, hasta la madre de los políticos y sus mentiras”.

“¿Para qué nos vamos a estar peleando aquí abajo si todos son afectados por este régimen de opresión, de injusticia, de corrupción. Si hay violencia afecta a todos. Ni modo que van a asaltar a alguien y le van a pedir: ‘A ver, identifícate. Si eres del PRI o si eres del PAN puedes seguir adelante’. No hay que pelearnos con los de abajo, si se quieren pelear, pues hay que pelearnos con los de arriba, nos tienen acostumbrados a pelearnos con vecinos y no”, aconseja el candidato presidencial.

Amanda Talamantes, de 22 años, también cree que López Obrador ha cambiado.

“Ahora está más cerca de los jóvenes, y es momento de que nos diga qué hará por la cultura, cuáles son sus propuestas hacia las artes”, dice mientras espera a que el candidato termine su discurso y acepte un retrato que ella misma hizo y en donde el tabasqueño luce sonriente, “apacible, como ya se nos ha mostrado”, según la estudiante de la carrera de Ciencia Política y Administración Pública en la Universidad Autónoma local. 

López Obrador habla en esta ciudad de Josefina Vázquez Mota, su adversaria del Partido Acción Nacional (PAN), Enrique Peña Nieto y el presidente Calderón. 

De la primera, lamenta que "no le ha ido muy bien" y le desea que salga adelante. Sobre el titular del Ejecutivo, dice que es libre de expresarse y que no tiene "diferencias con él", mientras que del priista se limita a decir que no caerá en provocaciones. 

El discurso respetuoso, asegura, es porque está intentando sin rencores y sin persecuciones “la reconstrucción del país”.

“Él sabe qué es lo mejor y aquí estamos para apoyarlo”, dice Aletza Almada. “Yo puedo pensar diferente, gritarles sus groserías a esos rateros, pero si él ahora es así, es porque es congruente”, señala empapada en sudor tras estar más de dos horas bajo el sol.

“La gente está muy despierta, está muy consciente. A la hora de votar, la gente lo hará en libertad. Va a depender de los ciudadanos, es por y para los ciudadanos”, asegura un sonriente López Obrador.

Reconoce a Clouthier en Sinaloa

En Culiacán, Sinaloa, en un evento con 12,000 personas, según cifras de los organizadores, a López Obrador le entregaron flores rosas y amarillas para darle la bienvenida.

No duda, pese "a ser de otro partido" en reconocer la lucha democrática del panista Manuel Clouthier, aprovechando la visita a su tierra.

Previo a citar al político mítico del Partido Acción Nacional (PAN) y decir que "líder no va a faltar", promete que él y su movimiento consumará el triunfo de la democracia en México.

"Sinaloa será la capital de la soberanía alimentaria en México", es su principal promesa de campaña en esta entidad.

"Con los ciudadanos de otros partidos, lo que tenemos que hacer es convencerlos, esta lucha va más allá de los partidos", reitera.

Garantizar la paz en la entidad, becas para estudiantes, apoyos a grupos vulnerables, se repite la lista de promesas, pero la gente las recibe con gritos y aplausos como si nunca las hubiera escuchado.

El cierre de campaña continúa este jueves por Durango y Zacatecas. El candidato dice que seguirá pidiendo confianza, que se informe a la gente y tranquilidad en que el 1 de julio habrá una gran fiesta nacional, gracias a su triunfo.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad