Publicidad
Publicidad

Para algunos agricultores y ganaderos, la sequía fue motor, mas no rival

La falta de agua no ha sido razón suficiente para desmotivar a quienes dependen de la siembra y el ganado
sequia agricultura hidroponia
sequia agricultura hidroponia sequia agricultura hidroponia

La sequía de 2011 fue la peor en 70 años en México.

A pesar del difícil panorama, algunos agricultores no solo sobrevivieron a esta crisis, sino que aumentaron su producción. Ellos son emprendedores que mostraron que hay maneras de no depender de la lluvia que cae del cielo, explica la revista Expansión.

“Fue una época difícil, pero es aquí cuando uno tiene que saber qué hacer en el campo”, dice el agricultor Johan Klassen, un menonita de origen canadiense que trabaja en la zona de La Ascención, en Chihuahua.

A pesar de la sequía récord de 2011, lo recuerda como su mejor año. A finales de 2010, su cosecha de trigo tuvo un bajo rendimiento por la helada que afectó 98% de la siembra. Pero gracias a mejores herbicidas y agroquimicos logró que en 2011 su cosecha fuera 3.2 toneladas mayor a la del año pasado.

Publicidad

En México, las pérdidas de maíz alcanzaron 9,000 millones de pesos (mdp) y en el caso del frijol —del cual se perdió 60% de la cosecha— fueron 6,000 mdp, según la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Ganadería (Sagarpa).

Este fenómeno se acentúa por factores como la deforestación y el desaprovechamiento de los recursos naturales, que han alterado ciclos tan importantes como el del agua, explicó Cuauhtémoc Marmolejo, profesor de la materia de Cambio Climático y Uso de la Energía del Tecnológico de Monterrey.

“Una cosecha perdida impacta en el resto de la cadena productiva. Afecta al agricultor, a los transportistas, a los comerciantes y al consumidor final”, añade la revista.

Los agricultores actúan

Publicidad

Bernardo Alanis, un economista de 33 años, decidió hace tres años lanzarse como agricultor. Pero su método es distinto: la agricultura en invernaderos y la hidroponia.

El profesor Esaú del Carmen, investigador del Departamento de Fitotecnia de la Universidad de Chapingo, explica que los beneficios de la hidroponía son un ahorro de 40 a 50% en agua y de 30 a 35% en fertilizantes, principalmente.

Samuel Cruz, agricultor con 20 años de experiencia, consideró además que la tecnificación sólo es el primer paso. “Es importante permitir los granos que son resistentes a la sequía”, comenta Cruz.

Este mes la Sagarpa aprobó la siembra de 253,000 hectáreas de soya transgénica, un caso polémico que levantó las alarmas de grupos ecologistas y ambientalistas.

Publicidad

Ganaderos al rescate

A mayo de este año, la industria perdió alrededor de 70,000 cabezas y 600,000 más están en riesgo,. La sequía dificultó a los ganaderos obtener los granos y pastizales para alimentar a sus reses.

Su salida ha sido la exportación.

“La Asociación Mexicana de Engorda de Ganado salió a buscar mercados que consumieran cortes de carne similares a los que se producen en México y los encontró en Estados Unidos, Rusia, Japón y Corea. Logró exportar más de 1.4 millones de cabezas de ganado, que de otra forma hubieran muerto de hambre y sed”, detalló la revista Expansión.

Publicidad

Un futuro incierto

“A mediano plazo, la sequía va a acabar”, señaló el doctor Oliver López, catedrático del Tecnológico de Monterrey. “Sin embargo, debemos tener claro que este fenómeno se va a repetir y, por cuestiones del cambio climático, serán más cercanas unas de otras, más continuas e intensas”, advirtió.

Sin embargo, los héroes de la sequía —como Johan Klassen en Chihuahua o Samuel Ruiz en Guanajuato— se muestran confiados de poder enfrentar lo que venga.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad