Fraude electoral, "imposible"; coacción del voto, "un riesgo" en elección

Analistas coinciden en que no se alterarán los resultados del 1 de julio, pero dicen que sí hay indicios de que puede haber compra de votos
soldados-traslado  traslado de boletas electorales
Verónica Díaz Favela
Autor: Verónica Díaz Favela | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Las medidas de seguridad en las boletas para votar, la credencial de elector, el sistema para contar los votos, y una decena más de procedimientos garantizan que en las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio sea prácticamente imposible hacer un fraude, aunque hay indicios de que puede haber compra y coacción de votos, de acuerdo con varios especialistas.

El fraude electoral y la compra de votos son distintos. El primero consiste en fabricar los resultados de la elección o no contar votos, mientras que una elección amarrada o una elección de estado consiste en comprar votos o coaccionar, explica el analista político Andrés Lajous, en entrevista teléfono con CNNMéxico.

En su opinión, hay indicios de que habrá comportamientos ilegales de algunos actores de las elecciones pero no de que habrá un fraude o de que el impacto de esas acciones llevará a una elección no válida.

“Hay una distinción que se suele hacer, que es la distinción entre un fraude, que es alterar los resultados, y una elección amarrada o elección de estado, donde el estado o los gobiernos movilizan recursos a favor de sus candidatos de manera ilegal”, dijo.

En el mismo sentido se pronunció el exconsejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), José Woldenberg, este jueves en un artículo de opinión publicado en el diario Reforma, titulado Por qué es imposible un fraude, y que tuvo amplio eco en la red social Twitter.

“Pueden producirse irregularidades en una casilla o en un conjunto de casillas. Pero un fraude maquinado centralmente es imposible”, sostuvo Woldenberg.

El académico mexicano destacó que tanto la credencial para votar como las boletas son infalsificables, y que el padrón electoral y la lista nominal son revisados por 333 comisiones de vigilancia en las que participan todos los partidos políticos.

“La época de los rasurados (ciudadanos que eran cercenados alevosamente de la lista) y los fantasmas (ciudadanos inexistentes a los que se expedía credencial para votar) quedó atrás”, asegura.

El sociólogo ofreció estos detalles a 16 días de que se celebren las elecciones, y cuando en la sociedad mexicana aún persisten temores de que haya un fraude electoral.

En 2006, el entonces candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Andrés Manuel López Obrador, rechazó los resultados de los comicios y sostuvo que se había perpetrado un fraude en su contra. Obrador perdió la presidencia frente al actual Presidente, el panista Felipe Calderón Hinojosa, por 0.56 % de de los votos.

Algo similar ocurrió en 1988, cuando el priista Carlos Salinas de Gortari ganó las elecciones frente al perredista Cuauhtémoc Cárdenas, en unas elecciones organizadas por el gobierno federal. En esa ocasión, ocurrió una caída del sistema de cómputo que realizaba el conteo, lo que fue interpretado por muchos como un fraude que le robó las elecciones a Cárdenas.

“Un fraude electoral en esos términos sería sumamente difícil”, dijo Eduardo Huchím, exconsejero del Instituto Electoral del Distrito Federal, en entrevista telefónica con CNNMéxico.

Pero advirtió que hay otras prácticas que pueden “envilecer y ensuciar” las elecciones, como la compra y coacción de votos, es decir, el empleo de recursos de los gobiernos, de partidos o de procedencia extraña para comprar la voluntad de los electores.

Los votos –describió– se pueden comprar a través de la distribución de despensas, la entrega de tarjetas para comprar tiempo aire para celular o el pago de efectivo a cambio de entregar una fotografía de la boleta tachada a favor del candidato indicado.

“Hasta ahora, ni las autoridades electorales ni los partidos han encontrado la forma de combatirla (la compra de votos) entre otras cosas porque varios partidos acuden a esta práctica envilecedora”, sostuvo.

“No hay cifras para poder medirlo pero quizá vaya a practicarse esto de la compra y coacción quizá como nunca en la historia del país”.

Las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio coincidirán por primera vez con las elecciones locales en 15 estados, de los cuales, siete elegirán gobernadores, por lo que, según Huchín, hay funcionarios que quieren asegurar su sucesión y buscarán comprar votos.

“Yo no veo un escenario de fraude maquinado”, dijo por su lado Jorge Chabat, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económica, en entrevista telefónica con CNNMéxico.

Sobre la compra y la coacción de votos, dijo que no lo descarta pero que es muy difícil documentarlo de forma masiva y confirmar que lo realiza un sólo partido.

Esta acción es un delito perseguido por la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE). En caso de que se compruebe la compra masiva de votos es posible anular los resultados de una casilla pero no los de la elección, explicó Chabat.

Entre las medidas que se aplicarán en las elecciones para evitar fraudes, y que fueron enumeradas este jueves por Woldberg están que al cerrar cada casilla, el presidente de la misma (acompañado por los representantes de partido) llevará los resultados a alguno de los 300 consejos distritales del IFE donde se transmitirá los resultados a un centro de cómputo ubicado en la Ciudad de México.

Los resultados serán transmitidos al mismo tiempo a través de internet por lo que podrán ser consultados desde cualquier parte del mundo.

Los funcionarios de casilla son ciudadanos elegidos al azar y todos los partidos políticos tienen derecho a nombrar representantes por cada casilla. Los ciudadanos votan en mamparas individuales donde nadie puede ver por quién vota, detalló Woldenberg.

El IFE fue creado en octubre de 1990 para ser una institución imparcial que diera certeza sobre los resultados electorales, según información del propio instituto.

Ahora ve
Trump dice ahora que la cumbre con Kim Jong Un podría ser el 12 de junio
Te Recomendamos
×