Publicidad
Publicidad

Peña Nieto sigue su agenda mientras sus rivales debaten con #YoSoy132

El candidato del PRI realizó mítines en Guanajuato y Sonora; en una carta, explicó sus motivos para no asistir al encuentro con estudiantes

A unos 300 kilómetros de donde tres de cuatro candidatos presidenciales se preparaban para debatir sus propuestas de gobierno con estudiantes del movimiento #YoSoy132, el abanderado priista, Enrique Peña Nieto, se dejaba abrazar y besar en un evento masivo.

“Quizá me resulte difícil saludar como quisiera a todas y a todos ustedes, veo de veras (sic) una gran concentración de gente que animada ha venido a respaldarme y a sumarse a este proyecto”, dijo emocionado al llegar al templete después de dedicar casi media hora a saludar de mano a los simpatizantes que -detrás de una barrera metálica-, se arremolinaban para tocarlo.

Peña Nieto fue el único de los cuatro aspirantes a la presidencia que declinó la invitación para debatir , pues cuatro horas antes del encuentro  envió a #YoSoy132 una carta explicando que por “la posición política en contra de mi proyecto y de mi persona” no podía asistir. Los organizadores decidieron dejar vacía la silla destinada al político priista.

Durante el mitin que encabezó en Celaya, ciudad industrial de Guanajuato, al centro del país, Peña Nieto evitó hablar del debate.

Publicidad

Sin embargo, unas horas antes, durante una gira en Sonora leyó parte de la carta que envió al movimiento estudiantil declinando la invitación, destacando que no advertía condiciones de neutralidad, ni de imparcialidad.

“Respeto a este movimiento, declino la invitación que me han formulado, pero les deseo que este movimiento siga contribuyendo al fortalecimiento de nuestra democracia”, dijo.

“Hoy les pido que me adopten”: Peña Nieto

Horas más tarde, en Celaya, decenas de camiones con distintivos de las organizaciones priistas Central Nacional Campesina (CNC) y Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM) ocuparon los terrenos aledaños al club deportivo donde se presentaría Peña Nieto.

Publicidad

En ellos se transportaron personas provenientes de cerca de 40 municipios de la entidad donde nació el expresidente Vicente Fox Quesada y es considerada un importante bastión panista.

El polvo se levantaba al paso de los asistentes al mitin del priista, que caminaron más de un kilómetro antes de llegar al encuentro con el candidato. Durante el trayecto, recibían alimentos, jugos y agua.

El campo de futbol donde los organizadores montaron el escenario estaba casi lleno, lo que dificultaba el ingreso, por lo que algunos simpatizantes del priista prefirieron disfrutar del resto de las instalaciones –albercas y áreas verdes–, y hacer un “día de campo”.

Casi una hora después de lo programado, Peña Nieto llegó al encuentro para decirles: "Me siento hijo adoptivo de esta tierra, les pedí la vez pasada que me adoptaran y hoy les pido que me adopten, que me tengan como hijo adoptivo”.

Publicidad

Sonriente y relajado, el candidato se dio tiempo antes y después del mitin para saludar a la mayor cantidad posible de asistentes.

“Esta tarde de aquí me llevo esta expresión de ánimo que me cobija y que sin duda me nutre y me vitamina para continuar este camino a muy pocos días, a tan sólo 12 días para ganar la presidencia de la República”, dijo.

La gente le respondía con porras, gritos y aplausos.

Acompañado del candidato del PRI a la gubernatura de Guanajuato, Juan Ignacio Torres Landa, el abanderado de la coalición Compromiso por México (PRI-Partido Verde Ecologista), reconoció a este estado como uno de los primeros en México “en dar pasos muy importantes a favor de nuestra democracia”, dijo sin mencionar que es gobernado desde hace seis sexenios por el PAN.

Publicidad

“En Guanajuato estamos decididos y vamos en camino a una nueva alternancia a favor de nuestra democracia”, agregó.

Sin mencionar directamente al expresidente Vicente Fox, nacido en Guanajuato y que en las últimas semanas ha llamado a “sumarse” al proyecto del candidato puntero , el priista dijo que “ya Guanajuato tuvo presidente, pero yo espero que ahora tenga un hijo adoptivo como presidente de la República, hoy me voy como su candidato, mañana regresaré al lado de ustedes como presidente”, dijo al terminar su discurso.

Cuando se disponía a firmar los compromisos de obras para esta entidad, los asistentes comenzaron a abandonar el lugar. Al salir, recibían botellas con agua, que cargaron durante la caminata de regreso hasta los autobuses que los transportaron a sus municipios de origen.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad