Publicidad
Publicidad

López Obrador presenta animales de granja como prueba de compra de votos

Un cerdo, un chivo, tres gallinas y dos patos son parte de las supuestas pruebas de compra de votos, que presentó el Movimiento Progresista

El Movimiento Progresista presentó este martes más de 1,600 artículos y varios animales de granja, como supuesta evidencia de compra de votos durante la pasada elección presidencial.

Durante un acto encabezado por el candidato presidencial del movimiento, Andrés Manuel López Obrador, se presentaron un total de 1,623 artículos, incluido un cerdo, un chivo, tres gallinas y dos patos, reportó Notimex.

Los animales, según el Movimiento Progresista, fueron entregados por habitantes de varios estados como prueba de una presunta compra de votos, agregó el reporte.

Los artículos y los animales fueron presentados ante un notario público para que diera fe, y no fuera necesario llevar físicamente los animales de granja ante las autoridades electorales.

Publicidad

Otros artículos presentados incluyen paraguas, tortilleros, vasos, teléfonos celulares, destapadores, calendarios y plumas con la imagen y el logotipo del candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto.

El notario público 128 del Distrito Federal, Sergio Navarrete, también atestiguó la entrega de diversas tarjetas bancarias durante la elección, las que presuntamente fueron repartidas durante la elección presidencial, y detalló que todos estos artículos  fueron recibidos durante la llamada Expo Fraude , realizada el domingo en el Zócalo de la Ciudad de México.

Durante el mismo acto, el representante de la coalición ante el IFE, Camerino Eleazar Márquez, informó que se recurrió a la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para “pedirle que se amplíen los tiempos, se valoren las pruebas y se llegue a la investigación correspondiente de la Unidad de Fiscalización”.

El jueves, por unanimidad  los consejeros del IFE rechazaron una solicitud de la izquierda  de adelantar el proceso de fiscalización, luego de que los consejeros coincidieron en que la izquierda debe de fundar y motivar esta decisión, tal como lo pide el TEPJF.

Publicidad

Aunque en mayo los consejeros electorales aprobaron adelantar la revisión de los gastos de campaña por cinco meses, la ley electoral establece que el IFE tiene hasta julio de 2013 para fiscalizar los gastos de los partidos, los consejeros establecieron que terminarían la fiscalización en enero de 2013.

El TEPJF ya había rechazado el 1 de agosto ordenar al IFE que agilice la fiscalización de los partidos políticos, en la que se integra la investigación de la presunta intervención de Monex y Soriana en los comicios del 1 de julio, luego de recibir una petición de la izquierda.

De manera independiente al tema de la fiscalización, el máximo tribunal electoral deberá  resolver antes del 6 de septiembre  el juicio de inconformidad interpuesto por el Movimiento Progresista que busca invalidar los comicios presidenciales.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad