Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Asbesto, la 'fibra milagrosa' que se volvió un peligro subterráneo para la CDMX

En la capital del país, la mayor parte de la tubería de agua potable todavía es de este mineral considerado cancerígeno desde hace casi 40 años.
dom 07 agosto 2016 07:10 AM
Tuberías peligrosas
Tuberías peligrosas En la Ciudad de México aun existen tuberías y objetos domésticos de asbesto.

Su resistencia al calor y la fricción, así como su bajo costo, convirtieron al asbesto en la ‘fibra milagrosa’ a mediados del siglo XX. Muchas industrias echaron mano de este material; en la construcción se empleó para techos de lámina o teja, fachadas, chimeneas y tubería. Pese a que en 1977, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) alertó sobre la relación entre la exposición al asbesto y el cáncer, en la Ciudad de México la mayor parte de la tubería de agua potable todavía es de este mineral.

Lee: Las enfermedades causadas por la exposición al asbesto

Además de las tuberías de agua, en el ámbito doméstico aún existen tinacos y piletas de este material, pero no hay censo alguno. Otro uso frecuente es en lámina de asbesto, y aunque tampoco se cuenta con datos específicos, el INEGI calcula que en el país 21 viviendas de cada 100 tienen techo de lámina metálica, cartón o asbesto, y 1 de cada 100 tiene paredes de lámina de cartón, asbesto, carrizo, bambú o palma.

Actualmente, se encuentra en proceso de consulta un proyecto de norma oficial que actualice los requisitos sanitarios para la utilización del asbesto. De aprobarse este proyecto, desarrollado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), sustituiría a la normatividad de 1994.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad