Publicidad
Publicidad

Las pistas y las dudas pendientes de aclarar en el caso de Marco Antonio Sánchez

Aunque fue encontrado con vida, el periodo que el menor estuvo desaparecido tras un encontronazo con la policía capitalina aún deja varias incógnitas por despejar.

A una semana de la desaparición de Marco Antonio Sánchez Flores, el joven de 17 años cuyo caso mantuvo la atención pública durante cinco días, queda una serie de dudas sin resolver sobre lo que pasó.

El menor de edad fue visto por última vez en la zona de El Rosario —en la delegación Azcapotzalco de la Ciudad de México—, previo a que se perdiera su rastro desde el pasado martes y hasta que fue localizado e identificado por sus familiares en el Estado de México, donde apareció desorientado y con signos de haber sido golpeado. Entre ambos momentos, surgieron algunas pistas sobre qué ocurrió con el estudiante de la Preparatoria 8 de la UNAM, pero la situación no es totalmente clara.

¿Cómo empezó?

La tarde del 23 de enero , Marco Antonio y su amigo Roberto fueron interceptados por una pareja de policías capitalinos. La versión de Roberto como testigo —la cual ha sido difundida por la familia Sánchez Flores— es que el joven simplemente estaba tomando una foto de un grafiti, mientras que los agentes afirman que una persona les “hizo una seña”, por lo que decidieron acercarse.

Publicidad

¿Qué pasó?

Uno de los policías que participó en los hechos, Ricardo Trejo, dijo a Milenio que su compañero Ricardo de la Rosa “se entrevistó” con los dos jóvenes, pero que Marco Antonio se echó a correr a la estación del Metrobús El Rosario luego de que el agente supuestamente le vio “otro bulto”. De acuerdo con el relato de los agentes, el joven se negó a detenerse, y ya en el andén fue “tranquilizado con el uso racional de la fuerza”.

El joven permaneció sometido durante “dos o tres minutos”, según los dichos de los policías, hasta el arribo de un “comandante”, tras lo cual Marco Antonio fue introducido a una patrulla.

Publicidad

¿Ellos lo golpearon?

Para el testigo Roberto, sin embargo, el encuentro no fue tan tranquilo. Su versión, difundida por los familiares, es que los policías patearon y golpearon con sus cascos a Marco Antonio. Roberto tomó una fotografía en la que no se aprecian golpes, solo al joven en el piso boca arriba, sujetado por uno de los agentes y a los pies del otro.

Los policías niegan haber agredido al menor. “Nunca lo golpeamos”, insistió el agente Trejo.

Primer extravío

Publicidad

En este punto se pierde el paradero de Marco Antonio. Los policías indicaron que lo dejaron en libertad al no localizar a la “parte acusadora”, y luego de que no encontraron en las revisiones “elementos para ponerlo a disposición del Ministerio Público”. Tampoco quedó claro qué era ese “bulto” que supuestamente le vieron en la primera revisión, y que presuntamente motivó el que la situación se saliera de control.

Los policías agregaron que lo dejaron en la Avenida de las Culturas y Cultura Norte, colonia El Rosario, sin verificar su destino. El encuentro, en total, duró menos de cinco minutos, según la versión de los policías.

Segundo extravío

Publicidad

El sábado, Marco Antonio fue aprendido por policías mexiquenses al supuestamente intentar suicidarse en un puente, según información de la Fiscalía Antisecuestro capitalina relatada a la familia y citada por el portal Animal Político . El joven supuestamente fue puesto a disposición de un juez cívico de Tlalnepantla, el cual, según la misma versión, también lo dejó en libertad cerca de la medianoche.

Al enterarse de esta parte del calvario, Edith Flores, la madre del joven, reclamó que se le haya abandonado a su suerte pese a que era evidente que necesitaba atención, a que es menor de edad y a que las autoridades ya habían emitido una alerta para localizarlo.

La ropa

El domingo en la noche, se confirmó que los familiares de Marco Antonio acudieron a identificarlo en el municipio de Melchor Ocampo.

Publicidad

Marco Antonio fue localizado con playera blanca y un pants y zapatos negros, aunque el día de su desaparición portaba suéter azul, sudadera negra y tenis —como se aprecia en la foto de Roberto.

El silencio de Marco Antonio

El joven ha sido entrevistado por funcionarios capitalinos y mexiquenses en torno a lo que vivió, pero Marco Antonio no ha aclarado los detalles, según información citada por el diario Reforma .

Publicidad

¿Y los policías?

Dos de los agentes que supuestamente interactuaron con Marco Antonio no han sido localizados, según publicó este martes Reforma. Se trata de Ubel Mora y Ricardo Mendoza.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad