Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Esta organización quiere que te comprometas a no dar mordidas

MéXXico pretende sumar a un millón de personas que hagan público el propósito de no participar en actos de corrupción.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión). - “Hola, ¿tu perro muerde? ¿Y tú?”. Si te encontrabas en algún parque del país el pasado 24 de noviembre, tal vez uno de los más de 500 voluntarios de la organización MéXXico que salieron a la calle ese día llamaron tu atención con este, aparentemente, sencillo mensaje. Era parte de la activación #SinMordidas (que alcanzó a 7 millones de personas en redes sociales), organizada por esta asociación civil que tiene como objetivo crear una red ciudadana que se posicione en contra de la corrupción y se comprometa a no cometer actos de este tipo.

“La idea surge por la gravedad del problema en México. Hay encuestas que mencionan que 51% de las personas reconocen que han dado un soborno a algún funcionario público”, afirma Clarisa Segura, directora de MéXXico.

Lo que empezó como una charla entre 11 amigos que decidieron dejar de solo hablar y pasar a la acción en 2016 hoy suma 18,000 personas que han firmado, a través de la web de la asociación, su compromiso de no participar en actos de corrupción y pasar la voz sobre los objetivos de la organización, que es apartidista. La meta es cerrar el año con un millón de personas que quieran cambiar al país, explica esta ingeniera industrial, con maestría en medio ambiente y sustentabilidad.

Lee: 500 Contra la Corrupción

Para lograrlo, MéXXico acaba de hacer pública su campaña de lanzamiento, en la que a través de un video-manifiesto, que puede verse en cines y para la que buscan espacios de televisión, pretende mostrar una “visión inspiradora de un México mejor”. Es el siguiente paso tras #SinMordidas, que continuará este año: la próxima activación se llevará a cabo el 18 de mayo, en la que esperan sumar más ciudades a las 35 de 22 estados que participaron el año pasado.

Enrique Vigil, especialista en comunicación y marketing y uno de estos 11 amigos fundadores, señala que su diferenciador es que mientras otras organizaciones trabajan desde el punto de vista legal o de investigación sobre la corrupción, MéXXico quiere crear una red ciudadana. “En la medida en que nos comprometemos a nivel sociedad, hacemos que cambien conductas y no nos sentimos solos para luchar. Muchas veces nos preguntamos qué podemos hacer. Yo solo, poco, pero muchos, hacemos mucho”, explica.

Publicidad

La organización cuenta, además, con un consejo consultivo, en el que participan personalidades como la directora de orquesta Alondra de la Parra, el chef Enrique Olvera, la presidenta ejecutiva de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, María Amparo Cassar o la investigadora del IMCO, Alexandra Zapata.

Lee: OPINIÓN: El “empezar de cero” en un país cansado de la corrupción

“Lo que hemos visto es que la mayor parte de la gente que se acerca a nosotros se siente solo y no sabe qué hacer. Quiere involucrarse y participar en un grupo grande dispuesto a hacer acciones para crear espacios libres de corrupción. Y estamos viendo que ahora hay una motivación por hacer algo más que el registro”, señala Segura.

El siguiente paso será el lanzamiento en agosto de un videojuego para niños de entre 8 y 12 años, que estará disponible para Android y plataformas iOs, en las que aprenderán a tomar decisiones basadas en valores éticos y anticorrupción. Vigil apunta que ya han realizado pruebas con algunos estudiantes. “Les encanta y para nosotros es muy importante: para construir un país sin corrupción hay que incidir en la educación”, sostiene.

Y, claro, seguir creciendo en todo el país. “En Puebla empezamos 5 personas en la primera activación, después fuimos 16 y, en la última 52. Nos ha sorprendido la actitud positiva de la gente”, explica Lisette Castillo, que lidera el grupo de esta ciudad.

Para esta coordinadora de marketing de una empresa de tecnología de la información, la corrupción es algo que a veces los ciudadanos cree que ocurre solo a nivel político o empresarial. “Y la mordida es la forma más cotidiana de un acto de corrupción. Es uno de los primeros puntos a atacar para provocar un cambio”, señala.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad