Publicidad
Publicidad

Un banquero dirigirá Petrobras en medio del escándalo

Aldemir Bendine, actual presidente de Banco do Brasil, estará a cargo de la empresa, según fuentes; el directivo debe restaurar la confianza en Petrobras, quien enfrenta un caso de corrupción.
Petrobras dijo que su directorio elegirá a sus nuevos miembros este viernes. (Foto: AFP )
petrobras

El banquero brasileño Aldemir Bendine, actual presidente del Banco do Brasil, estará a cargo de Petrobras. Tras  un escándalo de corrupción , casi todos los altos directivos de la compañía paraestatal han renunciado, incluída su presidenta Maria das Graça Foster. El nuevo nombramiento es parte de los esfuerzos de Petrobras para reestructurarse, informaron fuentes del Gobierno y los principales medios de Brasil.

El anuncio decepcionaría a los inversores que esperaban a una persona más favorable al mercado para el puesto. Las acciones de Petrobras caen 7% tras la noticia.

Bendine ha dirigido el Banco estatal desde 2009 y mantiene estrechos vínculos con el gobernante Partido de los Trabajadores, según tres fuentes del Gobierno que hablaron en condición de anonimato.

Foster renunció junto con cinco ejecutivos clave este miércoles en medio de investigaciones por corrupción .

El escándalo ha provocado que las acciones de Petrobras caigan 60% desde septiembre y ha detonado una crisis política para la presidenta Dilma Rousseff.

Petroleo Brasileiro SA, nombre oficial de la compañía con sede en Río de Janeiro, informó este miércoles que su consejo directivo elegirá a sus nuevos miembros este viernes y aún no ha hecho un anuncio oficial sobre el nuevo presidente ejecutivo.

Publicidad

El encargado de prensa de Petrobras declinó hacer comentarios a Reuters, mientras que AFP contactó a la presidencia, quien no confirmó la información. Se espera que el anuncio oficial se conozca tras el cierre de los mercados, hacia las 17:30 locales (19:30 GMT).

Bendine enfrenta una dura tarea. Debe restaurar la confianza en la empresa golpeada por la fijación de precios, acusaciones de soborno y favores políticos, y mejorar el acceso a los mercados de capitales que se ha visto afectado por el escándalo.

Además, el gobierno, principal accionista de Petrobras, presionará para que se mantengan los más de 200,000 millones de dólares de inversión en cinco años para impulsar la debilitada economía del país.

Las especulaciones sobre el reemplazo de Foster habían crecido desde noviembre cuando más de 36 personas, incluyendo a ex ejecutivos de Petrobras, fueron detenidos por actos de corrupción.

El primer trabajo de la nueva directiva de la petrolera será contabilizar las pérdidas relacionadas con el escándalo y publicar los resultados del cuarto trimestre auditados a fines de abril, tal como lo requiere la ley brasileña y los contratos con inversores internacionales.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad