Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Cómo influirá la muerte de bin Laden a la campaña de reelección de Obama?

La muerte del líder de Al-Qaeda probablemente influirá de manera favorable en la campaña de Barack Obama por la reelección
lun 02 mayo 2011 02:41 PM
Barack Obama
Barack Obama Barack Obama

OK. Empecemos con lo obvio. El anuncio del presidente Barack Obama sobre la muerte de Osama bin Laden probablemente proporcionará un aumento inmediato a sus niveles de aceptación y percepción.

Lo que no es obvio es si la noticia del domingo por la noche de que el fundador y líder de Al-Qaeda  murió en un operativo de tropas especiales de EU en Pakistán afectará la campaña presidencial del 2012 . Los niveles de aceptación de Obama entre los estadounidenses están actualmente en los 40 puntos, de acuerdo con encuestas nacionales. La mayoría de observadores políticos esperan un incremento inmediato en los números.

"El domingo por la noche fue lo mejor de la presidencia de Obama, inyectando así un incremento en su credibilidad como líder", escribe el analista político para CNN y ex consejero de cuatro presidentes de Estados Unidos, David Gergen. "Obama tiene más credibilidad, en Estados Unidos e internacionalmente"

Cuando se trata encuestas recientes, la política exterior fue uno de los pocos puntos brillantes para Obama.

Los ratings de aprobación presidencial para política exterior se ubicaron en un 54 %, comparado con el 41 % en sanidad y 39 % para la economía, esto de acuerdo con una encuesta realizada por el CNN/Opinion Rearch Corporation en enero.

La noticia de la muerte de bin Laden debería ayudar a incrementar la imagen del presidente Obama como un líder fuerte y efectivo.

Publicidad

"Fuerte liderazgo. Esto es quizás el atributo más importante que debe tener un presidente. Ya que este presidente no grita y grita y no golpea con su puño la mesa, sus críticos subestiman su fuerza. Nunca más",  dice el estratega demócrata y colaborador político para CNN, Paul Begala.

" En Octubre del 2008, él –Obama- dijo cinco palabras: Nosotros mataremos a bin Laden. Él prometió en el mejor estilo 'Gary Cooper High Noon' y ahora él cumplió esa promesa", añade Begala, un consejero político importante en la presidencia de Bill Clinton, ahora estratega para Prioridades de Estados Unidos, un grupo independiente recién formado que busca recaudar fondos para defender a Obama de ataques de republicanos en la siguiente campaña.

Los republicanos están de acuerdo en que habrá al menos un incremento temporal de popularidad para el presidente.

"En un corto plazo, sí. Ayer fue un excelente día para la nación y todos estamos celebrando correctamente, y la política no es y no debería, ser parte de la ecuación", dijo a CNN Doug Heye, estratega republicano y ex director comunicacional del Comité Nacional Republicano.

¿Pero, hasta cuándo durará el incremento?

El presidente George W. Bush vio un aumento de ocho puntos, de 55 a 63 %, días posteriores a su anuncio en diciembre del 2003 de que Saddam Hussein había sido capturado en Iraq.

"Pero el incremento en los índices de aprobación, que es el indicador más observado de un presidente, fue efímero", dijo el director de encuestas de CNN, Keating Holland. "Mientras los números del presidente Bush se mantuvieron en los 60 durante enero del 2004, los mismos bajaron a 50 % en febrero. La captura de Saddam fue probablemente la analogía histórica más cercana que podemos encontrar, pero ocurrió tan cerca del inicio de la campaña presidencial, que no podremos dar una buena guía sobre la duración del incremento de popularidad que Obama recolectó hoy".

Holland también acota que el aumento en la popularidad de Bush padre luego de la Guerra del Golfo Pérsico en 2011 también cayó al inicio de la campaña presidencial.

"En marzo del 1991, los índices de aceptación para George H.W. Bush alcanzaron casi el 90 % y se mantuvieron por encima del 50 % el resto del año. ¿Cuándo estuvieron bajo el 50 %?, en enero del año de las elecciones presidenciales", dijo Holland. "El registro de los índices de aceptación de los Bush indican que no importa cuanto incrementen los índices de aceptación de Obama y cuánto duren, probablemente los mismos no sobrevivirán el ambiente de una elección presidencial."

A corto plazo, la crítica proveniente de muchos de los posibles candidatos republicanos para las elecciones presidenciales del 2012 sobre como el presidente maneja asuntos exteriores pueden disminuir. Pero es poco probable que esta tendencia continúe en el futuro una vez que comience la campaña electoral. Muchos de estos contendientes republicanos por la Casa Blanca han atacado la posición tomada por Obama ante los acontecimientos en Egipto, Libia y Yemen en los últimos tres meses.

El estratega republicano Heye acota que "algunos de los candidatos elogiaron al presidente."

Begala dijo que la cortesía no será para siempre con los probables contendientes republicanos: "Ellos están en una posición resistente. El patriotismo y los buenos modales dictan que usted felicita al presidente. Pero por supuesto, la política tiene otras reglas. Si yo les aconsejara yo les dijera que deberían felicitar al presidente y tener algo de clase."

Sin embargo, Heye dice que la muerte de bin Laden no da una carta blanca al presidente en cuestiones de defensa y seguridad nacional y: "Hay todavía muchas cuestiones sobre la política exterior y como el gobierno las maneja, y como los candidatos lo manejarían, esto será parte de la discusión."

Al final, este foco temporal en la seguridad nacional y asuntos internacionales probablemente desaparecerá, y la atención debería volver a la economía, empleos, precios del gas, el déficit y las batallas presupuestales.

"En cualquier tiempo hay un momento para Estados Unidos, este es el momento para el presidente. Él es quien dirige. Pero la pregunta es: ¿cuál es el estado de poder del momento?" pregunta la corresponsal política en jefe, Candy Crowley, y presentadora del State of the Union (Estado de la Unión) de CNN.

"Pienso que el poder del momento podría ser anulado por alguna otra cosa que ocurra entre ahora y noviembre del 2012. Siento ahora mismo que si el desempleo permanece alto y la economía no mejora, si los precios de las casas continúan bajando, la totalidad de su vida serán anuladas en este momento."

"Nada es más peligroso en la política que el éxito. Pregúntele a Winston Churchill. El éxito en política exterior puede conducir a otro problema. Para Obama es la economía", añade Alex Castellanos, estratega republicano y colaborador de CNN.

Churchill fue un héroe durante la Segunda Guerra Mundial, pero el primer ministro británico fue echado de su cargo poco después del final del conflicto.

El presidente George H.W. Bush puede ser un ejemplo más relevante para Obama. Mientras los índices de aceptación de Bush aumentaban seguido al fracaso de las fuerzas iraquíes a principios de 1991 en la Guerra del Golfo Pérsico. Pero como la atención cambió de la guerra a la economía, los números de aceptación de Bush comenzaron a caer. Para Octubre de 1992, Bush padre tenía un 30 % de aceptación, en su reelección perdió al entonces gobernador de Arkansas, Bill Clinton.

Pero la historia puede no repetirse. Las situaciones son diferentes y se piensa que Obama es más talentoso en la política que Bush padre.

Una cosa es cierta. El sentimiento de bipartidismo y unidad puede ser efímero.

"Recordemos el sentido de unidad que prevaleció el 11 de septiembre", el presidente dijo el domingo por la noche cuando anunciaba la muerte de bin Laden.

Este bipartidismo no duró mucho luego de los ataques terroristas del 2001, la historia podrá repetirse de nuevo.

Publicidad
Publicidad