Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: El Grammy a la canción 'Rehab' de Winehouse, ¿fue un error?

Un ex funcionario estadounidense afirma que es equivocado premiar canciones que se burlen de la adicción a las drogas
mié 27 julio 2011 07:35 PM
Amy Winehouse
amy winehoue

Nota del editor: William J. Bennett es el representante en Washington del Instituto Claremont. Fue secretario de educación de Estados Unidos de 1985 a 1988, y director de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas del presidente George W. Bush.

“They tried to make me go to rehab/ I said, no, no, no...” (“Trataron de hacerme ir a rehabilitación / Yo dije: no, no, no...”)

Rehab, Amy Winehouse

(CNN) Su canción más famosa puede haber hablado sobre el abuso de sustancias , pero se burla de las incitaciones y exigencias a entrar a un centro de rehabilitación por su problema de adicción. Luego, en 2008, la cantante de 24 años que vivía en medio de una historia tras otra sobre abuso de drogas, Amy Winehouse, ganó el Premio Grammy al mejor disco del año, mejor canción del año y mejor nuevo artista del año.

Con estos premios, se envió un mensaje: búrlate de la adicción, crea una canción de guerra para los que sufren de ella, arruina tu vida en todos los demás aspectos excepto por el éxito financiero y el reconocimiento, y serás recompensado con medallas de oro por parte de la industria. Hoy en día, a los 27 años, ella está muerta. La causa de su muerte es desconocida , pero las drogas cobraron un precio en su vida, incluso aunque no hayan causado su muerte.

Nosotros, por supuesto, no sabemos que ocurrirá con el legado artístico de Winehouse: su capacidad como cantante fue comparada con la de Billie Holiday, y ella tenía mucho talento. Sin embargo, su industria debe aprender una lección a partir de su corta vida y muerte prematura, y crear un legado a partir de ello; o al menos aprender algo de ella.

Publicidad

Un buen lugar para comenzar a aprender la lección es el comité de nominaciones a los premios Grammy. ¿Tuvieron ellos algún problema al vaciar su gabinete de premios para darlos a una canción o a un personaje así?

Acaso alguien del jurado dijo: “Espera, creo que podríamos estar enviando un mensaje erróneo aquí” O, más bien, hicieron todo lo posible para llevarla a los premios Grammy, incluso después de que se le prohibió la entrada a Estados Unidos. La respuesta es la segunda; y ella aceptó sus premios por medio de una trasmisión de video desde Gran Bretaña.

Ahora parece que Amy Winehouse se está uniendo a la triste lista de otros artistas con talento, cuyas vidas fueron cortadas por el abuso de drogas. Citando las muertes ocasionadas por las drogas de otros problemáticos músicos a la misma edad, algunos especulan que hay algo especial o siniestro acerca de la edad de 27 .

Pero al cambiar la edad tan solo en unos años, todavía tendrás evidencia de talento eliminado demasiado pronto por el abuso de sustancias. Desde Heath Ledger y Brittany Murphy, hasta River Phoenix, Andy Gibb y Elvis Presley, la lista sigue y sigue. La edad no es el problema, el abuso de drogas lo es.

A la luz de la muerte de Winehouse, mi esperanza es que se realice mucha introspección en la industria del entretenimiento y que los líderes de los Grammy y los productores se pregunten cómo deberían tomar más seriamente los problemas y las situaciones difíciles de una estrella en picada, y ver a los cantantes más como personas y menos como un cheque por regalías.

Por desgracia, hay una actitud indiferente acerca del abuso de drogas en general, y ya ha infectado nuestra cultura actual. Hubo un momento en que tomamos el tema de las drogas más en serio y no fue hace tanto tiempo. Ahora es el momento para introducir de nuevo esa visión.

Hace poco más de dos décadas atrás, no se podía encender un aparato de televisión en este país sin ser consciente del problema de las drogas ilegales . Cuando la estrella del basquetbol universitario Len Bias murió a causa de una sobredosis de cocaína en 1986, este país perdió a un atleta de gran fama y a una promesa. Pero su trágica muerte hizo otra cosa también: inició un diálogo nacional y una campaña sobre el uso de las drogas ilegales.

Poco después de la muerte de Bias, Estados Unidos se familiarizó con una de las series de anuncios de televisión de servicio más conocidas, que presentaba la imagen de un huevo roto sobre un sartén y una voz en off que decía: “Este es tu cerebro cuando te drogas”. Hollywood produjo episodios de comedias y dramas que abordaban el tema de la destrucción que entraña el uso de drogas ilegales.

Ahora, cuando un prometedor estudiante de universidad sucumbe al consumo de drogas y muere, apenas entra en la conciencia nacional. Y no debemos olvidar a los miles de niños que no van a la universidad, cuyas vidas están arruinadas por las drogas. Hemos perdido el sentido de la tragedia y el deseo que alguna vez tuvimos de prevenir estas recurrencias. Hay demasiados Len Bias ahora.

Tal vez las industrias del entretenimiento, la educación y el deporte puedan aprovechar esta, nuestra última tragedia humana, como una llamada de alerta y empezar a crear una campaña nacional de nuevo. Una campaña así comenzaría al tomar responsabilidad de lo que sucede dentro de nuestras escuelas e industrias profesionales. Y debería continuar con la vigilancia por parte de las industrias sobre sus empleados en problemas y enviándolos a rehabilitación, y no haciendo caso omiso de su estilo de vida o diciendo que sus problemas no son de su incumbencia. La verdad es que las drogas matan; y ese mensaje debe ser comunicado una y otra vez, de nuevo.

Las opiniones expresadas en este comentario son únicamente de William J. Bennett.

Publicidad
Publicidad